tenerife

“Fue más explosiva de lo esperado”: 113 años de la erupción del volcán Chinyero

El Chinyero es conocido principalmente por ser protagonista de la última erupción registrada en la isla de Tenerife
La erupción del volcán Chinyero, la última ocurrida en Tenerife, sucedió el 18 de noviembre de 1909. DA
La erupción del volcán Chinyero, la última ocurrida en Tenerife, sucedió el 18 de noviembre de 1909. DA

El 18 de noviembre de 1909 el Chinyero entró en erupción tras algunos meses de avisos en forma de terremotos. Así bien, el proceso eruptivo fue breve, duró 10 días.

Aunque las crónicas hablan de que “fue más explosiva” de lo que se pensaba, afortunadamente nadie resultó herido. Una de sus corrientes de lava se dirigió hacia Las Manchas, pero paró pronto; otra fue en dirección a Santiago del Teide, pero frenó su marcha a la vera de la Montaña de Bilma.

El Chinyero, situado próximo al Teide y con 1.561 metros de altitud sobre el nivel del mar, es famoso por ser protagonista de la última erupción registrada en la isla de Tenerife. La anterior había tenido lugar en 1798, la erupción de Chahorra o Pico Viejo, que se extendió durante tres meses.

Así bien, en el histórico de erupciones de Tenerife encontramos algunas catalogadas como “dudosas” por ser descritas en documentos de navegantes europeos del siglo XIV y que los autores modernos ponen en duda como la de 1314, que sería la primera de todas; seguida de la de 1393 y la de 1430 (erupción de Taoro). No obstante, existen otras erupciones que sí se consideran documentadas como la de Boca Cangrejo en 1492; la de los años 1704 y 1705 que tuvo tres focos de emisión (Siete Fuentes, volcán de Fasnia y volcán de las Arenas); la de Trevejos o de Garachico en 1706 y las de Chahorra (1798) y Chinyero (1909).

La reserva natural especial del Chinyero es un paraje natural con una superficie de unas 2.379 hectáreas alrededor del volcán Chinyero. La Reserva ocupa parte de los municipios de Santiago del Teide, El Tanque y Garachico.

Esta zona, que se extiende desde los 565 a los 1.561 metros en el Chinyero, se caracteriza por incluir el sector más reciente de la dorsal de Abeque, constituida por una cadena de volcanes que unen el macizo de Teno con el edificio central insular Teide-Pico Viejo. En esta dorsal concurren dos de los episodios eruptivos históricos que han sucedido en Tenerife: la erupción de Arenas Negras en 1706, que destruyó parte del pueblo y el puerto de Garachico, y la del Chinyero en 1909.

El espacio protegido constituye un lugar de interés científico para el estudio de la sucesión natural. Además, conforma una muestra representativa del vulcanismo histórico de Canarias.

TE PUEDE INTERESAR