la palma

Lo peor de la erupción de La Palma está en La Bombilla: hay gases “incompatibles con la vida”

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha dicho este jueves que lo peor de la erupción volcánica ahora se encuentra en la zona de La Bombilla, en la costa de Tazacorte y Los Llanos de Aridane
Lo peor de la erupción

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha dicho este jueves que lo peor de la erupción volcánica ahora se encuentra en la zona de La Bombilla, en la costa de Tazacorte y Los Llanos de Aridane, donde la emisión de gases es “incompatible con la vida”.

En una comparecencia en el Parlamento ante la comisión de reconstrucción de la isla ha comentado que no hay una “previsión” para saber cuando podrá volver la gente a sus casas pues no se sabe “cuánto tiempo va a durar”.

Por ahora, ha detallado que lo que van a hacer es aumentar el número de estaciones de mediciones de gases para hacer una zonificación, dejando claro que en Puerto Naos tampoco se puede retornar aún a las viviendas pero su situación es mejor que la de La Bombilla.

Blanco ha garantizado también que una erupción volcánica en Canarias se va a volver a “repetir” y ha pronosticado que al menos esta generación vivirá una más –“por supuesto”– porque la dinámica volcánica del archipiélago “no se va a parar”.

Por ello, ha abogado por incrementar la formación de la población para estar “más preparados”.

Lo peor de la erupción
Lo peor de la erupción de La Palma está en La Bombilla: hay gases “incompatibles con la vida” / Europa Press 26/9/2021

Sobre la erupción ha comentado que lo que más les sorprendió fue la “velocidad” en comparación con la de El Hierro ya que allí la crisis sísmica empezó en julio en el Valle de El Golfo y la erupción se inició en octubre de forma submarina al sur de La Restinga.

En cambio, en La Palma, “día a día” los terremotos eran cada vez más superficiales hasta que llegó un punto en el que sabían que iba a ser “inminente”, reconociendo que era “imposible” determinar el momento exacto de la salida de la lava.

Ha indicado también que después de cada erupción “se aporta conocimiento para el futuro”, por eso se aprendió de la de El Hierro y ahora ha habido un gran “consenso” en el campo científico con “todos remando en el mismo sentido y sin discrepancias públicas”.

Sobre la gestión ha señalado que todo peligro natural debe estar tutelado por una institución nacional de referencia aunque la investigación es más libre y la puede ejercer “cualquiera” y cara al futuro ha abogado por implantar en Canarias un Grado de Geología o en su defecto, un máster especializado en vulcanología.

TE RECOMENDAMOS