cd tenerife

El Tenerife logra la décima victoria foránea del curso en Lugo (0-2)

Mario González y Andrés Martín certificaron un triunfo vital que mantiene al Tenerife en la cuarta plaza de la tabla

El CD Tenerife respondió en Lugo con una victoria fundamental al arreón que todos sus rivales dieron en esta jornada. Ganaron los ocho primeros clasificados y los blanquiazules entre ellos, quizás sin brillo, pero con toda la efectividad del mundo en dos acciones que nacieron a balón parado y en las que Gallego asistió de cabeza. Los dos tantos visitantes vieron la luz en la segunda parte y fueron obra de Mario González y de Andrés Martín. Con este triunfo, el décimo fuera de casa de la temporada, el Tenerife se mantiene en la cuarta plaza de la clasificación.

Hasta cuatro novedades presentó Luis Miguel Ramis en el once inicial. Con respecto a la formación que saltó de inicio ante el Huesca, jugaron Pomares, en el lugar del lesionado Álex Muñoz; Carlos Ruiz, por Sergio González; Pablo Larrea, por Corredera; y Mario González, por Bermejo, que también sufre molestias físicas.

Empezó el Lugo con potencia, utilizando el fútbol directo para atacar la portería de Juan Soriano. Las acciones a balón parado, especialidad de la casa, provocaron los primeros dolores de cabeza para la defensa visitante. En ataque, el Tenerife tenía un plan único: buscar en valocidad a Mario, o que Gallego lograse una prolongación acertada. Ni una cosa ni la otra.

Con el paso de los minutos, el lugo fue perdiendo fuelle y el Tenerife no terminaba de mejorar, por lo que el primer acto se convirtió en un sufrimiento infinito para los espectadores del Anxo Carro, unos cuantos de ellos seguidores blanquiazules, y para los teleespectadores.

Le vale al Lugo con lo poco que propuso, que busca certificar la permanencia en Segunda División, pero obviamente no le vale a un Tenerife que tiene como objetivo el ascenso a Primera División. La primera parte fue de esas que le gustan a Luis Miguel Ramis. Pasó nada o casi nada y todo está por decidir en la segunda parte.

La segunda parte arrancó con el mismo patrón que el primero. El Tenerife mimetizó el planteamiento rácano del Lugo

A partir del minuto 60 despertó el Tenerife y metió el miedo en el cuerpo al Lugo con dos saques de esquinas prácticamente consecutivos. Precisamente en el segundo los blanquiazules se adelantaron en el marcador.

La defensa local despejó pero el rechace fue a parar a los pies de un Mellot que la bombeó para que Enric Gallego prolongase la pelota hacia el corazón del área pequeña gallega, donde apareció con todo Mario. El delantero alargó la pierna para introducir la pelota en la portería local. El cuadro tinerfeño lograba adelantarse en un partido tan trabado como igualado. Se quedó tendido Gallego durante la celebración del gol acusando un golpe en el rostro.

Tras el tanto, Ramis hizo el primer cambio del encuentro y entró al campo Bermejo, saliendo del mismo Elady. Más adelante entraría Andrés Martín, protagonista del segunda tanto tinerfeñista.

Pero mucho antes de eso, el Lugo pudo empatar por mediación de Clavería, que falló solo ante Soriano. Error inexplicable del jugador lucense, por fortuna para los de Ramis.

Los visitantes empezaron a controlar el partido a partir de ese momento, aunque sin crear demasiado peligro. De hecho el 0-2 llegó en otra acción a balón parado y casi aislada.

Ese segundo tanto de los de Ramis parte de una falta en el medio campo, lanzada a la frontal del área, que prolonga, otra vez, Gallego de cabeza y la pelota le llegó a un Andrés Martín que, sin tener una marca férrea cercana, pudo matar el balón con el pecho y, sin caer el balón al suelo, conectó un misil que fusiló al meta gallego. 0-2 y el partido parecía sentenciado.

El Lugo perdió fuerza a partir de entonces y solo puso en aprietos a Soriano con un cabezazo de un jugador local al que respondió el meta insular con una espectacular parada hecha con la mano izquierda.

Esa fue la última acción de un partido en el que el Tenerife ganó sin brillo, pero cumplió con lo que tenía que hacer.

TE RECOMENDAMOS