cultura

La directora finlandesa Emilia Hoving debuta esta semana con la Sinfónica

El Auditorio de Tenerife alberga el viernes ‘Sol escandinavo’, que incluye obras de Nielsen, Schumann y Sibelius; el violonchelista estadounidense Zlatomir Fung es el solista invitado
Emilia Hoving se pone el viernes al frente de la Sinfónica de Tenerife por primera vez. / DA

Con el título de Sol escandinavo, la Sinfónica de Tenerife aborda su decimoséptimo programa de la temporada 2023/2024. La cita contará con los debuts de la finlandesa Emilia Hoving, en la dirección, y del violonchelista estadounidense Zlatomir Fung, como solista invitado. El concierto, que incluye obras de Nielsen, Schumann y Sibelius, tendrá lugar este viernes (19.30 horas) en el Auditorio de Tenerife.

Para Fung, el Concierto para violonchelo y orquesta en la menor, op.129, la obra de Schumann que se interpretará, está “escrito como un largo y vívido sueño, lleno de muchas emociones: ternura, terror, curiosidad, soledad, alegría y mucho más”. El intérprete, de origen búlgaro y chino, alude a su emoción por intervenir por primera vez con la orquesta y destaca “el hermoso dúo en el segundo movimiento entre el violonchelista solista y el principal, un momento único en el repertorio”.

Sol escandinavo comenzará con la Obertura Helios, op.17, que Carl Nielsen escribió en 1903 evocando el mito mediterráneo del dios del Sol, tras su breve estancia de tres meses en Grecia. Los instrumentos imitan el movimiento del astro, desde el orto hasta el ocaso, intensificándose en el cénit con solemnes fanfarrias de metales, que desembocarán en una inesperada fuga en las cuerdas, deslizando al oyente hacia el atardecer.

A continuación, sonará el citado Concierto para violonchelo y orquesta de Robert Schumann. Esta partitura, escrita en Düsseldorf y fechada en 1850, se completa en apenas dos semanas, aunque no será estrenada hasta una década después de su fallecimiento. Bajo una estructura en tres movimientos, donde es permanente el diálogo entre la orquesta y el solista -aunque con la ausencia de acrobacias solísticas-, se asoma la melancolía y la pasión que acompañarían a las creaciones del compositor germano.

Tras el descanso, será turno para la Sinfonía nº 5 en mi bemol mayor, op.82, de Jean Sibelius, estrenada en 1915 para celebrar su quincuagésimo aniversario, aunque será objeto de posteriores revisiones hasta dar con su forma definitiva en 1919. Se trata de una obra que transmite luz y optimismo, en la que el autor finés imprime una nueva estructura sinfónica cíclica o rotacional, donde las principales ideas musicales reaparecen sin cesar a lo largo de la ejecución.

Emilia Hoving estudia en la Academia Sibelius de Helsinki con los profesores Sakari Oramo y Atso Almila; comenzando sus estudios de dirección en 2015 con Jorma Panula. En 2021 obtiene el premio Revelación de las Artes de la crítica de su país y hoy es una de las directoras finlandesas más influyentes.

Zlatomir Fung, actual artista residente de la Royal Philharmonic Orchestra, comenzó a tocar el violonchelo con apenas tres años. Es el solista más joven en ganar el International Tchaikovsky Competition.

TE PUEDE INTERESAR