sociedad

Una playa canaria, entre los ocho mejores lugares poco conocidos para bañarse en España

La playa de Guayedra es una playa canaria poco conocida y tiene tanto piedras como arena negra
playa canaria

Llegan las vacaciones y miles de españoles buscan destino. Las playas están siendo la elección número uno indiscutiblemente, y es que en España la lista de paraísos en la playa parece no tener fin. Sin embargo, muchas personas quieren tranquilidad y prefieren lugares poco concurridos. Afortunadamente, España cuenta con gran cantidad de playas poco conocidas y poco transitadas. Lo mejor es que uno de esos sitios está muy cerca, en nuestro Archipiélago, ya que se trata de una playa canaria.

El litoral español cuenta con casi 8000 kilómetros de costa, sin contar las islas, lo que abre un gran abanico de posibilidades. El Mar Mediterráneo, el Mar Cantábrico, el Océano Atlántico… Hay playas para todos los gustos. Por no hablar de las posibilidades que brindan las Islas Canarias y las Islas Baleares.

Mares con aguas turquesas que recuerdan al Caribe, enormes arenales naturalescalas salvajes, y litorales rocosos. Todo esperando para que los veraneantes disfruten de unas vacaciones inolvidables. Y lo mejor de todo es que no hace falta salir de España para visitar estos auténticos paraísos terrenales.

Desde 1994, España encabeza la lista mundial de países con más playas con bandera azul, un galardón que nadie es capaz de superar. Eso significa que los españoles encuentran en casa los mejores lugares del mundo para disfrutar del sol y el mar.

Playa de la Loma, Chiclana de la Frontera, Cádiz

playa canaria
Una playa canaria, entre los ocho mejores lugares poco conocidos para bañarse en España

La playa de la Loma es la continuación de la conocida playa de La Barrosa (de bandera azul), en Chiclana, y se suele considerar parte de la misma. Su arena es fina y dorada, y los fondos son poco profundos con un oleaje moderado que invita al baño. Está rodeada por pequeños acantilados y vegetación, lo que la convierte en un lugar salvaje en el que desconectar de todo.

Dispone escaleras de acceso a la playa, que cuenta con una pequeña zona de surf. Se encuentra muy cerca del famoso Hotel RIU Chiclana, un alojamiento basado en el “Todo Incluido” que no deja indiferente a sus huéspedes.

Playa de San Miguel, Cartaya, Huelva

Esta playa tiene una ubicación muy especial. Se encuentra entre las poblaciones de El Rompido y Nuevo Portil, en la desembocadura del río Piedras y frente a la Flecha de El Rompido. Está rodeada por un inmenso pinar, cuyo entorno natural otorga a este lugar una especial tranquilidad. Con dos kilómetros de arenas blancas y finas, los bañistas disfrutan de unas vistas panorámicas únicas, con una maravillosa puesta de sol.

Se considera una playa especialmente colorista, ya que el verde de los pinos se funde perfectamente con el azul del mar, creando un auténtico lienzo.

La playa cuenta con todos los servicios que puede necesitar un bañista: pasarelas de acceso para personas con movilidad reducida, alquiler de hamacas y sombrillas, duchas, aseos, equipos de socorrismo, etc.

Es un lugar familiar y tranquilo, ya que no suele tener una ocupación muy alta. Entre sus alojamientos más conocidos, destaca el Hotel Garden Playa Natural , un 4 estrellas con unas instalaciones de SPA que querrás probar.

Playa de El Calé, Punta Umbría, Huelva

Las playas de Punta Umbría son conocidas en toda España, y es que Hueva cuenta con unos rincones únicos para perderse y relajarse.

El Calé no es de las más conocidas, pero sí de las más hermosas. Se accede a ella a través de unas pasarelas de madera para no dañar las dunas del paraje natural.

Es una playa poco concurrida, en la que su arena fina y blanca y el Oceáno Atlántico te transportan a otro lugar. Ideal para pasar el día con el sonido del mar como protagonista indiscutible.

Una visita obligatoria en la Costa de la Luz. Para los veraneantes que buscan alojamiento en esta zona, el Hotel Barceló Punta Umbría Beach Resort es una buena opción. Cuenta con una zona de splash para niños.

Playa de Guayedra, Gran Canaria

playa canaria
Una playa canaria, entre los ocho mejores lugares poco conocidos para bañarse en España

Gran Canaria es conocida internacionalmente por sus playas y su buen clima durante todo el año. Sin embargo, las playas más famosas suelen ser también las más concurridas. Poca gente sabe que la isla cuenta con algunas playas secretas en las que disfrutar prácticamente a solas.

La playa de Guayedra es una playa canaria poco conocida y está en el norte de la isla. Esta playa es de piedras y arena negra. Para tratarse de un lugar paradisíaco, el paisaje puede resultar sorprendente, pero es precisamente su entorno lo que la hace muy especial.

Se ubica en las faldas del Roque Faneque, uno de los acantilados más altos del mundo, y además en los alrededores hay numerosos restos arqueológicos aborígenes. Es un sitio excepcional para desconectar y aislarte.

Este mágico lugar secreto es para aventureros. Nadar mar adentro es poco recomendable, ya que puede haber fuertes corrientes. Y en la playa, conviene no estar pegado a las paredes, ya que puede caer alguna roca.

Playa de El Caló, Mallorca

Este artículo no estaría completo sin revelar uno de los mejores secretos de Mallorca, en las Islas Baleares.

La playa del Caló mide tan sólo 50×20 metros, y es un verdadero paraíso caribeño. El acceso incluye unos 20 minutos de caminata para llegar (lo que es ideal para garantizar su tranquilidad).

Encontrar una playa casi virgen en la isla es un auténtico lujo. Una oportunidad única de estar en las mejores playas de España sin apenas compañía.

Además, tiene un fondo marino muy rico en vegetación, lo que la convierte en el sueño de cualquier aficionado al buceo.

La máxima afluencia es durante los fines de semana, y normalmente, se trata de pequeñas embarcaciones de recreo.

Cala Maset, San Felíu de Guixols, Gerona

Esta pequeña cala es apenas un entrante con unos pocos metros cuadrados de arena. Su acceso es muy fácil, sólo hay que bajar unas pequeñas escaleras desde la carretera, y se ubica cerca de la popular playa de Sant Pol.

Teniendo esto en cuenta, es curioso cómo es posible que sea tan poco conocida. Resulta que este diminuto rincón recibe los primeros rayos del sol del día, convirtiéndose en un lugar de ensueño. Sin embargo, el resto del día es un rincón sombrío con poca luz.

Una opción ideal para no estar todo el día al sol y para huir del bullicio de las playas cercanas. Los que la visitan suelen asegurar que es su pequeño paraíso particular.

La Costa Brava cuenta con gran cantidad de playas conocidas y poco conocidas que todo turista debería visitar. En la zona hay una propuesta de alojamiento un tanto especial y diferente. Se trata de la Ruleta de hoteles HTOP . De esta forma, los veraneantes tienen la oportunidad de acceder a cada hotel de la cadena una vez por estancia.

La Playa de Bol Nou, Villajoyosa, Alicante

La Costa Blanca cuenta con una gran acumulación de playas buscadas por los turistas, tanto dentro como fuera de España. Villajoyosa, vecina de la popular Benidorm, cuenta con playas maravillosas.

Pero al igual que su vecina, en verano suele haber grandes concentraciones de personas. Para quienes buscan un lugar tranquilo en la zona, la respuesta es Bol Nou.

Esta playa de poco más de 200 metros de largo, se encuentra flanqueada por dos acantilados, y está compuesta por arena dorada y pequeñas piedras. Cada año obtiene su bandera azul, por lo que dispone de todos los servicios necesarios: socorrista, un merendero, etc. Y lo mejor de todo: la tranquilidad que le otorga ser un lugar poco conocido.

Es recomendable bañarse con escarpines para evitar las molestias de las piedras de la orilla.

Playa del Madero, Liencres, Cantabria

No es ningún secreto que las playas de Cantabria son uno de sus grandes tesoros. Dorados arenales rodeados de naturaleza y un agua de un azul intenso roban el corazón de todos los visitantes. Son muchas sus playas conocidas. Sin embargo, guarda secretos dignos de visitar.

La playa del Madero no tiene un acceso sencillo, y requiere un esfuerzo para conseguir la recompensa. La playa desaparece cuando hay pleamar, así que es recomendable consultar la marea antes de acudir, ya que además, no hay servicio de socorrista.

El oleaje puede ser intenso, por lo que hay que tener cautela con el baño. Sin embargo, a pesar de estas advertencias, cabe destacar que esta pequeña playa se ha formado por la erosión del mar con un orificio circular que crece cada año. Más que digno de contemplar.

TE RECOMENDAMOS