sociedad

La pobreza en Canarias se ceba en los hogares con menores

Canarias tiene la segunda tasa de riesgo de pobreza y/o exclusión más alta de España
La pobreza se ceba en Canarias en los hogares con menores

La pobreza se ceba en Canarias en los hogares con menores a cargo, hasta el punto de que en 2022 el 47,8% de los mismos estaba en riesgo de pobreza y/o exclusión social, un 15,9% más en comparación con 2015.

En total son 376.570 niños y adolescentes canarios quienes padecen esta situación, el peor dato de la serie histórica.

Se trata de cifras “insoportables”, ha destacado en rueda de prensa el presidente de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Canarias (EAPN-Canarias), Juan Carlos Lorenzo, tras entregar el informe ‘El estado de la pobreza 2022’ a la presidenta del Parlamento autonómico, Astrid Pérez.

Dicho informe coloca a Canarias con la segunda tasa de riesgo de pobreza y/o exclusión más alta de España, el 36,2% de la población, solo por detrás de Extremadura (36,9%), cuando la media del conjunto nacional se sitúa en el 26 % de la población.

Este dato supone una reducción de la denominada tasa AROPE de 1,6 puntos con respecto a 2021, si bien el nivel de pobreza severa engloba al 13,2% de los canarios (287.286 personas), el segundo mayor porcentaje a nivel nacional, y sufre los peores datos de privación material y social severa y de personas que conviven en hogares con baja intensidad laboral.

En esto tiene mucho que ver el incremento del coste de la vida, en especial el encarecimiento de la vivienda, sobre todo de los alquileres, opción para el 34,9% de las personas en situación de pobreza frente al 14,5% para las que no lo son.

Casi tres de cada cinco canarios pagan por su vivienda por encima de lo recomendable, el 30% de sus ingresos. En el caso de los jóvenes en edad de emanciparse representa el 99%.

Además, la pobreza energética ha aumentado en Canarias un 134% desde 2015, hasta colocarla a la cabeza en este parámetro en toda España: casi una de cada cinco personas en riesgo de pobreza o exclusión social no pueden mantener sus hogares a una temperatura adecuada.

El 60% de los hogares canarios tiene dificultades para llegar a fin de mes y para afrontar cualquier imprevisto y un amplio porcentaje no puede pagar los servicios básicos.

Así y todo, en Canarias se ha producido en los dos últimos años una “leve mejoría” gracias al denominado “escudo social” sin el cual los índices de pobreza se habrían disparado por encima del 50% de la población, calcula la EAPN, que demanda medidas estructurales y no coyunturales, una vez que dejen de aplicarse las medidas “colchón” adoptadas tras la pandemia de covid-19.

El vicepresidente de EAPN Canarias, Fernando Rodríguez, ha detallado que desde 2015 solo han conseguido salir de la pobreza 19.000 personas en las islas, por lo que hay 200.000 por encima del reto que se ha marcado para 2030 dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y por eso se requieren “medidas mucho más contundentes”.

Esa mejoría, en todo caso, va a varias velocidades, pues en este marco temporal más de 80.000 hombres han salido de la pobreza frente a 19.000 mujeres, que cobran de media unos salarios un 20,9% inferiores a los de los hombres.

Además de la “brecha de género” que ilustra un dato: el 38,3% de las mujeres canarias están en situación de pobreza y/o exclusión social por un 34% hombres y el informe de la EAPN se detiene en otros aspectos como la discapacidad como factor determinante: el 30% de discapacitados son pobres frente al 22,7% del resto de la población.

Asimismo, subraya que el 43,7% de los hogares monomarentales son pobres o están en situación de exclusión, y que la pobreza “se hereda”: uno de cada tres adultos que la padecen han crecido bajo estas circunstancias.

Y son precisamente estos dos últimos datos, la pobreza de los hogares monomarentales y las disfunciones del llamado “ascensor social” los que junto al aumento de la población, en buena medida por familias inmigrantes, pueden estar detrás del “alarmante” dato de la pobreza infantil y adolescente, que “se ha duplicado, incluso triplicado” respecto a años anteriores, indican desde EAPN-Canarias.

Una tendencia que se refleja, por ejemplo, en el aumento de las solicitudes de becas de comedor, de estudios y de transporte, ha anotado Fernando Rodríguez.

Desde EAPN Canarias recalcan que “acabar con la pobreza es cuestión de voluntad política” y de garantizar derechos, y piden alejar esta cuestión de la lucha partidista y que se trabaje por un pacto estatal y en una estrategia canaria.

El estudio “El estado de la Pobreza 2022” de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) muestra una España en dos mitades: las comunidades al norte de Madrid presentan las tasas más bajas de pobreza y las situadas al sur, con cifras elevadas y muy por encima de la media nacional.

Las tasas más bajas si se compara en la tasa AROPE (estar en riesgo de pobreza, carencia material o baja intensidad del empleo) para 2022 son las de Navarra y País Vasco, con el 14,5 % y el 15,7 % respectivamente. Las más altas se registran en Extremadura y Canarias, con el 36,9% y el 36,2%, respectivamente.

Esa tasa de pobreza es 4,4 puntos porcentuales superior a la media UE y la quinta más alta de todos los países miembros. Por encima sólo están Rumanía, Bulgaria, Grecia y Estonia.

Una de las conclusiones del informe ‘El estado de la Pobreza 2022’ señala que el gasto en vivienda, la inflación y las escasas ayudas a las familias con niños están lastrando la recuperación de los hogares: más de 12,3 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social.

“El coste de la vivienda, la brecha de género y el apoyo insuficiente a las familias con menores se constituyen como elementos clave para la generación de pobreza en España”, ha explicado Carlos Susías, presidente de la red en la presentación este martes de la investigación, en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. 

TE PUEDE INTERESAR