incendio en tenerife

El incendio en Tenerife “camina hacia su final” tras dejar atrás la ola de calor

Los medios terrestres y aéreos mantienen estabilizado los frentes y confían, con las mejores condiciones, poder controlar en breve el fuego que se inició en Los Realejos
Alerta por incendios forestales
Los medios aéreos trabajaron a destajo ayer. Fran Pallero

El incendio forestal que se declaró el pasado jueves en la zona de Los Campeches, en Icod el Alto, Los Realejos, “empieza a caminar hacia su final” y se prevé que en los próximos días pueda incluso bajar a nivel 1, pasando a estar bajo la dirección del Cabildo, señaló el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez.

Pérez destacó que, si bien ayer fue un día duro por una meteorología adversa con altas temperaturas y baja humedad, el incendio tuvo pocas reactivaciones, en muy pocos puntos y muy localizados, concretamente en la ladera de Tigaiga y Chanajiga, por lo que todo hace indicar que “parezca caminar hacia la situación de control”.

El consejero señaló que, de mantenerse esta situación en los próximos días, de manera progresiva se irá reduciendo el número de medios que están trabajando en las labores de extinción y posiblemente a partir de mañana rebajaría el nivel 2 al 1 para que sea el Cabildo de Tenerife el que vuelva a asumir el control de la emergencia. Mañana habrá una reducción significativa de las temperaturas y un aumento de la humedad.

De esta manera, durante la noche siguieron trabajando en las labores de extinción 70 personas y hubo 44 en labores de seguridad y coordinación. Durante la jornada diurna se congregaron 115 efectivos activos, mientras que siguieron operando los 11 medios aéreos actuales, 10 en labores de extinción y uno en coordinación.

Hasta la jornada de ayer los medios aéreos llegaron a descargar más de 3,5 millones de litros de agua, mientras los equipos encargados de la intendencia sirvieron 3.700 raciones de comida a los integrantes de todo el operativo. Uno de los frentes que preocupaba en los últimos días, el que afectaba al Parque Nacional del Teide, se estabilizó durante la mañana de ayer por la actuación de los medios aéreos, lo que facilitó posteriormente acceder a la zona por tierra. La estimación inicial de los rectores del Parque es que estarían afectadas 213 hectáreas de pinar y 13 de retama, así como alguno de los cedros centenarios.

Marta Moreno, subdirectora de la Dirección General de Seguridad y Emergencias y directora técnica del Infoca, reconoció que “ha sido un día complicado con incertidumbre por el calor”, pero se mantuvo “dentro de las líneas de control, sin avances fuera del perímetro”. La zona del Parque Nacional y la del oeste están “bastante tranquilas” y la que más preocupa es la ladera de Tigaiga, “por sus elevadas pendientes y que además corre el riesgo de desprendimiento”. Por tanto, ahí el operativo está “esperando la evolución del fuego”. Asimismo, se mantiene la evacuación de 38 personas de sus viviendas cercanas a este talud de Chanajiga. Hoy se volverá a estudiar su situación dependiendo de la evolución de las últimas horas.

Moreno recordó que un agente del Parque Nacional tuvo que ser atendido por un golpe de calor, pero que ya se encuentra en su domicilio, mientras que otros dos brigadistas sufrieron lesiones en el pie, lo que pone de manifiesto lo escarpado del terreno. Sobre la meteorología, señaló que respondió a las previsiones, con máximas de 35ºC y un viento medio de hasta 10 km/h, con rachas puntuales de 30. En la jornada de hoy se espera un descenso de la temperatura y en los próximos días.

Durante la noche de ayer se preveían 24ºC y hoy unos 32 de máxima, empezando a ascender por la tarde la humedad relativa y mejorarán las condiciones para dar el incendio por controlado.

Por su parte, los técnicos ven con algo de preocupación el pronóstico para los días 27 y 28 con viento de norte que hará “estar atentos” y podría acelerar el incendio en Tigaiga, una zona que en los próximos días “requerirá más atención”.

Por otro lado, Pedro Martínez, responsable técnico de la extinción por el Brifor, aseguró que el problema de Tigaiga es que los medios terrestres no pueden “cerrar el fuego” en la zona, dada su inaccesibilidad, y, además, hay riesgo de la caída de material que está ardiendo y puede crear otros focos.

Reconoció alguna carrera en el Teide, pero prácticamente en un punto aislado a primera hora de la mañana, mientras que en la ladera de Tigaiga se aprecian muy bien “zonas quemadas y muchos puntos de humo”. Son “puntos reducidos, enfriados continuamente por los medios aéreos”, sin acceso por tierra, y alguno “podría cobrar intensidad durante esta noche”.

Pedro Martínez insistió en que “preocupa la ladera, porque no la podemos cerrar con medios terrestres” y el “riesgo sigue estando”. El perímetro de actividad de fuego está reducido. “Si la mejoría se confirma, tendremos una visión diferente”, dijo.

La consejera de Gestión del Medio Natural del Cabildo, Isabel García, señaló que “estamos en el mejor escenario posible, camino del control”.

Hugo Morán: “Toda Europa está sometida a una presión tremenda”

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, visitó el Puesto de Mando Avanzado y varias zonas del incendio para mostrar su apoyo al equipo humano que trabaja para combatir las llamas. Reconoció que “toda Europa está sometida a una presión tremenda y España no es una excepción”. Pocas veces los “operativos han sido tan presionados como en las últimas semanas”. Se congratuló de la respuesta de los medios y la cooperación entre las administraciones. Además, apeló a la responsabilidad ciudadana.

TE RECOMENDAMOS