santa cruz de tenerife

Un muro en el puente Zurita lleva 17 años en espera de una solución

Vecinos del barrio de Salamanca piden al Ayuntamiento capitalino que actúe contra esta barrera arquitectónica, de ámbito privado, que deja a los peatones sin acera para transitar
Un muro en el puente Zurita lleva 17 años en espera de una solución
El muro del puente Zurita obliga a los peatones a invadir la calzada. | Fran Pallero

Han pasado 17 años, pero los vecinos del santacrucero barrio de Salamanca siguen sin ver solución a su histórica lucha contra un muro de cemento, de obra privada, que invade parte de una de las aceras del puente Zurita, por la que se hace casi imposible transitar sin tener que invadir la calzada. La asociación de vecinos La Arboleda encabeza la demanda contra el Ayuntamiento de Santa Cruz, al que le exige que actúe contra esta barrera arquitectónica y restablezca el ancho de la acera.

El problemático muro, ubicado frente a la parada del tranvía, en la avenida Islas Canarias, representa un grave peligro para los peatones, pues “la circulación de dos carriles de vehículos, unido al paso del tranvía, se complica con la presencia de esta pared que, en su día, se construyó para una obra privada que, finalmente, quedó paralizada”, alegan los residentes.

Se trata de una tapia en el olvido que, desde hace años, invade la acera pública, haciéndola casi intransitable debido a la estrechez del espacio, lo que impide a personas de movilidad reducida, con bastones o carritos de bebé o de la compra, atravesar esta acera sin correr riesgos.

Desde La Arboleda, denuncian el peligro que representa este muro, hoy lleno de grafitis, desde que se construyó el tranvía. “Hemos tenido reuniones con el ayuntamiento en los últimos años y nos dicen que es compleja la solución, pues el ensanchamiento obliga a ocupar parte de una propiedad privada. No obstante, creemos que es un problema que ha de solucionarse con una obra de urgencia, antes de que haya un incidente. Con desplazar un metro y medio hacia atrás la pared, colindante con un solar abandonado, la acera gana más espacio”.

Los vecinos han consultado el visor de Grafcan, adscrito a la consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial de Canarias, para comprobar que la propiedad de la acera es pública. “El perímetro de la parcela del catastro está desplazada por error; por tanto, el muro es el que invade la propiedad pública de la acera”, destacan.

En este sentido, el secretario de La Arboleda, Jesús Triana, afirma que “estamos en una de las vías más transitadas de la capital, pues circulan a la vez coches y tranvías, lo que implica un peligro añadido para los peatones. Son 17 años esperando por una solución y es hora de que se negocie con el dueño del solar para llegar a un acuerdo”.

TE PUEDE INTERESAR