Nueva clavada en un bar de Tenerife: 9 euros por un jugo de naranja pequeño

Nueva clavada en un bar del sur de Tenerife: 9 euros por un jugo de naranja pequeño

Nueva factura realmente escandalosa en un bar de Tenerife. En esta ocasión, un lector de DIARIO DE AVISOS, indignado -y no es para menos-, envía una factura para demostrar que el mes pasado le cobraron nueve euros por un vaso de jugo. 18, porque pidió dos.

El lector cuenta que fue a desayunar tranquilamente a un local ubicado en Playa de Las Américas, en el sur de la Islas, y pidió un jugo de naranja. “El vaso era de 33ml, un poco más pequeño, no llegaba ni a una lata de refresco. Por eso nos cobraron nueve euros”, indica.


La cuenta es llamativa, pues un cortado cuesta 2,50 euros o un sándwich mixto, de jamón y queso, 4,50, pero, sin duda, lo que más llama la atención es que dos jugos de naranjas pequeños tienen un importe de 18 euros.

Jamón “de pegatina” en un bar de Tenerife

El pasado mes, una vez más encontramos el caso de un usuario de Twitter que exponía su descontento ante lo que le habían cobrado en un bar de Tenerife y que le parecía desproporcionado.

El 14 de abril, @JaviDBP, como se conoce en Twitter, compartió una imagen del recibo en el que se veía lo que había tenido que pagar por una tosta en algún local de Tenerife. ¿Pagar 7.50 euros por una tosta está bien o es desorbitado? Y es que, “la tosta era de jamón serrano de pegatina”, explica en su tweet.

Cada vez más los usuarios de redes sociales comparten su descontento ante cuentas que deben pagar y que consideran que el precio se aleja de lo que realmente han consumido.

Las redes sociales se inundan de este tipo de publicaciones, siendo algunos casos más locos que otros.

2.50 EUROS POR UN JUGO DE NARANJA CON GUSANOS

No nos olvidemos de aquella vez que una usuaria de Twitter compartió que le sirvieron un jugo de naranja con gusanos y, tras avisar al camarero, intentaron cobrárselo a 2.50 euros.

“Me he pedido un zumo en un bar, le he pegado un trago y he visto que tenía pulpa, hasta que la pulpa se ha empezado a mover. Me quiero morir ahora mismo”, denunció Andrea (@AerdnaLov), una joven que vive entre Madrid y Almería, a través de su cuenta de Twitter hace algunos meses.

TE PUEDE INTERESAR