cultura

Cristina Higueras: “Una vida rica en experiencias es esencial para contar historias”

Los personajes de sus novelas son "reales, de carne y hueso, con dobleces, matices, fisuras, secretos..."
Cristina Higueras. / Javier Mantrana del Valle
Cristina Higueras. / Javier Mantrana del Valle

Por los caminos literarios, la madrileña Cristina Higueras se pasea con pies de páginas. Acaba de publicar su cuarta novela: Soy tu mirada (La Esfera de los Libros) queda más a la vista en las retinas que en una vitrina. 

-En la historia de Nora Salinas, ¿el miedo a lo desconocido dicta sentencia? 
“Marca Soy tu mirada. Nora Salinas empieza a tener la sensación de estar bajo una permanente observación”. 

-¡Oh! 
“Tras establecer un contacto virtual con un misterioso personaje llamado Kairós a través de una aplicación”. 

-¡Qué peligro! 
“De una manera anónima. A partir de ese momento, Nora percibe esa sensación”. 

-¡Escalofriante! 
“Tampoco piensa que sea Kairós el motivo, porque no tiene ningún dato de ella”. 

-¡Atracción fatal! 
“Soy tu mirada trata dos temas fundamentales”. 

-¡Negro sobre blanco! 
“Cómo la tecnología y las redes sociales han cambiado la forma de relacionarnos y el otro es el acoso infantil”. 

-Realidades candentes… 
“Creo que las experiencias durante los primeros años de vida determinan el resto de nuestra existencia”. 

-¡Ya! 
“Para bien o para mal”. 

-¡Claro! 
“En Soy tu mirada no es precisamente para bien”.  

-¡No! 
“Estos dos asuntos están presentes en la historia”. 

-¡Cuentan mucho! 
“Está contada desde dos puntos de vista: en primera persona y, en tercera, por un narrador omnisciente”. 

-Una combinación intensa… 
“Estos planos se alternan a lo largo de la novela, que está contada en dos tiempos”. 

-Una vertiginosa trama de argumentos entrecruzados… 
“Una parte de la acción se desarrolla en el momento actual y otra transcurre a mediados de los noventa”.   

-¿Qué futuro nos espera cuando un pasado tenebroso irrumpe en el presente? 
“¡Eso es un misterio! En Soy tu mirada, el pasado condiciona de una manera determinante lo que ocurre”. 

-¿La experiencia es una fuente de fantasía? 
“Considero que, para contar historias interesantes, es esencial haber tenido una vida rica en experiencias”. 

-Vivencias en el haber… 
“Haber amado, viajado, leído… Los seres humanos somos pequeños universos”. 

-Y, cuando pica la curiosidad, rascar… 
“Como autora, explorar, investigar dentro de mí, para sacar esas experiencias y trasladarlas a mis personajes”. 

-Para que sean creíbles… 
“De carne y hueso, con dobleces, matices, fisuras, secretos… Huyo de los clichés”. 

-Una invitación a descubrir lo que está oculto… 
“Entiendo que una persona es como un iceberg, que solo muestra el pico”. 

-¿La documentación coloca los cimientos del relato? 
“Sí. De hecho, una de las cosas que más me gustan de escribir es el proceso previo”.  

-La investigación… 
“Una vez pergeñada la historia. Y los personajes. En este caso, la protagonista es una jueza de instrucción”. 

-En una coyuntura especialmente compleja… 
“Me puse en contacto con Isabel Durántez, una jueza de instrucción de Madrid. Fue amabilísima conmigo”. 

-Un traje a la medida del personaje, desde luego… 
“Me permitió ir a varios juicios leves, me presentó a su equipo, visité los calabozos, los cuartos de las guardias…”. 

-El ambiente… 
“¡Fundamental!”.   

-Tras la primera de las cuatro novelas, Consuelito de la Ascensión, las siguientes tomaron otros derroteros… 
“Del humor, al género negro: El extraño del ayer, El error de Clara Ulman y esta”. 

-La aportación al género ha merecido un premio recogido recientemente en Zaragoza… 
“¡Estoy muy emocionada! El Premio Especial del Festival Aragón Negro es el primero que recibo como escritora”. 

-El jurado valora la originalidad temática y formal en novedosos planteamientos… 
“Este reconocimiento a mi trayectoria literaria supone un aliciente muy grande. Lo he disfrutado mucho”.  

-¿Cómo se comportan las diversas facetas profesionales? ¿Se compaginan? 
“Son diferentes vertientes de lo mismo. Todo se basa en la creación: interpretar, escribir, dirigir o producir”.  

-Facetas análogas… 
“Ha sido una evolución lógica como creadora”.  

-Vertientes verosímiles… 
“Utilizo la misma técnica escribiendo que al actuar. Diría que la condición de actriz define mi estilo literario”. 

-¿Los movimientos han estado acompasados? 
“Cuando monté la productora de teatro Nueva Comedia, di un paso para ser dueña de mi destino profesional”. 

-En la voluntad de la vocación, querer es poder… 
“Poder elegir las obras que quería representar, los directores y los actores”.  

-La imaginación andaba a pie de calle en Barrio Sésamo 
“Yo era uno de los personajes del barrio, en mis comienzos como actriz”. 

-¿El final llega a sorprender a quien escribe? 
“A mí, no. Cuando me pongo a escribir, tengo absolutamente claro el inicio, el desarrollo y el desenlace”. 

-¿Una narración deja pistas para libros posteriores? 
“Las mías son historias radicalmente distintas, sin la estructura de una saga”. 

Cristina Higueras. / Javier Mantrana del Valle
J. M. V.
'Soy tu mirada', de Cristina Higueras. / la Esfera de los Libros

Perfil

Soy tu mirada

Audiolibros

TE RECOMENDAMOS