medio ambiente

Encuentran 3 km2 de bolsas de plástico en un vertedero de Gran Canaria

Gran parte de estas bolsas incidían sobre un número amplio de ejemplares de cardones, rocas del terreno y taludes de los desniveles naturales existentes
vertedero-de-gran-canaria

El SEPRONA de la Comandancia de Las Palmas, ha denunciado el pasado día 26 de abril a la empresa encargada de la gestión de un vertedero de Gran Canaria al encontrarse en las inmediaciones del mismo y ocupando una extensión de unos 3 km2 una gran presencia de plásticos ligeros (bolsas de plástico, sacos y trozos de film plástico de múltiples características) vertidos por todo el entorno natural de la zona de Juan Grande.

La Guardia Civil se persona en el vertedero de Gran Canaria

Mientras los componentes del SEPRONA de la Comandancia de Las Palmas realizaban el servicio propio enmarcado en la protección del medio ambiente por la zona en la zona de Juan Grande, detectaron una gran acumulación de bolsas de plástico que parecían haberse acumulado ese mismo día o días anteriores, afianzándose sobre los distintos obstáculos naturales, tales como plantas herbáceas y arbustivas, además hay que subrayar que una gran parte de estas bolsas incidían sobre un número amplio de ejemplares de cardones, rocas del terreno y taludes de los desniveles naturales existentes.

Inmediatamente el SEPRONA hizo un seguimiento del rastro de vertido de bolsas hasta el lugar donde mayor acumulación había, comprobando como este podía tener su origen en un vertedero de Gran Canaria de la zona de Juan Grande al detectarse una mayor presencia de bolsas al ir aproximándose al citado complejo y que se habían extendido dirección sur impulsadas por la dirección del viento.

Los agentes encontraron bolsas de plástico, sacos y trozos de film plástico de múltiples características

Investigación y pesquisas recabadas

Por todo ello, el SEPRONA realizó una inspección en una planta de tratamiento de residuos con el objetivo de conocer el origen fin de averiguar el posible origen de los residuos, llegando a la conclusión de que estas bolsas proceden del tratamiento de los desechos que provienen de la separación de los residuos urbanos, que en su mayor parte se componen de plásticos ligeros que no pueden ser reciclados, y que además estos poseen una alta capacidad volátil, lo cual unido a la frecuente presencia de viento en la zona pudo haber provocado la salida de dichos residuos del recinto con la posterior acumulación en el entorno natural.

Además, la Guardia Civil tramitó la correspondiente acta y denuncia por una supuesta infracción a la ley 7.22 de suelos contaminados y residuo dirigido a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural, órgano competente a la apertura de expedientes sancionadores en esta materia del Gobierno Autónomo de Canarias.

TE RECOMENDAMOS