El Partido Popular en el Puerto de la Cruz informa de que en el transcurso del Pleno del pasado mes de junio se aprobó retirar las competencias en materia de otorgamiento de licencias urbanísticas al Consorcio de Rehabilitación Urbanística del Puerto de la Cruz, con los votos de Partido Socialista y Asamblea Ciudadana, y tras constatar el Partido Popular que “esa decisión no fue acordada ni con la gerencia del mencionado órgano, y ni siquiera comunicada al mismo”.

Para el Partido Popular portuense, “esta imposición, que emana de los socios
comunistas del gobierno de la Ciudad, no cuenta con el visto bueno del Cabildo ni
con los de la Comunidad Autónoma, quienes han expresado su sorpresa por el
posicionamiento del gobierno de la ciudad al respecto”.

La postura del gobierno local supone que la Ciudad pierda una herramienta
fundamental para poder avanzar a un ritmo adecuado en relación a la
modernización de las instalaciones turísticas de la ciudad, que pone de manifiesto
que “el alcalde está al servicio de los dictados de Asamblea Ciudadana, cuyo único
interés conocido hasta el momento es la organización de fiestas”.

El presidente del Partido Popular en Puerto de la Cruz, Ángel Montañés, considera
que “en este momento el alcalde de la Ciudad tiene una oportunidad para corregir
esta fatídica decisión que adoptó en el último Pleno, de forma injustificada y
aplicando el rodillo, y que desde diferentes sectores del ámbito turístico califican con
estupor de ‘torpeza’”, a lo que agrega que “esa corrección permitiría un importante
impulso de la inversión privada, con el objetivo de que la rehabilitación turística no
se vaya a otros destinos”.

En este sentido, Montañés recalca que “el gobierno debe centrarse y sopesar las
pocas decisiones que toma en materia de gestión de la ciudad, que como en este
caso, suelen ser poco certeras, seguramente porque la atención de quienes las
toman se centra en colocar peces en la fachada del Ayuntamiento o contar cuántas
luces de fiesta se han colocado”.