cultura

Santa Cruz celebra los 50 años de su gran museo al aire libre

Diversas instituciones se unen para conmemorar en 2023, con una amplia agenda de actividades, el medio siglo de la primera Exposición Internacional de Escultura en la Calle
El Espacio Cultural CajaCanarias de la capital tinerfeña sirvió de escenario a la presentación del programa conmemorativo. / Sergio Méndez

El Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife albergó ayer la presentación del programa de actividades conmemorativas por el quincuagésimo aniversario de la Exposición Internacional de Escultura en la Calle. Una agenda que se va a desplegar durante todo el año. La cita contó con las intervenciones de Margarita Ramos, presidenta de la Fundación CajaCanarias; Argeo Semán, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Tenerife, La Gomera y El Hierro; Juan Albino Méndez, vicerrector de Cultura de la Universidad de La Laguna; Alejandro Krawietz, director insular de Cultura del Cabildo de Tenerife, y José Manuel Bermúdez, alcalde de la capital tinerfeña, en representación de las entidades organizadoras.

El arquitecto y fotógrafo Carlos A. Schwartz, quien ha formado parte tanto de la exposición internacional organizada en 1973 como de la Comisión de Escultura en la Calle desde sus inicios, ofreció una semblanza histórica de este acontecimiento, elemento clave del paisaje cultural de la capital.

Schwartz explicó los orígenes de la idea que acabó fraguando y cómo se logró contar con artistas internacionales. Aludió a la cadena de amistades que permitió que creadores de primer nivel estuvieran presentes, en la exposición de 1973 y también en la de 1994. “La escultura nos permite vivir con ella, tocarla, sentarnos en ella, algo que no ocurre con otras artes plásticas”, apuntó, al tiempo que brindó anécdotas protagonizadas por el arquitecto Vicente Saavedra -fallecido en 2021-, gran impulsor de la exposición, al que calificó como “nuestro Cid Campeador”.

Carlos A. Schwartz (a la derecha, junto a Rafael Escobedo) hizo una semblanza histórica sobre las exposiciones internacionales de escultura en la calle. / Sergio Méndez

La presidenta de la Fundación CajaCanarias, Margarita Ramos, señaló que para la entidad “supone un gran honor acoger este acto de presentación de las actividades que se van a desarrollar y que servirá para poner en valor la labor que se realizó hace 50 años y de la que nosotros fuimos facilitadores para que esa idea tomara cuerpo y fuera una realidad, un apoyo que hemos mantenido de forma continuada desde entonces”.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, destacó que “cada una de las esculturas de la exposición forma parte de la vida de todos los chicharreros y chicharreras, de la idiosincrasia de los vecinos de la capital, que las han incorporado a sus vidas a través de vivencias y recuerdos. Es hora de que rindamos homenaje a las personas, pocas, que allá por 1973 hicieron mucho para todos”.

El director insular de Cultura, Alejandro Krawietz, reconoció estar “muy satisfecho de compartir entre todos las reflexiones alrededor de un aniversario de estas características, que permite resaltar la importancia que tuvo para la Isla la exposición de 1973”. Krawietz destacó que “Vicente Saavedra abrió vías para mostrar cómo el arte funciona en el servicio público en una iniciativa que significó el pistoletazo de salida antes de la Transición, que supuso el reencuentro de la vanguardia histórica con el presente”.

El decano del Colegio de Arquitectos, Argeo Semán, reconoció “el esfuerzo de los visionarios que hicieron posible esta iniciativa, que hoy en día no sería posible”, y destacó especialmente la figura de Vicente Saavedra. “Para el Colegio de Arquitectos se trata de un acontecimiento muy especial y agradecemos a todas las instituciones por asumir la importancia de una iniciativa única”.

El vicerrector de la Universidad de La Laguna, Juan Albino Méndez, afirmó que “es un momento de celebración por este encuentro de instituciones para un proyecto vivo, que supone un gran ejemplo del impacto que puede tener la cultura en la sociedad”, y consideró que “una sociedad apegada a la cultura genera buenos ciudadanos”.

CENTRO DE INTERPRETACIÓN

Uno de los integrantes de la Comisión de Escultura en la Calle, Rafael Escobedo, dio a conocer los detalles de las actividades que, de momento, configuran el programa. La primera tendrá lugar hoy martes, con la reinauguración del Centro de Interpretación de Escultura en la Calle, en el Parque García Sanabria de la capital tinerfeña, para continuar, a partir del viernes, con la exposición Lo que pesa una cabeza, que albergará TEA Tenerife Espacio de las Artes.

El programa continuará el 27 de abril, que es la fecha prevista para la inauguración de La otra escultura pública de Santa Cruz de Tenerife y los fondos escultóricos del Museo de Bellas Artes. El montaje, que se desplegará en el citado recinto museístico de la ciudad, fija su mirada en el primer espacio público de la capital donde se colocaron esculturas para su ornamentación y las obras que se colocaron en ella: la plaza de la Candelaria.

En mayo se plasmarán dos experiencias, ambas impulsadas por el Ayuntamiento. La primera es una aplicación, en formato de juego de rol, para interactuar con las esculturas que se hallan en el trazado de la ciudad, al tiempo que se profundiza en su conocimiento. La segunda es una iniciativa de realidad aumentada y permite recabar información sobre dichas obras, transmitida de forma oral y gestual en varios idiomas.

COLOQUIO Y CINE

TEA Tenerife Espacio de las Artes será nuevamente en verano escenario de la conmemoración. El centro de arte contemporáneo que gestiona el Cabildo abordará en una mesa redonda, en junio, el medio siglo de la primera Exposición Internacional de Escultura en la Calle, y dedicará un ciclo de cine todos los jueves del mes de julio.

En el último trimestre del año habrá tres foros, los días 5 de octubre, 16 de noviembre y 11 de diciembre, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, el Colegio Oficial de Arquitectos y el Ayuntamiento capitalino, respectivamente. Coincidiendo con la segunda fecha de este calendario de espacios de debate, la sede del Colegio de Arquitectos acogerá, desde mediados de noviembre, la tercera y última muestra expositiva contemplada en el programa de actividades.

LA HISTORIA

Las dos ediciones que ha contemplado la Exposición Internacional de Escultura en la Calle, celebradas en Santa Cruz de Tenerife durante los años 1973 y 1994, introdujeron en la ciudad obras de reconocidos artistas que transformaron sus espacios públicos.

El gran impacto paisajístico de estas piezas escultóricas situadas en parques y avenidas ha contribuido al acercamiento del ciudadano a las experiencias creativas, ha generado debate y ha situado a la capital tinerfeña a la vanguardia de la escultura contemporánea, “convirtiendo a Santa Cruz de Tenerife en un fantástico museo al aire libre”, según ponen de relieve los promotores de la conmemoración.

La primera edición de la Exposición Internacional de Escultura en la Calle tuvo lugar entre el invierno de 1973 y la primavera de 1974, y fue organizada por la Comisión de Cultura de la Demarcación de Tenerife, La Gomera y El Hierro del Colegio de Arquitectos de Canarias, con el patrocinio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la Caja General de Ahorros de Canarias, actual Fundación CajaCanarias.

Todas las obras seleccionadas, que guardaban como elemento común el formar parte de la vanguardia del arte moderno, fueron situadas en los principales espacios públicos de la ciudad. En la actualidad, un total de 39 esculturas de las que vertebraron ambas exposiciones permanecen ubicadas en el callejero capitalino, formando parte de su rico patrimonio, así como una más, que está ubicada en el municipio de Garachico.

TE PUEDE INTERESAR