El infierno de la tinerfeña Joana Sanz: vive aterrada por un acosador

El mensaje de Joana Sanz tras la entrada en prisión de Dani Alves: "Gracias..."

La tinerfeña Joana Sanz sigue viviendo momentos complicados. Primero, por la situación judicial de su marido, Dani Alves, quien se encuentra bajo acusaciones de presunta violación a una joven de 23 años en una discoteca de Barcelona y está en prisión, sino también porque ha sido el blanco de constante hostigamiento por parte de algunos seguidores del exjugador del Barcelona. Estos sujetos la han estado acosando durante meses por lo que consideran un “abandono” de Dani Alves y la falta de apoyo que ellos desearían ver.

Este acoso implacable en plataformas de redes sociales llevó a la propia modelo a alzar la voz hace algunas semanas, manifestando su determinación a no tolerarlo. Sin embargo, uno de estos usuarios parece haber cruzado límites alarmantes; tanto es así que Joana Sanz estaría experimentando verdadero temor, especialmente después de descubrir los antecedentes penales de dicho individuo.

La tinerfeña compartió esta preocupante situación a través de sus historias de Instagram, utilizando la plataforma para hacer pública su angustia. En estas publicaciones, Joana compartió ejemplos de los mensajes que ha recibido de esta persona, mensajes que son genuinamente aterradores.

En uno de estos mensajes, se muestra una imagen borrosa de la modelo, capturada demasiado cerca para su comodidad, acompañada por un mensaje escalofriante: “Habla con tu amiga Joana Sanz para que disfrute mucho, porque pronto desaparecerá y nadie la encontrará más. Estamos vigilando sus movimientos”, es el perturbador contenido de este mensaje, proveniente de un individuo que la modelo ha bloqueado.

“Estoy sintiendo miedo”, confiesa la modelo, subrayando que esta persona ha estado profiriendo estas graves amenazas durante meses, no solo dirigidas a ella sino también a su círculo cercano. Lo más inquietante es que, tras indagar sobre el individuo en cuestión, sus peores temores se vieron confirmados.

“Este hombre tiene cargos en Brasil por posesión de armas, violencia doméstica y otros delitos”, revela la modelo, quien no logra comprender por qué debe seguir soportando diariamente tales amenazas e insultos. “Como si yo hubiera hecho algo malo a alguien”, lamenta.

A pesar de todo, el temor se ha arraigado en Joana: “Esta persona está cruzando límites peligrosos. La fotografía fue tomada durante una cena en Tenerife. Mi seguridad está en riesgo. Es suficiente”, suplica.

TE PUEDE INTERESAR