economía

Más de 10.000 afectados en Canarias por el caos del sistema aéreo británico

Turoperadores y aerolíneas trabajaron ayer a destajo para recolocar a los viajeros ‘varados’ después de que se cancelaran 73 vuelos, la mayoría, 38, en el aeropuerto Tenerife Sur
Numerosos viajeros con destino a Reino Unido tuvieron que esperar ayer durante horas en el Aeropuerto Tenerife Sur hasta que pudieron ser reubicados por las compañías. Fran Pallero
Numerosos viajeros con destino a Reino Unido tuvieron que esperar ayer durante horas en el Aeropuerto Tenerife Sur hasta que pudieron ser reubicados por las compañías. Fran Pallero

Un fugaz fallo en el sistema de navegación aérea de Reino Unido, ocurrido en la noche del domingo al lunes, pasó casi desapercibido. Solo llamó la atención de algunos veteranos profesionales del sector consultados por DIARIO DE AVISOS.

El problema estaba ahí, pero no terminó de reventar hasta la mañana del lunes, cuando este colapsó. Y no se trata de un nodo de comunicaciones cualquiera. Afectó a un país, que es el principal mercado emisor de turistas de Canarias y de Tenerife, en particular, y a un aeropuerto, Londres Heathrow, el de mayor actividades y conexiones de toda Europa.

La caída del sistema tuvo unas pocas horas de duración, entre tres y cinco, pero fue suficiente para que, entre el lunes y ayer, más de 10.000 personas se quedaran varadas en Canarias sin poder regresar a casa, esperando a que su aerolínea pudiera reubicarlas en otros vuelos, lo cual se vio complicado porque el martes es, junto al viernes, uno de los días con mayor tráfico de pasajeros.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) confirmó a este periódico que, el martes, hasta 73 vuelos habían sido cancelados en las Islas, la mayoría de ellos en Tenerife Sur, que sumó un total de 38. El resto de cancelaciones afectó a Gran Canaria (15), Lanzarote (13) y Fuerteventura (siete).

En cuanto a los retrasos, las mismas fuentes indicaron que fueron numerosos, si bien insistieron en que, poco a poco y a lo largo de la jornada, las diferentes líneas aéreas habían ido devolviendo la normalidad al caos vivido entre el lunes y el martes.

Desde Aena se precisó que el organismo había repartido mantas y agua a los afectados que se quedaron varias horas a esperar sus nuevos vuelos, además de comunicar la situación a Cruz Roja.

Esta organización instaló un pequeño dispositivo con medio centenar de camas plegables destinadas a personas en situación de especial vulnerabilidad, como mayores o niños.

En Tenerife Sur, sin hotel hasta el viernes

Hubo turistas que ayer se afanaban en buscar hotel o apartamento en el sur de Tenerife porque sus vuelos había sido reprogramados para el próximo viernes, lo cual complica mucho una alternativa viable para permanecer en la comarca.

Más suerte, sin embargo, tuvieron quienes habían viajado a Tenerife de la mano de un turoperador, que ofrece todas las garantías a sus clientes y disponen de medios propios para devolverlos a su lugar de origen.

El principal de ellos en operar en la Isla con el mercado británico, Jet2, explicó que, en su caso, se habían visto afectados un total de 16 vuelos, lo cual se traduce en unas 4.000 personas “varadas” en el aeropuerto de Tenerife Sur.

Las fuentes explicaron que “la gestión la hace cada aerolínea. En nuestro caso, todos los pasajeros han ido a hoteles hasta que, a lo largo del día de hoy -ayer para el lector-, los hemos ido recolocando. Todos los pasajeros en hoteles irán saliendo durante esta jornada”, subrayaron para recordar que, al tráfico habitual de los martes, había que sumar los vuelos de quienes habían sufrido cancelaciones el lunes, lo cual dio lugar a una intensa “Operación Retorno”.

Una “avería en el sistema de planificación de vuelos” de Reino Unido

El Servicio Nacional de Tráfico Aéreo de Reino Unido (NATS, según sus siglas en inglés), la Aena británica, aseguró ayer que los retrasos y cancelaciones en sus aeropuertos, especialmente Londres Heathrow, se había debido a lo que calificó como “avería en el sistema de planificación de vuelos”, lo que habría afectado a su capacidad para garatizar la organizacion automática e inteligente de los mismos.

El número de retrasos y cancelaciones se contó por cientos y algunas fuentes dieron la cifra del medio millar. De estos, los datos de Aena indican un total de 73 cancelaciones a lo largo del día de ayer.

Hay que tener en cuenta el enorme impacto que un fallo de estas características ha tenido en Canarias, cuyo principal mercado emisor de turistas es, precisamente, el británico.

De hecho, el año pasado vinieron a las Islas más de cinco millones de residentes en el Reino Unido, más del doble de los que aporta el segundo mercado en importancia, el alemán, con 2,4 millones de personas. Unas horas de avería en Gran Bretaña, sin embargo, provocó, al menos, diez mil afectados.

TE PUEDE INTERESAR