la laguna

Analizan la caída de bloques de un muro que se construye en Las Chumberas

Desde Muvisa explican que no existe riesgo de desprendimiento y que se realizarán unos ensayos para acometer su reparación
Imagen de la plataforma vecinal Chumberas Basta Ya del estado del muro. Cedida
Imagen de la plataforma vecinal Chumberas Basta Ya del estado del muro. Cedida

Las empresas y entidades que participan en las obras de urbanización de Las Chumberas han acordado realizar una serie de ensayos tras la caída de la piel de uno de los muros que se están construyendo en la zona, antes de determinar los motivos del desprendimiento y proponer una solución definitiva. Así lo explicó ayer el consejero delegado de Muvisa, Ignacio Viciana, quien afirmó que “es probable que los bloques que se habían colocado sigan cayendo en los próximos días, pero no existe riesgo de desprendimiento del muro, en una zona que ha sido aislada y en la que se ha decidido paralizar los trabajos hasta nueva orden”.

El pasado domingo se detectó una rotura y posterior desprendimiento de los bloques de hormigón que conforman la cara vista y pie de dicho muro segmentado, en la prolongación de la calle Volcán Fogo con Volcán Pacaya, en Las Chumberas. Viciana explicó que, desde ese mismo día, se procedió a tomar las medidas para garantizar en todo momento la seguridad del perímetro, estableciendo un doble vallado hacia el interior y manteniendo un personal de vigilancia durante las 24 horas.

Mientras, ayer se procedió a realizar una reunión de los diferentes agentes que participan de la edificación: la dirección de obra, la empresa constructora, el subcontratista de la ejecución del muro, la entidad de control de la geotecnia del terreno y el ente gestor Muvisa, al objeto de determinar las próximas acciones a tomar.

“De entrada, se prevé que en los próximos días continúe ocurriendo un mayor desprendimiento de bloques. Además, se ha podido visualizar que en la parte estructural del sistema el relleno ejecutado tras dicha cara vista de bloques, a base de tongadas de material fresado y geomalla, permanece estable y sin riesgo de desprendimientos”, indicó Viciana. A partir de aquí, explicó, se diferentes ensayos de los bloques y del material compactado en el muro, unos en la Isla y otros que son necesarios hacer en la Península; y también se ha considerado necesario realizar un levantamiento a base de nubes de puntos para estudiar los diferentes movimientos que se hayan podido producir. En cualquier caso, la piel de ladrillos se sustituirá por completo en toda la superficie del muro.

Mientras, indicó que la vigilancia del muro continuará durante toda la semana y al final de la misma o a principios de la próxima “se podrá conocer el resultado de los ensayos y tomar las decisiones para la reparación completa y efectiva del muro”.

En todo caso, “ha quedado claro que los costes de la reparación tendrán que asumirlos los responsables de este desprendimiento y en ningún caso supondrá un doble gasto de dinero público”, apuntó.

TE RECOMENDAMOS