sociedad

Francisco Elías Martín (CSIF): “El sindicalismo no es una solución, es una senda para andar con los trabajadores”

Su experiencia como funcionario le avala para prestar sus servicios como sindicalista en CSIF Canarias
El secretario autonómico de acción sindical de CSIF, Francisco Elías Martín. DA
El secretario autonómico de acción sindical de CSIF, Francisco Elías Martín. DA

Francisco Elías Martín Martín, secretario autonómico de Acción Sindical del sindicato CSIF en Canarias, es una persona experimentada como funcionario del Gobierno de Canarias, ocupando un cargo como jefe de Área en el Servicio Canario de Salud. Su experiencia como funcionario le avala para prestar sus servicios como sindicalista en CSIF Canarias.

¿Necesita el sindicalismo en Europa un revulsivo para adaptarse a los nuevos tiempos?
“La normalidad y habitualidad han contribuido a una relajación en la acción sindical, relegando a un segundo plano todo aquello que afectaba al día a día y que, por su innovación alteraba la rigidez de las estructuras de los sindicatos tradicionales. El sindicalismo, erguido sobre la base que otorgan los cimientos fortalecidos por la unidad de la lucha obrera, se ha visto obligado a una adaptación radical de su discurso y de su operatividad. De la acción radical reivindicativa, en la que su escenario natural se desarrollaba en la calle, huelga tras huelga, actualmente, la acción sindical se ha visto desplazada al seno de los despachos adquiriendo un nuevo giro diplomático, versado en el diálogo y la negociación colectiva. Consciente de ello, el sindicato CSIF en Canarias ha profesionalizado su acción sindical armándola con un importante equipo de asesores expertos en la actividad sindical y en la negociación colectiva. Pero, a su vez, apostando por un Gabinete Jurídico competente, compuesto por relevantes juristas en derecho laboral y administrativo; con plena disposición a la atención de sus afiliados y simpatizantes”.

¿El anagrama y eslogan de CSIF Canarias representan el ´timón´ sindical que lleva la solución a sus afiliados?
“El CSIF es un sindicato proactivo que se ha generado en torno al espacio que han dejado vacío de contenido los sindicatos tradicionales y aquellos de tinte nacionalista, que se circunscriben meramente a acciones irradiadas por sus direcciones verticales o por determinadas reivindicaciones puntuales y personalistas. CSIF en Canarias, como sindicato independiente, se está consolidando como una alternativa sindical creciente y fortalecida. Amparada por la solidez de un proyecto progresista en el que los derechos de los trabajadores son sus líneas básicas de acción. Pero, a la vez, CSIF está siendo un sindicato en alza, respaldado por un continuado incremento en el número de afiliados y delegados sindicales y, que le han otorgado ser el sindicato mayoritario en representación de los empleados y empleadas del sector público español. CSIF como muchos venden por interés particular, no sólo es un sindicato de funcionarios. El sindicato CSIF es mucho más, y prueba de ello se viene demostrando con la gran aceptación que tenemos de forma creciente en el ámbito laboral y de empresas privadas; ya no solo como una alternativa, sino como, un sindicato preferencial ante otras opciones de representatividad sindical”.

¿Qué hace falta para que los trabajadores vean en el sindicalismo una solución a sus problemas?
“El sindicalismo no es una solución, es una senda que debemos andar conjuntamente al mismo paso y ritmo que marcan los trabajadores. A través de la acción sindical pretendemos buscar y dar respuestas a determinadas acciones y situaciones que gravan y enturbian el derecho de los trabajadores. Por tanto, nuestros objetivos se centran en regular el trabajo como una unidad que ofrezca las correspondientes medidas de seguridad y dignidad personal y colectiva, así como, que este derecho permita compaginar la conciliación familiar y laboral, porque existe una gran diferencia entre “el trabajar para vivir y el vivir para trabajar”.

¿Considera usted que sindicalismo y sistema político pueden ir de la mano?
“No solamente deben ir de la mano, sino que uno debe ser el reflejo de las políticas laborales que definan la vida y el entorno laboral de los trabajadores. Legislar de espaldas a la realidad laboral rompe el equilibrio que buscamos para que se mantenga la tan deseada paz social. Prueba de ello la encontramos con las políticas de recortes y la reforma laboral introducida por el Partido Popular en el pasado año 2012 y, que nos ha costado una década de reivindicaciones para poder, al menos, acercarnos a una situación socio-laboral anterior a la aplicación de estas políticas restrictivas que aún estamos soportando”.

¿CSIF-Canarias dejó de ser un ‘solar’?
“El sindicato CSIF-Canarias que hoy conocemos es el fruto de aquel solar que dirigentes anteriores supieron replantear y, bloque a bloque, construir sobre unos cimientos firmes. Nuestro trabajo es respetado por la seriedad y profesionalidad que le infundimos. Respecto a la legalidad y fundamentación, en nuestras acciones son nuestra tarjeta de visita. Una presentación que habla de nuestro sindicato como marca de identidad. Desde la dirección se ha apostado por ofrecer a sus afiliados la máxima prestación de sus servicios técnicos-jurídicos. El sindicalismo lo debemos de concebir como un ente vivo, con capacidad evolutiva en el entorno de la realidad socio-laboral en el que está inmerso”.

¿Por qué el 1 de Mayo ya no es igual que años anteriores, en cuanto a números de afiliados y simpatizantes se refiere?
“Es complicado hacer un examen comparativo entre la acción sindical que fue vivida en las últimas dos décadas del siglo pasado, a la que actualmente se realiza. La conectividad y la interrelación personal entre el sindicato y sus afiliados se han visto desplazadas por la incorporación de los nuevos sistemas y medios tecnológicos que, mientras nos permite mantener una relación mediática y casi en tiempo real, nos han alejado de aquella relación personal que nos permitía crecer en compañía”.

Usted ostenta el cargo de secretario de Acción Sindical en CSIF Canarias. Menuda responsabilidad.
“Sí, una gran responsabilidad, más cuando con el cargo se transfieren las competencias de coordinación de la acción sindical de los distintos sectores que integran nuestra central sindical, tanto en la actividad pública como en la privada”.

TE RECOMENDAMOS