El presidente del TS enaltece el papel del sector judicial palmero en la erupción

Carlos Lesmes afirma que, a pesar de la emergencia, en la Isla se tuvo una “tutela judicial efectiva” gracias a los operadores

DIARIO DE AVISOS / EFE

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, se reunió ayer con los titulares de los órganos judiciales y operadores jurídicos de La Palma, a los que felicitó por la recuperación de la normalidad del servicio público tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja, que afectó a su actividad.

Lesmes, junto al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Luis Lorenzo Bragado, visitó la Isla Bonita para mantener un encuentro con las decanas de los dos partidos judiciales, Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane, además de con los representantes de la Fiscalía y de los operadores jurídicos.

La decana aridanense, Estrella Monleón, y la capitalina, Rebeca Callejas, explicaron al presidente del órgano de gobierno de los jueces que durante la erupción se suspendieron 61 juicios por las evacuaciones y dificultades de comunicación y desplazamiento.

Al término de la reunión, Lesmes declaró que esta sirvió para constatar la recuperación total de la actividad judicial tras la erupción, además de agradecer el trabajo prestado por los operadores jurídicos durante la erupción para mantener los servicios que presta el juzgado.

El presidente del Tribunal Supremo recordó que el hecho de que el funcionamiento de los tribunales de la Isla durante la emergencia “no se viera resentida gravemente, es un mérito que hay que alabar: los ciudadanos de La Palma mantuvieron una tutela judicial efectiva”.

Según los datos del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial, los órganos judiciales palmeros tienen un elevado índice de rendimiento y una tasa de pendencia, que mide los asuntos pendientes de los tribunales, inferior a la media de la Comunidad.

Así, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santa Cruz de La Palma soportó en 2021 una carga de trabajo del 112% del indicador fijado como criterio técnico por el CGPJ, pese a lo que consiguió superar el índice de rendimiento, alcanzando el 156%.

Por su parte, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Los Llanos de Aridane soportó en 2021 una carga de trabajo del 135% y tuvo un índice de rendimiento del 171%. La pendencia fue de 416 asuntos civiles y 247 asuntos penales.

RENOVACIONES

Por otro lado, Lesmes valoró que se restablezca la competencia del CGPJ para nombrar a dos magistrados del Tribunal Constitucional, pero dijo lamentar que no se haga lo mismo con el Tribunal Supremo. En este sentido, advirtió de la situación en la que se encuentra el Supremo si no se produce la renovación a lo largo de próximos meses.

Además, quiso concretar que, tras la reforma que se realizó el año pasado, este tribunal está teniendo importantes problemas de funcionamiento, ya que hay numerosas vacantes que se van a incrementar si no se procede a la renovación. “Siendo importante el Tribunal Constitucional en su funcionamiento, también lo es el Tribunal Supremo, que presta un servicio esencial a los ciudadanos españoles y que en este momento se está resintiendo”, destacó.

Lesmes afirmó que está “totalmente de acuerdo” con la demanda de la Comisión Europea para que se proceda a la renovación del CGPJ con carácter inmediato y añadió que las conclusiones del informe europeo se corresponden exactamente con el mensaje que trasladó a la vicepresidenta de la Comisión.

En su opinión, lo más urgente es la renovación del CGPJ porque con ella se resuelven “todos los problemas” y recordó que el plazo para hacerlo “se ha excedido ya de una forma extraordinaria”.

TE RECOMENDAMOS