baloncesto

El Lenovo Tenerife jugará la Final Four de la Champions tras ganar en Bursa (73-74)

Como en el primer partido, una canasta de Marcelinho Huertas decidió en el último segundo
Lenovo-Tenerife
El encuentro entre Lenovo Tenerife y Tofas Bursa se saldó con victoria insular SERGIO MÉNDEZ

El Lenovo Tenerife jugará una nueva Final Four de la Basketball Champions League, la cuarta, contando la F8 de Rusia, tras ganar al Tofas Bursa por 73-74 en un final agónico, con una canasta en el último segundo de Marcelinho Huertas.

Vidorreta salió con todo en Turquía, con Huertas y Shermadini liderando, Salin, en racha en los últimos duelos, Todorovic buscando su mejor versión y el combativo Doornekamp. Los turcos se juegan la vida, por lo que son doblemente peligrosos.

Con todos ellos los aurinegros lograron un primer parcial importante (1-10) tras un inicio en el que a los locales se les vio realmente nerviosos. El buen arranque canarista parecía maniatar al Tofas. Es cierto que los aurinegros se atascaron un poco en ataque, pero dos tiros libres de Fitipaldo mantenían las diferencias (5-14).

Salin, con otro triple (5-17) dejó claro que el Canarias no quería que la eliminatoria tuviera un tercer duelo en la Isla, tratando de clasificarse por la vía rápida. Darslan dio la cara por los suyos ante los errores de Pako Cruz (13-21) y Zukauskas completó un parcial con tres triples seguidos para cerrar la manga con 16-21.

Los turcos querían meterse en el partido, pero el Canarias golpeaba en cada ocasión (18-27). Como la defensa local no era buena, cada vez que el Tofas erraba un ataque, contaba con la amenaza de ver esa diferencia cada vez mayor, algo que aprovechó Doornekamp para, con un triple, obligar al banquillo local a pedir un tiempo muerto cuando aún quedaban seis minutos para el descanso (18-30). El parcial era de 2-9.

El acierto exterior siguió del lado del Lenovo Tenerife, con un Salin espectacular (19-35) mientras el Tofas, ahora sí, veía peligrar su capacidad para no permitir que los tinerfeños se marcharan por una diferencia que podía ser decisiva.

Los de Txus Vidorreta funcionaban en los dos lados del campo (24-41) pero el entrenador vasco, cuando su rival enseñó un poco los dientes (28-41) decidió parar el encuentro. La única opción de que el Tofas cambiara la situación era encadenando varios buenos ataques. Al descanso se llegaba con 30-43.

Sasu Salin, con 138 triples, se convertía en el máximo anotador de lanzamientos de tres puntos en la historia del torneo.

Los turcos salieron con más energía desde el vestuario. Los insulares sufrieron para anotar, pero la renta anterior, bien gestionada, les valió para seguir mandando en el marcador 50-61.

Las mayores complicaciones llegarían en la última manga. Los locales supieron encontrar el camino al aro rival y solo destellos, como un triple de Huertas (62-69) aplacaban a su oponente.

Cuando el Tofas se puso a cinco (64-69) apareció Fitipaldo con un triple (64-72). El casi 47% de acierto en el tiro de tres de los canaristas era inasumible para el equipo turco, muy presionado por el marcador y que empezaba a verse eliminado.

Pero esta eliminatoria estaba obligada a ser apretada, qué menos tratándose de la que lleva a jugar la F4. Los locales consiguieron otro parcial de 4-0 (68-72) y Vidorreta, a falta de poco más de minuto y medio para el final, pidió tiempo muerto.

Fitipaldo perdió la posesión inmediatamente posterior y Tofas anotó por medio de Cook (70-72). A falta de 30 segundos, Fitipaldo falló un triple y los turcos fallaron una bandeja que podía empatar el compromiso. En un primer momento, la posesión era para Lenovo Tenerife, pero los colegiados quisieron ir a ver el vídeo. La bola, al final, sería aurinegra. Solo quedaban 14 segundos para el final.

En el saque de fondo, Fitipaldo perdió el balón y Arslan anotó de tres (73-72). Parecía un milagro para los turcos. En el crono restaban 11 segundos y el Lenovo Tenerife dispondría de un último ataque.

Pero estaba Marcelinho en pista. El referente del Canarias recibió el balón, dejó que corrieran varios segundos, fintó y dejó la pelota en la cesta a falta de solo nueve décimas. 73-74 para otro final apretado que decidía el mismo protagonista.

El Lenovo Tenerife entraba así en la Final Four de Bilbao tras una eliminatoria durísima, decidida, en los dos partidos, por Marcelinho Huertas.

TE RECOMENDAMOS