El consejero del PSOE Pedro Martín ha sido elegido este miércoles nuevo presidente del Cabildo de Tenerife al prosperar la moción de censura presentada por su partido, Sí Podemos y los consejeros Enrique Arriaga y Concepción Rivero –suspendidos cautelarmente de militancia por Cs– contra el nacionalista Carlos Alonso (CC).

Tras una larga y tensa sesión que fue suspendida hasta que se aclaró legalmente la compatibilidad del consejero de Sí Podemos, José David Carballo –trabajador de una empresa pública dependiente de la corporación– Martín cuenta con el apoyo de 16 consejeros que le otorgan la mayoría absoluta en la corporación, por los 15 que suman CC y PP, que hasta hoy mantenían un pacto de gobierno en la institución –el nacionalista José Manuel Pitti no asistió–.

Martín, Licenciado en Psicología por la Universidad de Barcelona, es alcalde del municipio sureño de Guía de Isora desde 1995 y ha sido diputado autonómico y vicepresidente primero de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), y recupera para el PSOE el bastón insular tras 32 años de gobierno ininterrumpido de CC.

ALONSO CRITICA UNA MOCIÓN “CON DOS TRÁNSFUGAS”

Martín ha comentado que el PSOE no compartía decisiones cuando cogobernaba con CC, como evitar la compra del edificio de Antonio Plasencia en Cabo Llanos, las “descalificaciones permanentes” a consejeros del PSOE en el Cabildo o la renovación de Las Chumberas.

Ha dicho también que se abre una nueva etapa en la isla en la que potenciará la creación de empleo, el emprendimiento y la innovación, con “políticas coordinadas” con el Gobierno regional y la formación y recuperación de fincas en el sector primario, advirtiendo de que el Cabildo debe “liderar” el proceso de construcción y rehabilitación de carreteras.

Ha propuesto la creación de un plan de movilidad, impulsar la igualdad o ayudar a la mejora de la sanidad o la educación aunque las competencias del Cabildo sean limitadas, lo mismo que en dependencia, que será un “objetivo fundamental”, por lo que ha anunciado la construcción de nuevas residencias públicas.

Asimismo, ha valorado la “coherencia y lealtad” de Cs y la posición de Sí Podemos, que ha antepuesto los cargos a los programas e ideas, al tiempo que ha tendido la mano a CC y PP en aras del consenso y en favor del desarrollo de Tenerife.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha comentado que la censura se sustenta en “un folio” que busca una alternativa política, negando que CC quiere “patrimonializar” el sector público, pero entiende que “tres párrafos y una línea” no justifican el cambio.

Alonso apunta que “lo importante es el qué, no el quién”, y el discurso de Martín “no aporta nada nuevo”, pues critica la dependencia, cuando se han aumentado plazas o la movilidad, con una nueva política de tarifas para colectivos especializados.

Ha relatado también el aumento de fondos para la lucha contra la violencia de género, la política de becas e inmersión lingüística, una “inversión histórica” en carreteras, el Premio Nacional en Artesanía, el programa Tenerife 2030 o la gestión en vivienda, medio ambiente o seguridad, “que ha estado en manos del PSOE”.

Alonso ha incidido en que el pacto del PSOE con Podemos y Cs no se entiende viendo la ‘mala relación’ que hay a nivel nacional entre las tres formaciones, aparte de que se sustenta “en dos tránsfugas” e incumpliendo el Pacto Antitransfuguismo.

“Esta no es la mejor manera de empezar el nuevo Gobierno”, ha señalado, cuestionando si no es indigna la manera de acceder a la Presidencia.

Ha apuntado también que un gobierno con 13 consejeros “no da más estabilidad” al Cabildo, y desde el punto de vista personal, ha dicho que CC va a mantener su apuesta por el desarrollo de la isla, intentando promover el Pacto por Tenerife con nuevas acciones.

Enrique Arriaga, portavoz del Grupo Mixto (Cs), ha comentado que se censuran “los seis años de gobierno de Carlos Alonso y los 32 años de CC”, dejando claro que no son tránsfugas y sí consejeros de pleno derecho, pese a los intentos de “manchar” su imagen.

Ha comentado que han sido “coherentes” con la “palabra dada” durante la campaña electoral, resaltando que la “nueva política” es “hacer lo que se dice” y no plegarse a los “poderes fácticos”.

ARRIAGA DEFIENDE LA “COHERENCIA”

Arriaga ha criticado también la “soberbia” de CC y subrayado que “nunca” hubo un pacto con CC y PP. “En nuestra decisión no hay inquina, solo coherencia”, ha destacado.

En su opinión, se abre una “nueva etapa” para que la isla “avance” y con tinerfeños “libres e iguales”. “Aportaremos frescura y capacidad de diálogo”, ha señalado.

María José Belda, portavoz de Sí Podemos, ha lamentado la tensión generada por la posible incompatibilidad de uno de sus consejeros, alertando de la “ineficacia” y “total incompetencia” de CC para resolver los problemas de los ciudadanos, además de otros casos de “corrupción” como Sinpromi, Recinto Ferial o las tarjetas de Turismo de Tenerife.

Ha señalado que hay motivos para “desalojar” a CC de la Presidencia del Cabildo porque se ha perpetuado un “entramado” donde “unos pocos” gestionan la mayor parte de las oportunidades que hay en la isla. “Se nos ha inculcado ser amables con quienes nos roba”, ha explicado.

Belda ha mostrado confianza en el nuevo Gobierno –su grupo queda fuera y dará apoyo en los plenos– con un “apoyo firme” pero sin que sea un “cheque en blanco”. “No hemos llegado a la política por los sillones”, ha destacado.

Lope Afonso, portavoz del PP, ha comentado que la moción de censura es lícita y democrática, defendiendo su pacto con CC, porque aunque han sido “críticos” con la formación nacionalista, optaron por mejorar la isla “desde dentro”.

Ha dicho que Cs se iba a sumar al pacto de gobierno “al menos hasta 90 minutos antes” de la presentación de la moción de censura y una vez se resolviera su propia situación judicial -está pendiente de sentencia del caso mercadillos–.

Afonso ha tildado a Arriaga de “nuevo Churchill” y criticado su falta de respeto en las negociaciones: “Usted solo ha conseguido extender una mancha grande sobre un acto democrático como el de hoy”.

Le ha acusado de “emponzoñar” la política insular que va a acabar con su posible expulsión de Cs, lo que les sitúa como “eventuales tránsfugas”, alertando de si Podemos va a ser un “elemento decorativo” o va a “condicionar” la acción de gobierno.

UN “DÍA TRISTE” PARA EL CABILDO, SEGÚN BERNABÉ

Marian Franquet, portavoz del Grupo Socialista, ha dicho que han sido muchas semanas de trabajo negociador para buscar puntos de acuerdo con partidos “ideológicamente distintos” pero unidos en la necesidad del “cambio” solicitado por la ciudadanía.

Ha apuntado que Alonso ganó las elecciones y fue investido presidente, pero cabe la moción de censura, destacando que Martín se compromete a gobernar “con todos y todas” y que no se va a “entretener” con “ruidos y broncas”.

El portavoz del Grupo Nacionalista, Alberto Bernabé, ha dicho que es un “día triste” para el Cabildo porque se ha presentado una censura por primera vez en 106 años y basada en la “inquina, la sinrazón y la traición”, pues dos consejeros de Cs que la impulsan están suspendidos de militancia.

“Debería llevar a una reflexión sincera”, preguntándose si “vale la pena” llegar al poder con dos tránsfugas, un gobierno en “minoría inestable” y un apoyo “no gratis” desde fuera de Sí Podemos.

El Pleno estuvo suspendido algo más de una hora, a petición de la presidenta de la Mesa de Edad, Juana María Reyes, ante las dudas legales planteadas por CC sobre si el consejero de Sí Podemos, José David Carballo, podía presentar la moción de censura al tener una relación laboral con el Cabildo.