cd tenerife

Paulino Rivero: “Las noticias negativas no ayudan a la reputación de la marca, ni en el fútbol ni en nada”

DIARIO DE AVISOS habla con el presidente del CD Tenerife tras el temporal provocado por el máximo accionista del club, José Miguel Garrido
Paulino Rivero, presidente del CD Tenerife. | Sergio Méndez

Paulino Rivero Baute (11 de febrero de 1952, El Sauzal) es expresidente del Gobierno de Canarias y actual presidente del CD Tenerife desde diciembre de 2022. La situación actual de la entidad es altamente conflictiva, por lo que el dirigente deportivo intenta capear el temporal provocado por el máximo accionista de la entidad, quien se encuentra inmerso en un mediático juicio por el caso Nummaria.

– ¿Detecta o tiene constancia de que, después de la reciente ampliación de capital que se hizo en la entidad, siga habiendo movimientos para la venta y compra de acciones?

“Parece que el mercado ha estado muy movidito. Estoy atento a todo lo que ocurre en torno al Tenerife. En este caso, es un asunto muy simple: el Tenerife tiene un número de acciones y hay gente que compra y que vende. En estos momentos, lo que es necesario es quién quiere vender acciones y, fundamentalmente, quién quiere comprarlas. Hay quien ha vendido y quien ha comprado. En fin, esto vamos a dejarlo a los inversores, a los que quieren invertir en el Tenerife. Lo que puedo decir es que me parece un buen negocio invertir por lo nuestro, invertir por nuestro equipo representativo, invertir por el Tenerife; yo creo que es una buena apuesta”.

– ¿Cómo es la relación suya con el sindicado de accionistas?

“Pues tengo muy buena relación con el sindicado y con el resto de accionistas. Es decir, tengo una relación cordial, próxima y de compromiso. Me siento comprometido con todos los accionistas, con los que tienen muchas acciones y con los que tienen pocas. Durante mi trayectoria, he demostrado que es lo que priorizo con acciones concretas y he priorizado siempre la defensa de Tenerife y del Club Deportivo Tenerife. La entidad está por encima de los accionistas, desde mi punto de vista. Los accionistas son los dueños de las acciones, pero no los dueños del club. Y yo me siento representante del club, de todos sus accionistas y de toda su afición.

– ¿Esa frase última es un aviso a navegantes?

“Yo creo que esa es la realidad y que cada uno que haga la lectura que quiera, la que le corresponda. Seguramente, habrá lecturas derechitas y otras más torcidas, eso depende de lo que quiera interpretar cada uno, pero esa es la realidad”.

– ¿Cómo es su relación con José Miguel Garrido? ¿Tensa, cercana, alejada…?

“Buena, cordial. En general, intento tener una relación cordial y cercana con todo el mundo”.

-¿De qué forma ha empeorado o dañado la imagen del club las cuestiones judiciales que afectan al máximo accionista de la entidad?

“Eso no es bueno para la entidad, el ruido no es bueno. Las noticias negativas no ayudan a la reputación de la marca, ni en el fútbol ni en nada. Por tanto, todas esas cosas no nos vienen bien. En lugar de todo eso, me gustaría que viéramos el acto de hace una semana en la ciudad deportiva, al que acudieron 600 niños junto a sus padres y familias; que se viera la concentración de escolares que realizamos en Guía de Isora o la de este pasado jueves en Icod, con los municipios de la Isla Baja. Ese es el ambiente que se respira en torno al Tenerife”.

– Pero convendrá que una cosa mala puede tapar diez buenas…

“Es verdad que nos difumina, pero vamos a intentar revertirlo. Desde luego, a la pregunta que usted me hace sobre si es bueno, respondo que no. ¿Tenemos que intentar revertir esa situación? Sí, cuanto antes, para que nos concentremos en las cosas positivas en torno al fútbol, no en los aspectos negativos”.

-El foco de atención está puesto ahora en una persona, que es José Miguel Garrido. ¿Por qué el resto de accionistas mayoritarios no actúan para que la situación del club no sea la misma, que no es la más adecuada?

“Yo estoy concentrado en el trabajo, en el consejo y las cuestiones de decisiones dentro del sindicado les corresponde a ellos. Vamos a separar perfectamente, y yo separo perfectamente, el papel que le corresponde a los accionistas que están en el sindicado y el que tienen el resto de los accionistas de la entidad. Muchas veces sé que es difícil, que al final termina contaminando a la entidad, pero tengo todo el respeto a los accionistas, a los del sindicado y al resto”.

-Por rescatar cosas positivas de la temporada, que no todo está mal. En la parte social, se ha hecho un gran trabajo de acercamiento que era absolutamente necesario.

“Creo que estamos logrando penetrar en la sociedad Tenerife con mucha más receptividad de la que yo esperaba. No esperaba que, en un año, tuviéramos un cambio tan importante. No es nada fácil firmar acuerdos y hemos firmado dos muy destacados. Uno tiene que ver con los acuerdos con los clubes y otro con el proyecto de visitas de los escolares al estadio. En los dos casos, hay una línea argumental que es acercar el Tenerife a la gente, a todos los rincones de la Isla. Una, a través de los equipos de fútbol, ya que el fútbol es una herramienta muy potente para llegar a todos los rincones; y la otra, que también es muy potente, a través de los colegios, de los centros escolares. En la futbolística no se trata solo de descubrir talentos en la cantera, que también, si los hay bienvenidos sean, sino también lo utilizamos como vía para llegar a todos los puntos de la Isla y, en ese sentido, creo que es un éxito hasta ahora que tengamos un total de 603 equipos tutelados, eso son 11.476 jugadores, 1.299 técnicos y auxiliares, y que todo eso está coordinado desde el Tenerife. Todos estemos interactuando desde el punto de vista deportivo, desde el punto de vista técnico, desde el punto de vista nutricional, etc. Todo eso nos está generando lo que queremos, que es despertar un sentimiento de pertenencia con el Tenerife. Y a través de los colegios igual, la penetración a través de los centros deocentes tiene el mismo objetivo”.

-Si surgen más jugadores en la cantera, habrá más posibilidades de que futbolistas de la tierra lleguen al primer equipo. Y eso, a su vez, también permitirá que se vendan jugadores y que el Tenerife no siempre sea un equipo comprador, en lugar de vendedor…

“Esa es la clave. El fútbol profesional ya no es como antes de que se pusiera coto al gasto de los equipos, que me parece que fue en 2013 o 2014, cuando los equipos podían endeudarse sin límites. Hoy no, hoy está acotado, los equipos se pueden gastar no más de lo que ingresan. Eso está acotado. La única manera de incrementar la capacidad de gasto es que haya ingresos. Los ingresos se pueden tener vía patrocinio, que lo estamos trabajando, o bien generando activos, jugadores. Eso es lo que va a marcar la diferencia en el futuro entre los clubes. Aquel que sea capaz de tener una gran factoría, que fabrique activos para sí mismo o para vender. Nosotros trabajamos con la idea de que la Ciudad Deportiva del Tenerife no sea la Ciudad Deportiva del Tenerife con cuatro campos de fútbol, sino con los más de 100 campos que hay en la Isla, 108 campos en concreto, sean una gran ciudad deportiva del Tenerife. Hay que agradecer y reconocer el trabajo que han hecho los consejos de administración del Tenerife que nos han precedido, en concreto el de Miguel Concepción, nos han dado una herencia extraordinaria, fantástica, con la colaboración del Cabildo, que es la Ciudad Deportiva, que es un lujo. Hasta hace poco no teníamos nada que ofrecer a los chicos que querían jugar en el Tenerife. Ahora, tenemos unas instalaciones que son un privilegio, que se sitúan entre las 8 o 10 mejores de España y que anima a los padres cuando hay que tomar una decisión. El Tenerife ahora reúne las condiciones de infraestructura, de atención, de empatía y de cariño y esa es una parte muy importante. Con estos acuerdos intentamos propiciar el roce, la cercanía, la proximidad, que sea algo familiar, para que el padre tenga una opción próxima. Yo creo que, en ese sentido, trabajamos para que el club sea más empático con nuestra gente”.

-¿Cuál es el objetivo real de la próxima campaña, sabiendo ya los equipos que bajan de Primera, los que se quedan de Segunda y los que suben de Primera RFEF?

“Pues salimos con el mismo objetivo de la temporada pasada, es decir, tenemos que ponernos objetivos realistas y el objetivo realista es pelear por estar en el último momento en ese cuadro de honor. Para estar ahí, estamos dedicando los esfuerzos, pero lo importante es que tengan acierto tanto el cuadro técnico como los jugadores. Ya sabemos que esto es un juego con aciertos y desaciertos, la suerte es un factor muy importante también en el fútbol, por eso nosotros intentemos que esos efectos colaterales no influyan en el objetivo final. Nuestra magnífica afición necesita que le demos una satisfacción y esa satisfacción es vernos luchando ahí, por esos puestos”.

TE PUEDE INTERESAR