santa cruz

La contaminación atmosférica y acústica se limitará en el puerto de Santa Cruz

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprueba una ordenanza que comenzará a aplicar a finales de este año, especialmente para controlar el nivel de ruido
La contaminación atmosférica y acústica se limitará en el puerto de Santa Cruz
Vista general del puerto de Santa Cruz. DA

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife comenzará a aplicar en sus puertos, a finales de este año, una nueva ordenanza cuyo objetivo es limitar la contaminación atmosférica que se produce en los mismos, refiriéndose no solo a la emisión de gases contaminantes, sino, especialmente, a la contaminación acústica.

Así, tras su aprobación por el Consejo de Administración en la sesión ordinaria de ayer, y tres meses después de su publicación en el boletín oficial correspondiente, comenzará a aplicarse, concretamente, en el atraque de buques de línea regular, operaciones de carga y descarga de mercancía y operaciones terrestres en terminales portuarias.

Esta nueva norma establece básicamente la obligatoriedad de que los buques de pasaje que atraquen en muelles donde esté disponible el sistema de suministro de electricidad se conecten a la red, al igual que los contenedores con carga refrigerada que se encuentren en terminales con dicha prestación.

Los puertos de Santa Cruz de Tenerife, La Palma y La Gomera ya ofrecen el servicio de conexión a la red eléctrica a buques de tráfico regular durante su estancia en puerto, especialmente en horario nocturno. Pero no todas estas unidades están ya adaptadas al servicio, lo que obligará a la Autoridad Portuaria a asignarles otro atraque más alejado del centro de la ciudad.

La nueva ordenanza también exige que los contenedores refrigerados se conecten a la red eléctrica en las terminales de mercancía o mixtas dotadas del servicio, al tiempo que limita la estancia en puerto de los contenedores refrigerados que vayan a ser embarcados, pues no podrán acceder a la terminal antes de que se cumplan 24 horas para su embarque. En la operativa contraria, de los que desembarquen, si la terminal no ofrece conexión eléctrica solo permanecerán en puerto durante la noche los que deban pasar inspección aduanera o sanitaria al día siguiente.

Al respecto, próximamente se convocará una sesión extraordinaria del Consejo de Administración portuario para instar al Ministerio de Política Territorial a que provea, a los servicios de control fitosanitario en el puerto de Tenerife, del personal necesario para la realización de estas tareas los domingos.

Volviendo a la norma de control del ruido, también persigue regular el nivel sonoro de las alarmas propias del movimiento de la maquinaria con la que se presta el servicio portuario de manipulación de mercancías. Así, destaca la necesidad de conjugar el hecho de que sean perfectamente audibles, con que causen la mínima molestia a las personas ajenas a la operativa.

Avanza así la Autoridad Portuaria en su objetivo de integrar el puerto con la ciudad, implementando medidas que le permitan integrarse en la vida diaria de los núcleos urbanos.

Carlos González, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, afirmó al respecto que “tenemos claro que el camino hacia la sostenibilidad de la actividad portuaria y la integración puerto-ciudad pasa necesariamente por abordar el reto de la contaminación atmosférica y acústica, con iniciativas que redundarán en el bienestar de la ciudadanía y de las que esta nueva norma es un ejemplo”.

Adjudicación

En cuanto al apartado de adjudicaciones, destaca la correspondiente a las obras de refuerzo y habilitación de la 1ª alineación del Dique del Este, en el puerto de Tenerife, adjudicadas a Eneas Servicios Integrales S.A./GRULOP 21, S.L., por 2.725.639,63 y un plazo de ejecución de doce meses.

Dada la antigüedad del Dique del Este, Puertos de Tenerife informó de que trabaja en su adecuación a las condiciones actuales de cargas exigidas por la normativa al efecto. De igual modo, se quiere aprovechar para el refuerzo del muelle de forma que posibilite la operación de grúas móviles sobre orugas con capacidad de elevación de 600 toneladas.

TE RECOMENDAMOS