tenerife

Reto conseguido

El Mont Blanc se ha rendido ante la determinación de 28 jóvenes con diversidad funcional que han completado el objetivo de recorrer más de 100 kilómetros en medio de los Alpes de la mano de la asociación tinerfeña Activoz
Activoz Mont Blanc
Fotos: Cristina Capote

Las lágrimas se mezclaban con la fina lluvia que caía en Saint Moritz. Eran lágrimas de alegría, de superación, que se convirtieron en sonrisas al grito de campeones. Y es que los 28 chicos y chicas, y los 16 voluntarios que los acompañaron, miembros de Activoz, lograron el reto que iniciaron hace diez días en la localidad francesa de Chamonix, y que no era otro que el de recorrer 110 kilómetros alrededor del Mont Blanc, en seis etapas a pie, pasando por Francia, Italia y Suiza. Un reto que finalizaron este viernes, con una última etapa, al final de la que las familias de los aventureros los esperaban para darles el recibimiento que merecían. Un total de 28 jóvenes con diversidad funcional como síndrome de Down, parálisis cerebral o autismo que han demostrado a la sociedad, pero sobre todo a sí mismos, que pueden conseguir todo aquello que se propongan.

Dos años han tardado en Activoz, una asociación centrada en dar voz y apoyo a las personas con diversidad funcional, para poder cumplir con este reto. La pandemia, como todo, lo retrasó. Antes habían subido al Teide, y después habían recorrido el Camino de Santiago.

Almudena Díaz, presidenta de Activoz, atiende a DIARIO DE AVISOS desde la penúltima etapa de este reto, que asegura que ha sido “muy duro” pero también “muy gratificante”. “Somos 28 chicos y chicas de Activoz más 16 voluntarios para ayudarnos en la experiencia”. Cuando se le pregunta cómo están respondiendo los aventureros, la respuesta es clara, “espectaculares”. “Hemos tenido siempre una furgoneta de apoyo. Dos de los chicos necesitan algo más de ayuda, y han tirado más de la furgoneta, pero la mayoría han caminado en todas las etapas”.

Admite que ya piensan en el siguiente reto pero también que será algo menos exigente. “Seguro que tendremos mucha aventura pero será algo que no requiera tanto esfuerzo, sobre todo para los voluntarios, llevamos desde enero entrenando en el Teide”, detalla Almudena.

Y es que precisamente entre los objetivos de Activoz están los de fomentar la actividad física. “Nosotros llevamos varios años planteándonos retos. Ellos hacen deporte pero veíamos que no tenían una motivación para hacerlo de forma continuada, así que empezamos a plantear retos”, explica la presidente de Activoz.

“El primero que hicimos -continúa- fue la subida al Teide, después hicimos el Camino de Santiago, y este era el siguiente que nos habíamos propuesto, pero el COVID nos obligó a parar dos año. Ahora hemos podido retomarlo y ha sido todo espectacular, la montaña, los paisajes, y los chicos”.

Para este reto, Activoz ha recibido el apoyo de numerosas marcas, así como del Cabildo de Tenerife, institución que ha querido apoyar el objetivo de este reto que no es otro que dar visibilidad a este colectivo y generar conciencia social sobre sus capacidades así como potenciar hábitos de vida saludable y ofrecer a los participantes una experiencia de éxito que estimule su autoestima.

Programas

Activoz cuenta con tres programas de intervención. El primero es ActivaT, en funcionamiento desde 2017, destinado a promover la vida activa y de calidad de las personas con diversidad funcional.

El segundo programa es el de DesarrollaT – destinado a la intervención psicoeducativa de personas con diversidad funcional.

Y el último es el taller ImpresionaT, un centro de formación para personas adultas con discapacidad enfocado en la encuadernación e impresión. “Nuestro proyecto empezó en 2017 y hemos ido creciendo día a día gracias al apoyo de familiares y amigos de nuestros chicos y chicas, a los vecinos y vecinas de nuestra comunidad, a los voluntarios, que sin ellos hubiera sido imposible, a empresas que apuestan por la inclusión y a todas las personas que creen en nuestro proyecto”, explican desde la asociación Activoz.

La asociación está formada por un grupo de profesionales de diferentes ámbitos que trabajan a favor de la diversidad funcional. Presta servicio a casi 200 usuarios con la intención de mejorar la calidad de vida de este colectivo y sus familias, que generalmente dispone de pocos espacios donde poder desarrollarse física y socialmente en un ambiente distendido y de ocio. Tienen su sede en Santa Cruz de Tenerife, en El Sobradillo.

TE RECOMENDAMOS