internacional

La falta de acuerdos de Sánchez en Rabat pospone avances sobre las aguas

El retraso de la decisión sobre la frontera con Marruecos en Ceuta y Melilla deja sin contenido canario la tan esperada, como postergada, cumbre del presidente español con Mohamed VI en el país vecino
La falta de acuerdos de Sánchez en Rabat pospone avances sobre las aguas
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, y el presidente español, Pedro Sánchez, junto a sus homólogos marroquíes, Aziz Ajanuch y Naser Burita. | La Moncloa

Tampoco se esperaba, precisamente, una solución definitiva a un caso tan complejo como es pactar una mediana territorial en las aguas que se encuentran entre Canarias y Marruecos, pero las alusiones en las vísperas sobre posibles avances al respecto alimentaron unas expectativas que ayer se difuminaron por la ausencia de noticias al respecto con el retorno del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, tras su encuentro en Rabat con el monarca de Marruecos, Mohamed VI.

La decepción es mayor al recordar que esta cita tenía que haberse producido cuando el mandatario hispano se desplazó a Rabat para la Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada los pasados 1 y 2 de febrero de 2023 y que finalmente no tuvo lugar, ya que el alauita se encontraba fuera del país y una conversación telefónica le invitó a regresar en breve, por mucho que el retorno de Sánchez finalmente tardase un año en materializarse.

Todo apunta a que el inesperado desencuentro entre ambas administraciones para consumar la reapertura de la frontera terrestre en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla ha frenado notablemente la capacidad de llegar a unos acuerdos que son esperados como agua de mayo desde que el Gobierno de España apostó en marzo de 2022 por votar a favor de la solución propuesta por Rabat para resolver el conflicto histórico sobre la ocupación marroquí de los territorios del Sáhara Occidental.

A su retorno de la capital marroquí, el propio Sánchez reconoció anoche que por parte española “está todo listo” para que la aduana de Melilla pueda reabrir y la de Ceuta pueda empezar a funcionar, pero por parte marroquí aún quedan cuestiones que resolver, pero en ningún caso obstáculos de carácter político o jurídico.

Según precisó, el primer ministro del país vecino, Aziz Ajanuch, le aseguró durante el largo encuentro que mantuvieron antes de citarse con Mohamed VI que “tan pronto” como se resuelvan se dará este paso incluido en la hoja de ruta pactada en 2022.

Por otra parte, Sánchez puso en valor la cooperación “ejemplar” que hay con Marruecos en materia migratoria, ensalzando los buenos resultados de los programas de migración circular que permiten la llegada de temporeros a España, y también de lucha contra las mafias que trafican con personas.

“No tenemos en absoluto ningún reproche que hacer, como tampoco tenemos ningún reproche que hacer en el ámbito de la lucha contra el narcotráfico”, aseguró después de ser preguntado expresamente por esta cuestión tras el asesinato de dos guardias civiles en Barbate.

TE PUEDE INTERESAR