tenerife

Tenerife lidera el entierro de la basura en Canarias

El Complejo Ambiental de Arico solo recicló el 3% de materia orgánica durante 2021 y el Cabildo quiere llegar con el nuevo concurso al 65% en 2035
Tenerife lidera el entierro de la basura en Canarias

Tenerife solo recicló el año pasado el 3% de los residuos orgánicos, mientras que el resto terminó siendo enterrado en el Complejo Ambiental de Arico. Con la Nueva Ley de Residuos aprobada por el Congreso español, la isla tendrá que reciclar el 55% antes de 2025 y llegar al 65% diez años después, si no quiere recibir la multas europeas como sucede con los vertidos al mar, en donde hemos liderado el ranking de sanciones.


El Cabildo se ha puesto las pilas con los vertidos con la construcción de cinco grandes depuradoras comarcales, gracias a más de 170 millones procedentes del Estado a través de Acuaes, aunque pendientes alguna de que les llegue caudal (Valle de Güímar) de municipios que apenas cuentan con red de alcantarillado. De igual forma, tras ocho años de haber caducado la prórroga de un contrato firmado en enero de 1985, el viernes comenzó la gestión de los residuos tinerfeños a cargo de la UTE FCC-Urbaser, tras materializarse la firma del nuevo contrato de gestión de residuos de la Isla, que estará vigente hasta el año 2037, con posibilidad de prorrogarlo cuatro años más, y que tiene un presupuesto de adjudicación de 397.475.058 euros. Este ha sido hasta ahora el mayor contrato en la historia del Cabildo de Tenerife.


El consejero insular de Desarrollo sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina, indicó que en este nuevo contrato “se prevén inversiones tanto en el Complejo Ambiental de Tenerife como en las diferentes plantas de transferencia para modernizar las instalaciones, subir de ocho a 16 puntos limpios, siempre con la finalidad de mejorar los rendimientos y aumentar los porcentajes de recuperación” y prevé una inversión de casi 52 millones de euros a ejecutar en los primeros años de ejecución del contrato para la ampliación y mejora de las infraestructuras insulares de tratamiento de residuos, de la misma manera se exige al concesionario la recuperación de al menos el 42% de plásticos, acero 51%, aluminio 50%, brick 38%, vidrio 20%, papel y cartón 18% y 37% en el residuo doméstico. El nuevo contrato es ambicioso y transformará la gestión que hemos tenido en los últimos treinta y cinco años“.


Sin embargo, días antes, se descartó la adjudicación de la parcela AG2 a la empresa UTE Arico Green Gass para el tratamiento de 90.454 toneladas al año de fracción orgánica procedente de la planta de tratamiento mecánico, 24.702 toneladas al año de lodos de depuradoras y 14.100 toneladas al año de residuos ganaderos. Este concurso fue duramente criticado por la oposición en el Cabildo al entender que se trataba de “quema” de basura, algo que se negó desde el Gobierno insular. Rodríguez Medina señaló que se trata de una mala noticia, porque la licitación de la parcela AG2 cumplía con las directrices del Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT) y del Plan Territorial Especial de Ordenación de los Residuos (PTEOR) e indicó que la desestimación de la propuesta se debe a temas estrictamente administrativos, negando que se tratara de un encubierto proceso de incineración.
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Canarias es la tercera comunidad que más residuos genera por persona, 577 kilos, solo por detrás de Baleares (737) y Cantabria (579).

Solo el 3% de reciclaje


En el balance de residuos de 2021, el total de residuos domésticos recibidos el año pasado se situó en 527.301,730 toneladas lo que supone un incremento del 2,01% respecto al año 2020. Los 31 ayuntamientos vertieron 412.917,310 toneladas (78,3%), mientras los particulares 114.384,420 toneladas (21,7%). Solo el 3% de las toneladas de residuos orgánicos se pudo utilizar para compostaje debido a que no hubo separación de la materia orgánica en origen, el menor porcentaje en Canarias, cuando suele estar entre el 5% y el 10%, recuerda Alexis Sicilia, presidente de Canarias Residuos Cero (ZWC), lejísimos aún del 55% que nos obliga para 2025 y del 65% para 2035 la Nueva Ley de Residuos.
En este sentido, Javier Rodríguez Medina, recuerda que todavía “hay muchas personas que no participan en el proceso de separación de la materia orgánica y tiran la basura mezclada”, incidiendo además en la necesidad “del quinto contenedor, el marrón, cuando solo uno de los 31 municipios, Santa Cruz, ha comenzado a implementarlo”, algo que según el consejero contrasta con el aumento de reciclaje en envases y vidrios (aumento del 10% el año pasado).
El consejero espera que el nuevo contrato sirva para reducir además la huella de carbono que producen los 100 camiones que llevan al día 1.600 toneladas de residuos a Arico, con camiones de mayor tonelaje. “Tenemos que evitar el colapso y la quiebra energética con los enterramientos e implantar la industria del reciclaje y lograr un Tenerife más sostenible”, recordando que ni no se logra “vendrán las multas como ha pasado con los vertidos, grabando tasas con los vertidos en celdas, enterrar los residuos, se entiende”. “El problema no está en el contenedor amarillo o en el verde, está en la recogida de la materia orgánica, que significa más de la mitad de la basura que generamos”, remarcó el consejero.

La separación en origen, por falta entre otras razones del quinto contenedor, es el gran hándicap para cumplir con la nueva Ley de Residuos / DA

Alexis Santana, Residuos Cero


Alexis Sicilia, presidente de Canarias Residuos Cero (ZWC) se muestra escéptico con el nuevo concurso de recogida de residuos licitado por el Cabildo. “No creo que con esos 400 millones, en quince años, se pueda dejar de enterrar la basura en Arico, porque el problema no está en Arico, y no depende tanto del Cabildo, sino en las multinacionales que siguen envasando en plástico las manzanas y las peras, o la falta de quinto contenedor en los hogares de Tenerife y en los concursos que hacen los 31 ayuntamientos de la Isla, muchos de ellos sin técnicos especializados para hacerlo”, comentó Sicilia en Onda Tenerife.
“Ser responsables -añadió- no es solo poner la cartera, sino los medios y los conocimientos. Hay capacidad de mejorar, desde luego, pero duro que podamos llegar al 55% de reciclaje en tres años cuando no hemos sido capaces de pasar del 3% en treinta”.
También advirtió que “el incremento del gasto en los concursos municipales, como el de Santa Cruz con más del 170 millones, y el ahora del Cabildo, la tasa de la basura de va a incrementar a los ciudadanos entre 35 a 45 euros anuales”.

TE RECOMENDAMOS