gastronomía

Bar Tagoror: el ‘club social’ del pueblo de Buzanada

El popular establecimiento, regentado por Salvador y Sandra desde hace tres años, se ha convertido en el punto de encuentro de los vecinos de esta zona del sur de la Isla y de muchas personas que están de paso
bar-tagoror

El Bar Tagoror cuenta, desde hace tres años, con dos grandes personas y hosteleros al frente que se dejan cada día la piel para hacer que su clientela se sienta como en casa y disfrute de su buena comida y su exquisito café mientras lee DIARIO DE AVISOS a través de la nueva app que permite la lectura del periódico a través de un smartphone. Sandra y Salvador, pareja que regenta el Bar Tagoror, han dedicado gran parte de su vida a la hostelería, pero llegado el momento decidieron comenzar esta aventura que les permitiría trabajar juntos y gestionar su propio tiempo.

Los bocadillos de pollo, una de las especialidades del Bar Tagoror

En el Bar Tagoror destacan, sobre todo, los bocadillos de pollo desmenuzado, ya que la forma que tienen de prepararlos los hacen irresistibles para todo aquel que los prueba. Además, también cuentan con otras opciones como hamburguesas, croissants, pulguitas, sándwiches o diferentes tipos de bocadillos. Para beber, aunque cuentan con café, refrescos o jugos, como en cualquier otro bar, destacan por tener una gran selección de cervezas, algo que hace que las personas jóvenes se acerquen cada tarde para disfrutar de un rato agradable en un local familiar y con un trato cercano.

La COVID-19 la han llevado relativamente bien, ya que contaron con la suerte de que el propietario del local suspendiera el pago del alquiler hasta que pudieron volver a abrir. Este gesto les ayudó a mantenerse y poder volver a darle a su clientela un lugar en el que estar en los meses más duros de la pandemia. Ahora, con la subida de precios generalizada, la situación es algo más complicada, ya que han preferido perder beneficios antes que subirle el precio a sus productos, poniendo en primer lugar a su clientela.

TE RECOMENDAMOS