El manual de bolsillo de Mario Alonso Puig

El prestigioso médico y autor de ‘bestsellers’ de autoayuda ofrece un listado de siete secretos para ser feliz y tener éxito en la vida
Mario Alonso Puig

Por Luis Serrano

El prestigioso médico madrileño formado en Estados Unidos Mario Alonso Puig, uno de los principales autores españoles de libros de autoayuda y desarrollo personal, elaboró en su día un listado de siete secretos para ser feliz y tener éxito en la vida. Su recetario saltó a la pequeña pantalla y se hizo viral tras emitirse en siete capítulos en el programa El Hormiguero, de Antena 3, en diálogo con el presentador, Pablo Motos. Estos son los secretos de Mario Alonso Puig, que pone tareas para ver los resultados y convertirlas en hábitos.

1.- Gestiona tu cara y gestionarás tus emociones. Puig llama la atención sobre la importancia de sonreír (que emite buenas señales a la región prefrontal izquierda de nuestro cerebro) y recomienda durante una semana proponerse cada mañana sonreír, incluso, a las personas que menos nos agraden. “Cuando cambias la forma de ver las cosas, las propias cosas cambian”, dice el autor de Resetea tu mente. La región prefrontal izquierda se conecta con la amígdala (de donde irradia la tristeza y el miedo). Con pequeños pasos se va reeducando la amígdala y se gana en tranquilidad y serenidad, asegura.

2.- La conversación interior. Esta suele producir daño y afecta a la salud. Mata neuronas en los hipocampos. Según la Universidad de Harvard, entre el 60 y el 90% de las consultas médicas se deben a la insana conversación interior. Sugiere detenerse ante la charca del pensamiento negativo y preguntarse:1) qué noto en mi cuerpo (posiblemente, opresión), 2) qué siento (miedo, angustia etc), 3) qué me estoy contando (el pensamiento negativo de que se trate) y 4) qué exageración es esta (como reflexión). El autor propone en ese trance recurrir al maestro interior (que llevamos todos y nos otorga sabiduría) para darnos ánimo: 1) qué me puedo decir para sentirme mejor, 2) cómo empiezo a sentirme (menos enfadado), 3) qué noto en mi cuerpo (mejor sensación) y 4) cuál es el primer paso que debo dar (y darlo para salir adelante). “Quien manda eres tú, no tus pensamientos tóxicos”, subraya Puig.

3.-Recarga las pilas o acabarás en el basurero. Dada la exposición habitual a situaciones de mucho estrés, acumulamos una gran carga alostática, causante de enfermedades fisiológicas y psicológicas, como infartos y depresión. Puig alerta sobre este riesgo silencioso y recomienda ejercicios prácticos durante la jornada para aliviar esa carga tóxica: 1) cada 2-3 horas hacer 10 respiraciones (inhalar hondo, seguido de una espera de segundos y exhalar largo y pausadamente, generando así serotonina contra la carga alostática), 2)aplicar la técnica de relajación de Jacobson (apretando con fuerza los puños, respirar hondo y abrir lento las manos durante diez veces) en varias sesiones durante el día, 3) caminar 10 minutos al día a paso ligero para elevar la oxitocina, y 4)escribir en un papel pequeño las palabras que definen el mal estado de ánimo que padeces (odio, ira etc.), luego arrugarlo y tirarlo, para, a continuación, escribir en una hoja más grande palabras de cómo te quieres sentir, y esa doblarla y guardarla en el bolsillo para releerla varias veces al día.

4.- Inflúyete a ti mismo para ayudarte y no para anularte. Mario Alonso Puig parte de la base de que no hay nadie que tenga más influencia en nosotros que nosotros mismos y cita a Eleanor Roosevelt: “Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”. El investigador aconseja el agradecimiento como terapia. Iniciar la jornada tras despertar agradeciendo las cosas que funcionan en nuestra vida y a las personas que nos han ayudado. Tiene el efecto de levantar el estado de ánimo. A su vez, en las noches agradecer y valorar todo lo positivo que nos ha ocurrido contribuye a paliar el insomnio y nos saca de la zona de oscuridad. Durante una semana, tres veces al día, propone cinco minutos prestando atención a lo que funciona en nuestra vida.

5.- Si lo puedes imaginar, lo puedes crear. Cita al científico valenciano Álvaro Pascual-Leone, de la Escuela de Medicina de Harvard, uno de los mayores sabios de la neuroplasticidad. Para que una serie de células madres se conviertan en neuronas define un código de buen hacer: visualizar lo que se desea honestamente, usar la imaginación y pensar en lo que se quiere que suceda. El ejemplo usual de pensar en un aparcamiento para encontrarlo. Imaginar estar con gente agradable… Ese tipo de hábitos facilita transformar la estructura celular. Puig pone tarea: durante tres semanas, por las mañanas, dedicar cuatro minutos a un reto del día que comprenda: confianza, serenidad y aplomo.

6.- Por la noche eliges lo que te construye o destruye. Dedicar dos minutos antes de dormir a recuerdos positivos. Basta con ello.

7.- No hay felicidad sin el otro. Cuando te importan las otras personas se dan cambios en ti, eleva la oxitocina, una hormona que baja los niveles de ansiedad, y el colesterol, y protege el corazón. Hacer algo por los demás, cura. Los deberes de Puig a este respecto son: por las mañanas proponerse como prioridad ayudar a alguien, regalar un gesto a otra persona.

En general, el doctor Puig recomienda practicar la benevolencia, que es algo que activa la región prefrontal izquierda. Sonreír a menudo y hacer ejercicio físico aporta salud y bienestar. Según Puig, está demostrado, mediante la neurogénesis, que en pocas semanas con prácticas como estas siete, somos capaces de crear nuevas neuronas para dar nuestra mejor versión, y de eso da crédito la ciencia médica con ayuda de cámaras de resonancia funcional.

Algunas curiosidades dan idea de lo mágico del bienestar adquirido con muy poco esfuerzo. Al respirar podemos imaginar el color azul, que transmite sosiego, y al espirar, pensar en la palabra uno, que es neutra y beneficiosa. Misterios de la ciencia.

TE RECOMENDAMOS