economía

El turismo se dispara en julio en Tenerife y La Palma

La provincia occidental supera el 80% de ocupación; la Isla Bonita se sitúa a la cabeza (87%). “Son las ganas de viajar”, dice la ministra Maroto
turismo canarias

Después de todo, el viento no siempre sopla en la mala dirección. Hay alentadoras noticias vinculadas al principal motor de la economía canaria, a pesar de los rayos y truenos de la tormentosa actualidad, con la inflación y el coste energético a causa de la guerra de Ucrania.

Después de tantas calamidades, el turismo estabiliza su despegue y se aproxima a la velocidad de crucero de antes de la pandemia. La encuesta del Observatorio de la patronal Ashotel arroja unas conclusiones refrescantes que invitan al optimismo dentro de la debida cautela: sería una calamidad bochornosa ahogarse en la orilla.

Ánimo y precaución, por consiguiente. En fin, aquí están los datos: los hoteleros tinerfeños cerraron julio con una ocupación media del 81%, cinco puntos más de lo estimado a principios del verano. La Isla Bonita se lleva la palma, con el 87%. En Tenerife se elevó al 81,23%.

Por zonas, en la segunda, los establecimientos del sur anotaron un 84,71%; los del norte, un 69% y los del área metropolitana, el 64,32%. El Hierro registró un 83,23% y La Gomera (67,21%) acusó los achaques del mercado alemán. Son halagüeñas las expectativas para agosto gracias a la movilidad interior. El sondeo entre los asociados refleja que el comportamiento fue para el 41% mejor que en el mismo mes de 2019, al contrario que para el 44%. Para el 14%, igual que en el periodo previo a la COVID-19.

En consonancia con la tendencia positiva -sin motivos objetivos para echarlas al aire, suenan bien las campanas-, Enaire gestionó 30.090 vuelos en Canarias. Ello significa que se superó el nivel precoronavirus (+0,4%). En el conjunto nacional se recuperó el 94,8% de los que había en la frontera de 2019, cuando se batió un récord de tráfico aéreo. En resumen, la entidad pública contabilizó en julio 209.258, 7,8 puntos por encima de la media de Europa (-13% respecto a ese año).

La Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife confirma los “buenos resultados” del sector turístico canario durante el segundo trimestre, en un momento de inflación que se prolonga “más de lo esperado”. Al Archipiélago llegaron 5.745.662 turistas internacionales, 4.992.132 más que en el equivalente de 2021; 859.441 por debajo todavía de 2019.

En contraste, el gasto subió al dispararse los precios. Son las dos caras de la moneda. Habrá que darse con el canto de un euro en los dientes por la cuenta que trae la crisis. La entidad que preside Santiago Sesé reclama acciones que abaraten o compensen el coste de los carburantes y combustibles, cuya evolución desbocada arriesga “la viabilidad de la cadena de valor”.

La ministra Reyes Maroto no percibe que la inflación esté afectando a “las ganas de viajar”. Cara a la EPA del lunes, recalca que el turismo es una “palanca de recuperación”.

TE RECOMENDAMOS