cd tenerife

El Tenerife se hace gigante en Girona y logra virtualmente el playoff (0-1)

Un solitario gol de Mario González y una defensa inquebrantable logran derrotar a un Girona que lo intentó de todas las maneras, pero que no pudo superar a un equipo que ya ha logrado el mejor registro de puntos como visitantes de la centenaria historia del club
girona-cf-cd-tenerife

Tenía que ser en Girona. Otra vez tenía que pasar en la ciudad catalana. Montilivi es uno de esos estadios talismán para los blanquiazules, que una vez lograron un ascenso a Primera allí y ayer lograron la clasificación virtual para disputar los playoffs de ascenso esta temporada. Lo hicieron a lo grande. Mostrándose como son, un equipo rocoso, duro, con alma, coraje y dos narices muy gordas. Vencieron por la mínima, gracias a un gol de cabeza de Mario González, realizando un ejercicio de entrega, solidaridad solidez defensiva como hace muchísimo que no se veía. El club catalán las tuvo de todos los colores y formas, pero jamás superaron del todo a un equipo que se asienta aún más en la cuarta plaza y que ya posee el récord histórico de victorias foráneas de la historia centenaria de la entidad, que antes lo tenía la escuadra que subió a Primera con Benítez.

El CD Tenerife se fue al túnel de vestuarios del estadio de Montilivi con un gol de ventaja tras medirse a un Girona que tuvo ocasiones suficientes como para irse al descanso con algún gol a favor. Mario González se elevó en el aire entre dos centrales en el minuto 40 para anotar de cabeza el único gol del partido.

El Tenerife fue de menos a más en la primera parte, hasta decantar el marcador y el partido hacia sus intereses. Pero para llegar a ese punto, los blanquiazules primero tuvieron que sufrir mucho.

El Girona empezó mandando en el partido y todo el peligro que crearon llegó por la banda derecha blanquiazul. Álex Baena e Iván Martín se convirtieron en dos pesadillas para la zaga visitante, que ya tenía bastante tarea con marcar de cerca al uruguayo Stuani.

Ya en el minuto 18 llegó la primera gran ocasión de gol local. Soriano tuvo que intervenir para salvar a su equipo. Aleix García primero, e inmediatamente después Álex Banea, no marcaron por muy poco. Estuvo inmenso el portero blanquiazul para evitar lo que parecía claramente el 1-0.

Luego llegarían muchos acercamientos más que crearon incertidumbre a una zaga tinerfeña que pudo repeler todos los ataques como buenamente pudo. No fue hasta la segunda parte del primer acto cuando el Tenerife empezó a despertar.

El duelo se empezó a encrespar y ahí jugadores cancheros como Mollejo o Elady demostraron que se les saben todas. Los jugadores del Girona se empezaron a poner nerviosos y empezaron a dejar algunos recaditos en las piernas de los blanquiazules, que estaban logrando desquiciar al rival.

La recta final de la primera parte dejaba un empate a cero que parecía buena para el Tenerife, pero Aitor, Enric y Mario se negaron a firmarlo. En el minuto 40, el primero robó cerca del área catalana y abrió para un Enric que se puso el traje de asistente. El punta colgó un balón para Mario, quien se suspendió en el aire entre dos centrales para lograr cabecear un balón que se coló en la portería de un Girona que no se lo creía. Era el 0-1, un gol que ponía al Tenerife en ventaja en un partido muy disputado.

En los últimos minutos de la primera parte pasaron muchas cosas. Se lesionó Larrea en la rodilla, aunque pudo aguantar hasta el descanso. Ramis lo relevaría por Corredera para jugar la segunda parte. Además Soriano y Stuani fueron amonestados con tarjeta amarilla, por lo que el portero blanquiazul, que será sancionado por acumulación de tarjetas, se perderá el partido del próximo domingo en el Heliodoro. Esto significa que Dani Hernández tendrá que debutar en la competición liguera.

En la segunda parte el Girona activó el modo arrollador, pero se tropezó un muro grandísimo llamado CD Tenerife, un equipo que ya lleva 16 partidos dejando su portería a cero.

Nada más pitar el colegiado la reanudación, un disparo de Arnau Martínez superó a Juan Soriano, pero Mellot y el meta tinerfeñista conjuraron el peligro cuando Montilivi ya se levantaba.

En la siguiente acción Stuani se quedó solo ante el cancerbero blanquiazul y cayó dentro del área, pero afortunadamente estaba en fuera de juego. Ya la situación pintaba a que el equipo iba a sufrir si quería sacar los tres puntos. En el 63 Borja García disparó con peligro, pero el balón se fue fuera después de tocar en un defensa tinerfeñista. El Tenerife se defendía con uñas y dientes, sabiendo que ellos iban con todo.

Míchel, en la banda local, se desgañitaba viendo con impotencia que los suyos no eran capaces de empatar. Deshizo la defensa de tres. Retiró a Bernardo para dar entrada al talentoso Samu Sáiz, mientras que el veloz Jairo reemplazó a Juncá en la izquierda. También Ramis movió el banquillo. Moore y Andrés Martín entraron en lugar de Elady y de Mario. Minuto 69.

Mellot se disfazó de Jesucristo para salvar in extremis un balón, rematado por Stuani, que ya entraba en la meta de Soriano. De hecho el esférico se introdujo en gran medida en la meta tinerfeña, pero no toda y eso hizo que el gol no subiera el marcador. Los jugadores del Girona no se lo terminaban de creer, pero el VAR dio la razón al asistente, que tuvo vista de lince para apreciar bien la acción desde el principio.


Fue esa enorme decepción la que mató al cuadro local, que parecieron perder todas las esperanzas de poder empatar la contienda. Volvió a crecerse el Tenerife, que tuvo incluso alguna posibilidad de aumentar su marcador, como cuando Mellot disparó a portería obligando a la intervención de Juan Carlos.

TE RECOMENDAMOS