cultura

Adán Delgado Illada: tocar, enseñar, compartir música

El artista isorano, trompeta solista de la Orquesta Nacional, participa en mayo en el International Trumpet Guild, en EE.UU.
El artista tinerfeño inicia el próximo mes de marzo una intensa actividad, como intérprete y como docente. / DA

Cuando la madre de Adán Delgado Illada (Chío, Guía de Isora, 1981) decidió inscribir a sus hijos en una actividad extraescolar, pensó en la mecanografía. Pero le dijeron que el niño -solo tenía ocho años- aún era muy pequeño para ejercitarse con la máquina de escribir. Sin embargo, este inconveniente temporal resultó ser una circunstancia afortunada, pues condujo al trompeta solista de la Orquesta Nacional de España a iniciarse en la música en la banda de su pueblo. También a continuar sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife, a ser becado por la Academia de Estudios Orquestales de la Sinfónica de Tenerife, a participar en clases magistrales de docentes y artistas de prestigio…

El aprendizaje, la docencia y las salas de conciertos se han convertido en los tres ámbitos a partir de los cuales se destila una misma pasión, la música. Hoy Adán Delgado Illada, además de su labor en la orquesta nacional, que desarrolla desde 2009, es miembro fundador del brassONEquintet y profesor invitado del Conservatorio Superior de Música de las Islas Baleares.

ESTADOS UNIDOS

Y basta con echar un somero vistazo a su agenda para comprobar que esa pasión sigue viva, intacta y en continua evolución. Del 28 de mayo al 1 de junio, por ejemplo, Delgado Illada participará en la conferencia del International Trumpet Guild, en Estados Unidos, en Los Ángeles. En este encuentro musical, absoluta referencia en el mundo de la trompeta, formará parte del jurado, compartirá experiencias y dará un recital que incluye estrenos absolutos de composiciones para trompeta y piano de autores como Ricardo Mollá y Javier Martínez, además de incluir una obra del tinerfeño Agustín Ramos, quien, precisamente, condujo sus inicios en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife.

AGUSTÍN RAMOS

“Aprendí muchísimo con Agustín Ramos de profesor -detalla el intérprete isorano en una charla con DIARIO DE AVISOS-, y ese aprendizaje, con el paso del tiempo, se fue transformando en una gran admiración, hacia el docente, el compositor, el músico y la persona. En una amistad. De manera que Agustín Ramos es mi exprofesor, mi amigo y alguien a quien admiro”.

También Hakan Hardenberger es un ejemplo para Adán Delgado Illada. El célebre trompetista sueco, quien el pasado enero dirigió un ensemble de viento y percusión de la Sinfónica de Tenerife en el 40º Festival Internacional de Música de Canarias, acude al foro musical de Estados Unidos.

“La conferencia del International Trumpet Guild -señala- es el encuentro de los encuentros, que cada año reúne lo mejor de todo lo vinculado a la trompeta. Por eso supone un gran honor que me hayan invitado. Estar en Los Ángeles junto a gente que para mí es tan importante me lo tomo como un reto, el de intentar hacerlo lo mejor posible, y, a la vez, con gran ilusión, ante la posibilidad de aprender y de escuchar los conciertos y las sesiones de gente tan relevante”.

CLASES MAGISTRALES

Pero además de esta cita, Adán Delgado Illada desarrollará una intensa actividad entre marzo y junio. Dará clases magistrales en el Conservatorio Superior de Córdoba y en los de Lucena y Arrecife; al igual que en Koszecin (Polonia) y en Gyor (Hungría), donde también ofrecerá conciertos. En Estonia, será jurado del Trumpet Talents Tallinn, del 6 al 7 de abril, y allí también brindará clases y dará un recital. Igualmente, tiene previsto colaborar con la Filarmonica George Enescu de Bucarest, en Rumanía.

ZUBIN MEHTA

A partir de agosto, el tinerfeño tiene previsto colaborar de nuevo con la Symphony Orchestra of India y el afamado maestro Zubin Mehta, con actuaciones en Bombay y Emiratos Árabes. Además, viajará a Colombia con la Orquesta Nacional de España en una gira que dará inicio a la nueva temporada.

Al abordar su faceta docente, el músico diferencia entre un contexto cercano a la profesionalidad, un alumnado que está terminando los estudios superiores o ya lo ha hecho, “donde la gente tiene ya las cosas bastante claras”, y el de los estudiantes más jóvenes, de un nivel medio o inicial, en el que la lección fundamental “es que se planteen si aman lo que hacen”. “Para tener la energía necesaria con la que luchar por eso que te apasiona, para superar los obstáculos con los que te vas a encontrar en el mundo de la música -explica-, mucho más importante que el talento es la capacidad de trabajo, de sacrificio, de querer mejorar cada día”. “En ocasiones los niños estudian persuadidos por la familia, por las amistades, por quien sea… pero ¿para qué estudiar una cosa si en realidad no te gusta?”, apostilla.

Del otro lado, cuando se le pregunta acerca de lo que aprende de los alumnos y las alumnas a quienes transmite sus conocimientos, Delgado Illada alude también a valiosas enseñanzas: “El contacto con el alumnado me ayuda a afinar más, me enseña a ponerme en su lugar, a profundizar en la causa de lo que sucede en cada momento y, con suerte, a dar con las claves para ayudarle mejor”. “La enseñanza es una pasión tan grande como la que tengo como intérprete. Son complementarias, porque ambas te obligan a seguir reflexionando, a continuar buscando maneras de mejorar, algo que nunca acabas de hacer”.

Adán Delgado Illada es trompeta solista de la Orquesta Nacional de España y miembro del brassONEquintet. / DA

CALIDAD

Adán Delgado ha vivido en primera persona el relevo generacional experimentado por la Orquesta Nacional de España. También cómo se ha ido elevando el nivel de los intérpretes españoles, con su reflejo en los escenarios internacionales. Un proceso que resultó tardío, señala, y para explicar el motivo habría que remontarse incluso a la Guerra Civil y las oscuras décadas que vinieron después.

“El nivel de nuestros músicos es totalmente equiparable al de cualquier otro país. Hoy es normal que intérpretes españoles formen parte de grandes orquestas europeas y de Estados Unidos, algo que no resultaba habitual hace apenas 20 años. En el caso de la Orquesta Nacional de España, la calidad artística ha evolucionado una barbaridad, y eso se agradece mucho”, subraya.

BRASSONEQUINTET

El grado de exposición ante el público es una de las diferencias que encuentra el trompetista isleño entre formar parte de la orquesta y hacerlo del brassONEquintet: “La música de cámara es una especie de bálsamo para un intérprete. Es una labor muy productiva y sus resultados los puedes luego llevar a la orquesta”, afirma.

“Trabajar entre cinco requiere más implicación: técnica, mental, de trabajo y de toma de decisiones. Mientras que en la orquesta existe una jerarquía, está el director, a partir de la cual se va construyendo una idea de grupo, en brassONEquintet todo es una cuestión de cinco al contrastar opiniones y optar por una alternativa u otra. La elección del repertorio suele ser más exigente para cada uno de nosotros y, en suma, nos exponemos más”, concluye el artista de Guía de Isora.

TE PUEDE INTERESAR