violencia de género

Pacto para subir la financiación contra la violencia de género

La ministra Irene Montero preside en Tenerife la Conferencia Sectorial de Igualdad y participa en la cita ‘Mujer tenías que ser’
La ministra y las demás representantes políticas en el acto de La Laguna, ayer por la tarde.
La ministra y las demás representantes políticas en el acto de La Laguna, ayer por la tarde. Marta Torres

El Ministerio de Igualdad y las comunidades autónomas acordaron ayer prorrogar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que caduca el 28 de septiembre, y aumentar su financiación. Así lo anunció la ministra de Igualdad, Irene Montero, en cuanto a las conclusiones de la Conferencia Sectorial de Igualdad celebrada ayer en Santa Cruz de Tenerife. “Hemos alcanzado un importante acuerdo, el Acuerdo de Tenerife, que nos va a permitir lanzar un mensaje de absoluta unidad institucional de que la lucha contra las violencias machistas es una cuestión de Estado”, valoró la ministra.

En la Conferencia, a la que también asistieron la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez; y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, se acordó garantizar un sistema de financiación estable, plurianual y con fondos suficientes para dotar presupuestariamente a todos los servicios de recursos humanos y técnicos.

Como novedad, dijo Ángela Rodríguez, se ha acordado flexibilizar la política de gasto en cuanto a que los proyectos en materia de atención a la violencia machista podrán ser plurianuales y se permitirá el gasto en el capítulo uno, esto es, personal. A su vez, se ha aprobado un marco de cooperación en materia de violencia contra las mujeres para mejorar la respuesta “integral, eficaz y coordinada contra las violencias machistas” con la garantía de que en todo el territorio estatal habrá políticas, recursos y servicios que garanticen los derechos de las víctimas.

El marco de cooperación se articulará a través de un plan conjunto entre Estado y comunidades que tendrá una vigencia de cinco años, prorrogables automáticamente por periodos idénticos, salvo acuerdo de la Conferencia Sectorial. Asimismo, se acordó elaborar un catálogo de referencia de políticas y servicios, que será redactado por consenso y se aprobará en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial de Igualdad, previsiblemente en noviembre, y que tendrá como objetivo configurar un conjunto de estándares mínimos.

Además, en los periodos en que se produzcan repuntes de feminicidios o cuando se produzcan muertes de mujeres en los que concurran circunstancias de especial relevancia, las comunidades afectadas y el Ministerio de Igualdad constituirán “comités de crisis”.

Encuentro

La ministra también participó, ayer por la tarde, en un encuentro en La Laguna bajo el lema Mujer tenías que ser, y en el que estuvieron la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, la consejera de Derechos Sociales, Igualdad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, y la directora general de Juventud del Gobierno regional, Laura Fuentes. El acto se desarrolló en la terraza de La Laguna Gran Hotel con gran cantidad de público, y fue moderado por la influencer y activista en redes sociales Ceci Wallace, abordándose temas relacionados con la mujer, la igualdad y la diversidad.

Así, Irene Montero habló, por ejemplo, de la violencia política “que se ejerce contra las mujeres feministas” para que “no se debata de política sino del ruido que generan”, así como de “la infantilización” que además se sufre si se es joven. La ministra también abordó el tema de la conciliación y la política de cuidados, y recordó la puesta en marcha del Plan Corresponsables y el trabajo que se está haciendo para que “a las mujeres se les reconozca la experiencia informal de cuidados y que los mayores dependientes puedan vivir en sus casas”. Así como la Ley Trans, que confió en que “podremos tenerla a finales de este año” publicada en el BOE.

Por su parte, Ángela Rodríguez abordó la lucha contra la gordofobia o el síndrome de la impostora; mientras que Noemí Santana habló de deconstruir estereotipos y de las medidas del Gobierno en dependencia. Asimismo, Victoria Rosell trató la educación sobre igualdad en la juventud; mientras que Laura Fuentes abordó la necesidad de más recursos para salud mental, entre otros temas.

TE RECOMENDAMOS