santa cruz

Más de 300 vecinos exigen mejoras para el centro de salud de San Andrés

Bajo el lema ‘Por una sanidad digna’, los afectados se manifestaron para reclamar más facultativos y medios idóneos que permitan prestar una atención que responda a las necesidades de la población
centro-de-salud-de-san-andres

Un pediatra de tarde, un servicio de urgencias permanente en horario nocturno y los fines de semana, más días para realizar analíticas, y más médicos que puedan atender a la población, fueron algunas de las reivindicaciones expuestas ayer por los vecinos de San Andrés durante la manifestación convocada para exigir una sanidad digna y en concreto, mejoras en el consultorio del barrio, que tiene tanto carencias materiales como humanas.

La protesta, a la que acudieron más de 300 personas, según los organizadores, partió a las 11.00 horas desde la iglesia, recorrió la calle Avelino Delgado, continuó por la avenida Dique en dirección a la carretera de Taganana y finalizó en las oficinas descentralizadas del Ayuntamiento. En ese punto, el presidente de la asociación de vecinos El Pescador, Gabriel Rodríguez, leyó un manifiesto en el que se subrayó que la salud “es el bien más grande y preciado para el ser humano” y por lo tanto, era indispensable contar con un sistema sanitario “que responda a las necesidades” de los vecinos y “les permita vivir tranquilos, conscientes de que pueden contar con medios materiales y profesionales eficientes”.

Recordó que en la década de los 90, las reivindicaciones de la población se centraban en la construcción de un centro sociosanitario que además de los habitantes de San Andrés, luego tuvo que atender a los de otros núcleos de población de Anaga como son San José de Suculum e Igueste. “Esto exige de un consultorio que cuente con unos requisitos mínimos tanto a nivel material como humano, con trabajadores de la sanidad dispuestos a atendernos con profesionalidad, con empatía hacia los pacientes, con un trato siempre cordial que tenga en el respeto al enfermo y a sus problemas el telón de fondo de estas conductas”, ya que son muchas las quejas sobre la “poca empatía del personal”, sostuvo Rodríguez.

Funcionamiento deficiente

Por el contrario, añadió, “hace años que venimos recibiendo quejas de los vecinos que se centran en el deficiente funcionamiento del ambulatorio, en el sentido más amplio de la palabra. Estas deficiencias se han incrementado durante la pandemia y, actualmente, continúan”.

Lejos de mirar hacia otro lado, la asociación de vecinos ha dirigido diferentes escritos a los responsables de la zona sin éxito, ya que ambas partes se han reunido en varias ocasiones pero luego no hay soluciones.

Gabriel Rodríguez recordó ante los manifestantes algunos de los problemas más graves que tiene el consultorio en la actualidad y que se han agravado durante los dos últimos años. Uno de ellos es tener solo un médico por turno. Ello supone que si tiene que atender visitas a domicilio, los pacientes tienen que esperar a que regrese. “Pueden pasar horas para que esto ocurra. No es ético ni justo que los enfermos tengan que aguardar a que llegue el único facultativo para ser atendidos. Exigimos otro médico para que no tengan que verse afectados por esta situación”, espetó.

También es deficiente el servicio de pediatría, al contar solo con un pediatra en horario de mañana, por lo que requieren otro que atienda por las tardes.

Respecto a las urgencias, el representante vecinal dijo que no se prestan en horario nocturno y tampoco los fines de semana, ocasiones que, en caso de necesitarse, tienen que ser derivadas al centro de salud La Casa del Mar, en la Avenida de Anaga. Así ocurrió durante la campaña de vacunación de la COVID-19, cuando los vecinos tuvieron que trasladarse a ese punto, “pese a que había gente que no tenía recursos para coger una guagua y que hubiera sido más fácil poner un enfermero en San Andrés”, consideró el presidente de ‘El Pescador’.

En relación a los medios materiales, los afectados piden que se aproveche mejor el espacio del edificio, algo esencial para garantizar una mejor atención. “El inmueble se ha quedado pequeño. Existen zonas del mismo que están claramente desaprovechadas. La zona destinada a las analíticas sólo se utiliza unos días a la semana y permanece cerrada el resto de días”, aseveró.

No es la primera vez que plantean estas reivindicaciones. Ya han sido trasladadas en diversas oportunidades a la Administración “sin que hasta la fecha se haya respondido de forma positiva a ninguna de ellas”, afirmó.

Indignación

Por ello, “después de llevar a cabo una recogida de firmas apoyada por más de 600 vecinos y de que el propio Pleno municipal instara a la administración competente a corregir errores, vemos con indignación como las circunstancias nos permiten entender que el centro de salud del pueblo exige de una respuesta urgente e inmediata que contribuya a su mejora en todos los aspectos”, sostuvo.

Al culminar el acto, el presidente aclaró que a los responsables de la asociación “no nos gusta convocar manifestaciones, pero cuando los vecinos se quejan por lo mismo, el último recurso que nos quedaba después de haber presentado firmas, escritos y haber tenido reuniones con el gerente de zona tras las cuales no hubo respuestas, era protestar en la calle”.

Rodríguez consideró que “el apoyo de la población fue satisfactorio porque no solo acudieron vecinos de San Andrés sino también de María Jiménez, El Suculum, Igueste y Cueva Bermeja y que fue un fin de semana”.

Así, con pancartas que rezaban: ‘Por una sanidad digna’ y banderas de Canarias, los manifestantes marcharon durante más de una hora para exigir soluciones a una serie de problemas que llevan años. “Se trata simplemente de que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias” muestre su predisposición a encontrarlas.

En este sentido, Gabriel Rodríguez adelantó que el viernes recibieron la llamada del gerente de Atención Primaria para emplazarlos a una nueva reunión la próxima semana con este último objetivo.

TE RECOMENDAMOS