tenerife

Las hogueras de San Juan iluminan la noche de Tenerife

Los tinerfeños celebraron un año más la llegada del verano en torno al fuego purificador, en el marco de un llamamiento a la responsabilidad y prohibiciones para evitar incendios
Imágenes: Fran Pallero / Sergio Méndez

Como cada víspera de San Juan, cientos de hogueras iluminaron anoche Tenerife, desde el Sur al Norte, para celebrar una noche mágica que reunió a miles de personas para festejar la llegada del verano con el fuego purificador de San Juan en esta tradición popular de origen pagano.
Una celebración en la que todos los ayuntamientos de la Isla hicieron un llamamiento al civismo y la responsabilidad ante el riesgo de incendios y el fuerte viento que hizo en algunos puntos, estableciéndose dispositivos especiales de seguridad y marcando cada municipio sus prohibiciones, permisos y recomendaciones. De manera general, el Cabildo recordó que estaba prohibido la realización de hogueras en toda la zona de riesgo de incendio forestal de la Isla, en las que se incluían todas las medianías y los Parques Rurales de Teno y Anaga. Y es que la Corporación insular ha declarado desde el pasado 3 de junio y hasta el 3 de noviembre de este año el periodo de alerta por incendios forestales en la Isla.
A pesar de las medidas, Protección Civil y bomberos tuvieron que intervenir en algunas hogueras que se extendieron por el cauce del barranco de María Jiménez en la capital tinerfeña, según informó el Cecopal en redes sociales.

Las hogueras alumbraron anoche toda la Isla, especialmente su costa, conjugando fuego y agua. En el Sur, por ejemplo, Granadilla de Abona tenía previstas dos hogueras institucionales en El Médano y Los Abrigos, donde también hubo actuaciones musicales.
Mientras, la capital volvió a congregar decenas de hogueras por todo el municipio, celebrándose de nuevo en Acorán una de las más grandes, que este año contó con la novedad de música en vivo. También la zona de charcos de Valleseco celebró la noche de San Juan, aunque sin hogueras, ofreciendo en cambio actuaciones musicales y dos food trucks, culminando con el tradicional baño en el mar.
En el Norte, Puerto de la Cruz es sin duda uno de los municipios que más intensamente vive las fiestas de San Juan, que arrancaron el sábado con el enrame de los chorros, una tradición vinculada al agua que se obtenía directamente de las fuentes naturales. La ciudad turística conserva ocho de ellas: los chorros del Durazno, Las Maretas, Mequínez, el Muelle, Cupido, Las Cabezas, Punta Brava y, el más conocido, el chorro Cuaco. El enrame de los chorros dio paso ayer a la noche de San Juan donde centenares de portuenses y de visitantes se dieron cita en las playas y entornos costeros de la ciudad, para conjurar a base de fuego y agua todos los males y darle la bienvenida a la época veraniega. Esta noche tiene un gran arraigo en la localidad portuense y Playa Jardín se convirtió, un año más, en el punto neurálgico.

TE PUEDE INTERESAR