marcas

Mi Café, en Valle San Lorenzo, un establecimiento que comenzó junto a la pandemia

Geylis Dabays y su pareja Yosdani Jiménez han sabido enfrentarse a la COVID-19 desde que abrieron, consolidando el negocio y haciéndolo crecer
Mi Café, en Valle San Lorenzo

La historia de Mi Café, en Valle San Lorenzo, se remonta mucho tiempo atrás, pero desde que Geylis y Yosdani comenzaron a regentarlo desde principios de 2020, a los méritos que ya tenía se han sumado una gran cantidad de puntos positivos, como son una exquisita pata asada horneada por ellos o una plantilla encantadora. Pese a que esta pareja ya contaba con experiencia en gestionar locales, ya que tenía un supermercado en La Gomera, la pasión por la hostelería les llevó a desarrollarse también en este ámbito, algo que estos cubanos de nacimiento, pero canarios por trayectoria, han sabido hacer muy bien, resistiendo al abrir tan solo dos meses antes del principio de la COVID-19.

En Mi Café, además de poder disfrutar en su amplio y bonito local y de poder leer DIARIO DE AVISOS a través de la nueva app, que permite la lectura del periódico por medio de un smartphone, puedes gozar de una gran variedad de pulguitas, sándwiches y bocadillos, entre los que destaca el de pata asada. Además, cuentan con una carta en la que podemos encontrar para almorzar platos como cordon bleu, pollo empanado, costillas a la barbacoa, gambas empanadas, ensaladas diversas de pollo, atún o mixtas o el exquisito sándwich especial de la casa, todo elaborado a base de productos locales frescos en el momento, lo que aporta un plus a su cocina.

Mi café, en Valle San Lorenzo, es un lugar decorado, amplio, agradable, fresco y con una limpieza impecable

Mi Café, en Valle San Lorenzo
El exterior de la cafetería, ubicada en Valle San Lorenzo.

Tener un local tan bien decorado, amplio, agradable, fresco y con una limpieza impecable es tan solo uno de los atractivos de Mi Café, y es que la calidad de sus productos y la frescura de su cocina, sumado al trato familiar y cercano, hacen que sus clientes se sientan cómodos y decidan repetir una y otra vez. Sin duda, en Mi Café cualquier cliente -nuevo o asiduo- se sentirá como en casa con tan solo sentarse a la mesa.

TE RECOMENDAMOS