la laguna

La crisis global retrasa unos tres meses la obra de Las Chumberas

El aumento en los precios y las demoras en el transporte afectan a los trabajos de las edificaciones, que se prevén que estén a lo largo del segundo semestre de 2023
Vista actual de los trabajos en los dos edificios de Las Chumberas.
Vista actual de los trabajos en los dos edificios de Las Chumberas. Sergio Méndez

La situación de crisis internacional que se vive en la actualidad por la invasión a Ucrania, que ha provocado un aumento de los precios y retrasos en el transporte, está afectando a los trabajos de construcción de los dos nuevos bloques de viviendas de la primera fase del proyecto de urbanización de Las Chumberas, que acumulan un retraso de entre 2 y 3 meses, por lo que la nueva estimación es que las obras concluyan a lo largo del segundo semestre de 2023.

Así lo afirmó Antonio Pérez, arquitecto responsable del Área Técnica de la empresa municipal de Viviendas y Servicios de La Laguna (Muvisa) del Ayuntamiento, ente gestor responsable de esta actuación, en base a los datos que maneja la contrata, que se van actualizando según evoluciona la situación internacional.

“Cuando empezamos a salir de la pandemia hubo una situación de colapso con los contenedores. Eso está un poco mejor, pero ahora las materias primas han subido, y no es que falten los materiales, sino que tardan en llegar, y todo eso hace que la obra tenga un poco de retraso”, explicó al respecto.

En este sentido, enfatizó que “en los trabajos de edificación no hay mayor problema, se está trabajando, no hay ninguna razón técnica ni de ningún tipo” que provoque el retraso, sino la situación internacional.

En la actualidad, los trabajos van más adelantados en el edificio de las 79 viviendas y “sobre rasante, por encima de las plantas de garaje, ya hay seis plantas de forjados y suelos, y quedan cuatro más. Al ritmo que vamos hablamos de que a final de agosto-mediados de septiembre estarán”, indicó Antonio Pérez.

Mientras que el otro bloque, de 118 viviendas, va creciendo un poco más lento y en estos momentos “va por el techo de la primera planta”.
En base a esto, el arquitecto recordó que la previsión inicial era que ambos edificios “estuvieran entre el primer y segundo trimestre de 2023, y eso ya sabemos en estos momentos que, a no ser que acabe la guerra y todo mejore, lo más probable es que no lleguemos a antes de la mitad de 2023, sino a lo largo del segundo semestre de 2023”.

Las obras de demolición de los diez bloques que conformaban la primera fase del proyecto empezaron en enero de 2021 y finalizaron aproximadamente un mes después, tras lo que se iniciaron los trabajos de retirada de los escombros, excavación y desmonte de las parcelas y, posteriormente, los de cimentación y a levantarse las estructuras de ambos edificios con los pilares y forjados.

TE RECOMENDAMOS