La Red Sísmica Canaria (RSC) ha detectado ayer viernes a las 15.28 horas un evento sísmico de largo-periodo (LP) localizado en los alrededores del Teide, a una profundidad de 10 km. La magnitud de este evento es de 1,8 y es uno de los eventos LP de mayor amplitud registrado desde la puesta en marcha de la RSC en el mes de noviembre de 2016, según ha informado Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) .

Igualmente, desde la 17.09 hasta las 18.50 horas de ayer, la Red Sísmica Canaria ha registrado un enjambre de más de 500 eventos sísmicos de largo periodo LP. Sus características son similares al enjambre sísmico registrado el 2 de octubre de 2016, cuando se registraron más de 700 eventos sísmicos de largo periodo durante 5 horas. El origen de estos enjambres sísmicos está probablemente relacionado con la inyección de fluidos magmáticos en el sistema volcánico-hidrotermal de la isla Tenerife.

Según informa el Involcan, esta actividad se encuentra en consonancia con la sismicidad registrada en la isla de Tenerife durante los últimos tres años y añade que la ausencia de deformaciones significativas del terreno hace poco probable la implicación directa de un sistema magmático superficial. Desde el Instituto indican que, a corto plazo, no se puede excluir que puedan producirse más terremotos de pequeña magnitud y de entidad parecida al ocurrido el 6 de enero 2017. Por otra parte, puede excluirse la ocurrencia de terremotos capaces de generar daños a corto plazo.

El Involcan continúa fortaleciendo sus trabajos de I+D en el ámbito de la monitorización de la actividad volcánica de la isla de Tenerife y ello ha permitido el desarrollado un sistema de detección automática de eventos sísmicos de largo-periodo (LP). A fecha de hoy es la única institución volcanológica que dispone de este sistema automático gracias al proyecto TFvolcano financiado por el Programa Tenerife Innova que coordina el Área Tenerife 2030 del Cabildo Insular de Tenerife.