la orotava

Agapito de Cruz Franco ya es Villero de Honor de La Orotava

El docente, ya jubilado, y originario de Zamora, llegó a La Orotava en 1979, y desde entonces ha permanecido ligado al municipio con una participación activa en la vida social
Agapito de Cruz Franco ya es Villero de Honor de La Orotava
Agapito de Cruz Franco en la entrega del título de Villero de Honor. DA

El Salón Noble del Ayuntamiento de La Orotava acogió el pasado jueves, 9 de junio, el acto de entrega del título de Villero de Honor a Agapito de Cruz Franco, por su trayectoria docente, política, social y cultural en este municipio. El Pleno de la institución local aprobó este acuerdo institucional en conformidad con las distinciones honoríficas que se recogen en el Reglamento de Protocolo, Honores y Distinciones.

El acto, cargado de emotividad, contó con numeroso público que quiso arropar a Agapito de Cruz, quien agradeció a todos el apoyo mostrado durante las distintas etapas de su vida. Tras recibir el título valoró de corazón la distinción que le otorga la corporación municipal, aunque se considera “una persona normal” que se ha adaptado al lugar donde vive-siendo la Villa en el que más años de su vida ha pasado- apreciando todos los valores, costumbres, tradiciones y virtudes que ofrece la Villa, Tenerife y las islas Canarias.

Sin embargo, el alcalde, Francisco Linares, incidió en que Agapito de Cruz Franco “no es normal; es una persona excepcional por todo lo que ha hecho por La Orotava y sus vecinos”. Por lo que se considera un villero más, un villero de pro. Ha escrito numerosos libros, un docente extraordinario, fue el propulsor de la oficialidad a los maestros voluntarios, implantó radio Kiosco en el IES La Orotava-Manuel González, y que se extendieran las radios por el resto de colegios del municipio, a la par de ser pieza clave en la reciente puesta en marcha de la radio municipal la ‘Voz Joven’, entre otras múltiples cosas. Además de ser una buena y ejemplar persona, que dejó huella también durante su trayectoria política en el ayuntamiento.

Agapito de Cruz Franco, nació en Belver de los Montes, Zamora, en el año 1953. En 1979 llegó a La Orotava donde rápidamente se integró y en la que reside. Su labor como docente la ha realizado en La Orotava, en el Colegio Ramón y Cajal durante la década de los años 80, coincidiendo con el gran cambio que se produjo en la educación en la Villa, y del que fue protagonista junto a sus compañeros de profesión.

Fue director de este centro entre los años 1983 y 1986, innovando la educación junto a sus compañeros en variados aspectos que se adelantaron a lo que posteriormente desarrollarían las posteriores leyes de educación. La semana cultural canaria o una gran batería de actividades extraescolares unidas al barrio de La Piedad y a la Villa de Arriba como el Club Baloncesto Valleorotava o el propio Equipo de Lucha Canaria que él impulsó están en la memoria de todos. Es también con él como director y junto al exalcalde Isaac Valencia cuando se renueva su infraestructura tal y como la conocemos hoy.

Más tarde impartiría clases en el Colegio El Médano en Granadilla de Abona del que fue su jefe de Estudios, luego en el IES San Juan de la Rambla, y de nuevo en La Orotava, en el IES La Orotava-Manuel González Pérez donde, aunque ya jubilado, continúa su labor educativa colaborando junto al alumnado en la organización de la radio escolar, Radio Kiosko, inaugurada en 2014.

Involucrado con la ecología de las Islas dentro del Movimiento Ecologista Canario y principalmente desde los colectivos: Naturaleza y Sociedad de La Orotava, clave en la lucha por Salvar El Rincón y desde EI Tagoror Ecologista Alternativo (TEA) que lideraría la lucha contra los modelos energéticos contaminantes y que se significaría con motivo del movimiento ciudadano Toda la Isla es Vilaflor, del que fue su portavoz. Una de sus características fue siempre la unión de ecologismo y educación en experiencias fuera del aula como la propia Naturaleza y Sociedad o los Equipos Verdes, niños que actuaban por toda la isla en la defensa de la naturaleza y que surgieron durante su etapa en El Médano.

TE RECOMENDAMOS