cultura

Hasta (y para) siempre, Joan Manuel Serrat

El artista protagonizó anoche, en el Día Europeo de la Música, un concierto inolvidable en el Auditorio de Tenerife, dentro de su gira de despedida de los escenarios ‘El vicio de cantar’
Joan Manuel Serrat
Joan Manuel Serrat se despidió ayer de sus seguidores de Tenerife y Canarias en el auditorio capitalino. / Fran Pallero

Pocas veces cobra tanto sentido aquel lugar común de la emoción a flor de piel. El Auditorio de Tenerife celebró anoche un concierto en el que el impacto de esa emoción sobre la epidermis del público fue uno de los efectos secundarios de la música y de la voz del gran protagonista de la cita: Joan Manuel Serrat (Barcelona, 1943). El artista catalán ofreció ayer, Día Europeo de la Música, su último concierto en Canarias, dentro de la gira El vicio de cantar. 1965-2022, con la que se despide de las actuaciones en directo.

Desde hace meses, los dos conciertos de Serrat programados en el Archipiélago (el pasado sábado actuó en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria) habían generado una notable expectación. Las entradas se habían agotado desde hace días y, como no podía ser de otra manera, anoche los seguidores del Noi del Poble-sec en Tenerife completaron el aforo de la Sala Sinfónica del auditorio capitalino.

El cantautor catalán protagonizó anoche un concierto inolvidable en Santa Cruz de Tenerife. / Fran Pallero

ADIÓS AL DIRECTO

El cantautor barcelonés cumplió el 27 diciembre 78 años y ha decidido poner punto final a su trayectoria por estadios, auditorios y teatros. Aunque, qué duda cabe, eso no significa, ni mucho menos, que vaya a abandonar su guitarra ni que haya concluido su idilio con la poesía convertida en música. De igual modo que sus seguidores podrán recurrir a él cada vez que lo deseen a través de su impecable discografía.

Pero, claro, lo de anoche fue doblemente irrepetible. Como puede serlo cualquier ocasión en la que disfrutamos con la música en directo y, sobre todo, como lo es en una en la que sabemos de antemano que no habrá una segunda oportunidad para escuchar en vivo a ese artista que nos apasiona. Ni similar ni diferente.

La gira ‘El vicio de cantar’ comenzó en abril en Nueva York y concluirá en diciembre en Barcelona. / Fran Pallero

El 27 de abril, festividad de la Virgen de Montserrat, la Moreneta, patrona de Cataluña, el autor de Mediterráneo, Lucía, Penélope y Cantares iniciaba en el neoyorquino Beacon Theater su última gira. El vicio de cantar. 1965-2022 le va a llevar por toda España y la América hispana hasta final de año, cuando en diciembre concluya con un concierto -como era lógico- en Barcelona. El público que asistió anoche al Auditorio de Tenerife puede considerarse afortunado. Muy afortunado.

TE RECOMENDAMOS