arona

Vía libre a las obras para acabar con los vertidos en zonas del sur de Tenerife

Acuaes adjudica por 41,5 millones de euros, los trabajos que evitarán la llegada al mar de las aguas residuales a través de los emisarios de Las Galletas, el Palm-Mar o San Miguel
El convenio entre el Estado y el Cabildo prevé una inversión de 170 millones de euros.
El convenio entre el Estado y el Cabildo prevé una inversión de 170 millones de euros. DA

El Consejo de Administración de la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha autorizado la adjudicación por 41.536.757 euros del contrato de ejecución de las obras y pruebas de funcionamiento del proyecto de colectores e impulsiones asociados a la depuradora de Montaña Reverón, en el término municipal de Arona.
Hasta 17 empresas presentaron sus ofertas y fue seleccionada la UTE Asch Infraestructuras y Servicios S.A.-Hidrotec Aguas S.L. por un plazo de 24 meses: 18 para la ejecución de las obras y 6 meses para la fase de puesta en marcha.

La actuación, declarada de interés general del Estado, es parte del plan de saneamiento y depuración que Acuaes desarrolla en la isla en base al convenio suscrito con el Cabildo y el Consejo Insular de Aguas que prevé una inversión de 170 millones de euros, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020.

Acuaes anticipa la financiación de las obras en su totalidad siendo recuperado el 50% del Cabildo en un plazo de 25 años a contar desde la finalización de las obras y asume igualmente su contratación y ejecución además de la dirección y gestión hasta completar su finalización.

El objetivo de la actuación es la eliminación de los vertidos directos sin adecuado tratamiento que actualmente se producen a través de los emisarios submarinos ubicados en San Miguel, Las Galletas o en Palm-Mar. Asimismo se contempla la regeneración de las aguas residuales depuradas para permitir su reutilización para riego agrícola.

La actuación conjunta de Arona Este-San Miguel contempla la ejecución de cuatro estaciones de tratamiento y bombeo (ETBAR), seis estaciones de bombeo (EBAR), así como una red de colectores e impulsiones de 64 kilómetros de longitud, que permitirán la conexión de los sistemas de saneamiento de Arona Este y de San Miguel con la depuradora de Montaña Reverón, cuyas obras está previsto se inicien en los próximos meses.

En el proyecto adjudicado, correspondiente al término municipal de Arona, se ejecutarán las ETBAR de Las Galletas y de Cho que trasladarán los vertidos producidos en la zona ubicada entre la autopista y la costa.

A ellas conectarán las nuevas impulsiones que proceden desde Costa del Silencio, Guaza y la futura de Palm-Mar, mientras que la zona situada al norte de la autopista verterá directamente a la nueva EDAR.

Serán 40 kilómetros de conducciones a los que se suman los 13 kilómetros del emisario terrestre de la Estación de Aguas Residuales Montaña Reverón.

satisfacción

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, indicó que para el Cabildo esta actuación es prioritaria en el plan de saneamiento y depuración de la Isla “para acabar con el problema de aguas residuales que sufrimos desde hace décadas”.

Para Rodríguez “el compromiso político del Cabildo para terminar con los vertidos de las aguas residuales y alcanzar una Isla más sostenible se está haciendo realidad”.

Por su parte, el alcalde de Arona, José Julián Mena, celebró el anuncio del Gobierno del Estado, por cuanto el sistema de saneamiento evitará la utilización de emisarios en el mar en zonas como San Miguel, Las Galletas o Palm Mar, además de contemplarse la reutilización de las aguas para uso agrícola, una vez tratadas, algo similar a lo que ya se hace en el municipio en Cabo Blanco, donde se tratan las aguas para su uso en el riego de jardines.

TE RECOMENDAMOS