tenerife

Valbuena zanja la polémica: “Es completamente falso que se vaya a cobrar por acceder al Teide”

El Gobierno regional garantiza que se llegará a acuerdos con todos los colectivos interesados en el PRUG
cobrar-por-acceder-al-teide
Parque Nacional del Teide. DA

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, a raíz de las últimas informaciones publicadas sobre el borrador del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional del Teide, ha querido destacar la ejemplaridad del proceso de participación pública que se ha llevado a cabo con este instrumento, que en la actualidad sigue abierto y ha ampliado su plazo para presentar aportaciones.

“Este Gobierno se toma muy en serio la participación real y efectiva de la ciudadanía, hasta el punto de no solo ampliar el plazo de exposición pública, como hicimos con las leyes de Cambio Climático y Biodiversidad, sino incluso mantener reuniones específicas con colectivos y administraciones que han presentado alegaciones por la vía oficial. Solo de esa manera hemos conseguido, entre otros hitos, que la Ley de Cambio Climático sea la más participativa de la historia de las islas, gracias a las más de 500 aportaciones que logramos recopilar por las vías presencial y telemática”, explicó Valbuena.

El consejero subrayó que se trata de un documento previo de trabajo del que se partirá y que su versión final “distará a buen seguro del original al enriquecerse con las contribuciones de los distintos colectivos, que se están haciendo llegar en el período de exposición pública y a través de los encuentros de trabajo que ya se están manteniendo con entidades y representantes de distintos sectores que tienen algo que decir sobre este PRUG”. De hecho, Valbuena hizo hincapié en que el borrador contiene más de 60 páginas y existen discrepancias en tres apartados concretos que “no son la esencia del documento”.

“Se trata de un principio de participación y cogobernanza que tenemos interiorizado y que va más allá del proceso de exposición al uso al que estábamos acostumbrados en la tramitación de leyes como la del suelo, por lo que no lo vamos a paralizar en ningún caso”, expuso el dirigente autonómico.

“Entendemos que determinados partidos políticos tengan interés en detener este procedimiento de participación pública, porque supondría llegar a acuerdos con colectivos y ciudadanía en general, conciliando las distintas necesidades del Parque Nacional del Teide, pero en ningún caso nos planteamos desmantelar el trabajo ya realizado y desechar las numerosas aportaciones que ya hemos logrado recopilar”, insistió.

“El PRUG supone un avance importante en la regulación y conservación del P.N. del Teide, basándose en la protección de flora y fauna, la preservación del patrimonio arqueológico, la protección de la calidad del cielo y el paisaje, el fomento de la investigación y la erradicación de especies invasoras, entre otras medidas”, expuso el consejero.

“Por lo tanto, la única forma que existe y en la que creemos para llegar a acuerdos con los colectivos interesados en el PRUG del Teide es este formato de trabajo basado en la exposición pública y el despliegue de otros procesos de escucha activa como las reuniones y encuentros personales. Descartamos la paralización de este proceso, ya que lo único que supondría sería que la ciudadanía no nos pueda hacer llegar sus aportaciones”, aseveró.

El consejero lamentó algunas “críticas interesadas” que se han vertido en los últimos días acerca de este proceso de exposición pública que, en su opinión, “lo único que esconden es el miedo a que lleguemos a acuerdos con colectivos y que, de esa manera, consigamos zanjar las polémicas que puedan surgir en determinados artículos del PRUG”.

Uno de esos ejemplos de entendimiento ha sido la reunión mantenida recientemente por el viceconsejero regional de Transición Ecológica, Miguel Ángel Pérez, con representantes de sector audiovisual. “Durante este encuentro hemos insistido en la necesidad de alcanzar acuerdos a la hora de regular esta actividad, recogiendo las aportaciones de los profesionales de este ámbito y alcanzando puntos de encuentro, sin perder de vista el principio de conservación y protección del parque”, añadió Valbuena.

Usos y prohibiciones

Por otro lado, el consejero ha querido recalcar que el PRUG no recoge en su articulado ninguna prohibición para el tránsito de vehículos por las carreteras de este enclave natural. De hecho, el borrador señala que “la circulación por carretera será libre para cualquier vehículo en el parque nacional, por lo que se garantizará el derecho de tránsito de quienes deseen utilizar cualquiera de las carreteras TF-21. TF-24 o TF-38”. Además, se deja en manos del Cabildo de Tenerife, como administración competente, la definición final del plan de movilidad sostenible que se decida aplicar en este entorno.

“Lo que sí se refleja en este borrador son medidas para incentivar el uso del transporte público y sostenible que se ofrecerá desde las lanzaderas ubicadas fuera de la extensión del parque”, detalló. Estas medidas se basan, principalmente, en la regulación de los estacionamientos disponibles del parque, y sólo en determinadas franjas horarias del día en las que se registra una mayor afluencia de público y en las que se han detectado algunos incidentes, como la invasión de vehículos en tramos no autorizados e incluso daños a la flora autóctona del Teide.

“Es completamente falso que se vaya a cobrar por acceder al Parque Nacional del Teide”, continuó el consejero. De hecho, el apartado 5.3.1. del PRUG señala que “se mantendrá el carácter gratuito del acceso al parque nacional y a los servicios básicos que ofrece la administración gestora al visitante”.

Del mismo modo, tampoco se prohíbe la práctica del senderismo, el montañismo, la escalada, la circulación en bicicleta o el entrenamiento de carreras de montañas por el Teide. Todas esas actividades y otras disciplinas similares están reguladas en el PRUG.

Este plan no contempla la creación de ninguna superficie comercial o gran superficie en el P.N. del Teide. Lo que sí se contemplan son áreas de servicio donde se estacionar los vehículos en las afueras del parque y desde las cuales partirán las lanzaderas. Este planteamiento se basa en tres emplazamientos: uno en la zona del Portillo (fuera del parque nacional) y otras dos en Chío y Vilaflor, a varios kilómetros del propio parque.

TE RECOMENDAMOS