carnaval 2022

María del Carmen Ramos Quintero, Reina de los Mayores: “Se lo dedico a mi madre y a la isla de La Palma, que está pasándolo mal”

Es la nueva Reina de los Mayores 2022 del Carnaval de Santa Cruz, con su fantasía ‘Rozando el Cielo’, de Alfonso Baute, y en representación del Centro de Terapias Alternativas Oroterapias
reina-de-los-mayores
María del Carmen Ramos Quintero es la nueva Reina de los Mayores 2022. Sergio Méndez

María del Carmen Ramos Quintero se alzó, el pasado domingo, como la nueva Reina de los Mayores 2022 del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, con su fantasía Rozando el Cielo, de Alfonso Baute, y en representación del Centro de Terapias Alternativas Oroterapias. Y para esta carnavalera de 68 años supone “un sueño cumplido” que dedica “a mi madre y a la isla de La Palma, que está pasándolo mal”.

Porque María del Carmen Ramos lleva 36 años viviendo en Los Realejos, pero es natural de Tazacorte, en La Palma, y reconoce que siempre lleva a la Isla consigo. “Yo voy dos o tres veces al año y ahora no he sido capaz de ir, iré ahora cuando acabe el Carnaval”, afirmaba emocionada durante su entrevista con DIARIO DE AVISOS, a la que acudió acompañada de su diseñador, Alfonso Baute, ambos muy contentos.

No es la primera vez que María del Carmen se sube a un escenario y logra un galardón. Recuerda cómo fue elegida “Reina de las Fiestas de Invierno, que era como antiguamente llamaban a los Carnavales, de Tazacorte en 1971”, además de primera dama en la gala de la romera mayor de las Fiestas de San Benito en 2019. “Pero yo quería probar el Carnaval, a lo grande. Ahora me apetecía, 50 años después, y que mis hijos tuvieran ese recuerdo”, afirma. Y la oportunidad le llegó de la mano de Alfonso Baute: “Fue a través de un amigo en común que me preguntó si tenía candidata, porque tenía la idea de presentarme, y le dije que no tenía y él me dijo que tenía la candidata ideal”, que era María del Carmen. “La llamé y fui a su casa y directamente yo estaba convencido de que le iba a decir de que sí, y ella también. Y esa misma mañana decidimos que sí, y me llevé unos postres palmeros que estaba preparando por Navidad”, recuerda entre risas. “Yo no lo dudé para nada”, enfatiza ella.

María del Carmen afirma que la experiencia ha sido “estupenda”. “Con ellos, como de la familia, fantástico tanto él (el diseñador) como el patrocinador. Y todo el equipo de Alfonso es maravilloso”, señala.

De su fantasía, Rozando el Cielo, el diseñador relata que “fue una idea que ni siquiera está plasmada en un boceto. Yo tenía en mi cabeza lo que quería hacer y sabía que tenía que llevar esas libélulas preciosas que lleva la fantasía, era la base del diseño, y el resto fue surgiendo todo. Incluso el título vino después de empezar la fantasía. Otros años es al revés, busco la idea, la plasmo… pero este año fue todo tan apresurado que surgió así”.

Alfonso Baute quiso agradecer al patrocinador su “apoyo desde el principio, porque fue la única persona que confió en nosotros, cuando muchos pudieron colaborar y no quisieron, y tenemos que agradecérselo”.

No es el primer galardón para el diseñador, que ya logró otra Reina de los Mayores en 2009 y una primera dama en 2010; además de una Reina infantil en 2005 y dos damas de honor en sendas ediciones de la Gala de elección de la Reina adulta.

María del Carmen recuerda ese momento sobre el escenario cuando la nombraron como nueva Reina de los Mayores del Carnaval, como “increíble”. “Pensé más en él (Alfonso Baute) que en mí, y en mi madre, que estaba allí presente. Feliz y contenta. No lloré. Lloró más aquí el diseñador que yo, porque yo era lo que quería y estaba feliz”, bromea.

Destaca también el apoyo de su familia desde el primer momento “y anoche fue la locura. Vino mi hija de La Palma, tengo una en la Península que no pudo venir, pero vinieron mis nietas y fue estupendo. Los tres que están en Murcia, pues locos con fotos, llamándome, porque no pudieron venir por el trabajo de mi hija”.

“Me siento feliz, bien, porque es lo que yo quería y quería llevarle a él (el diseñador) el premio. Es un sueño cumplido, pero ahora mismo parece que aún estoy volando”, afirmaba, ya que reconocía que se encontraba “cansada”.

Pero lista para disfrutar de este Carnaval de junio y de la experiencia: “Como van a ser pocos días y es diferente, pues hay que vivirlo más, a tope y salir a la calle todo el mundo, tenemos que bailar. Y por supuesto que saldré. Si me dan tiempo, porque son tres días y tenemos tantas cosas… pero claro, el sábado me gustaría ir un poquito con mis amigos”.

TE RECOMENDAMOS