Fotografía (Ángel Hernández, con su esposa María José Carrasco) / EL PAÍS / CARLOS ROSILLO

No, no es una broma pesada, la abogada de Ángel Hernández lo reveló este miércoles al medio de comunicación El País, el titular del Juzgado de Instrucción Número 25 de Madrid, que instruye el caso por el suicidio asistido de María José Carrasco, enferma terminal de esclerósis múltiple desde hace cerca de 30 años, con ayuda de su marido Ángel Hernández, se ha inhibido en favor del juzgado de violencia contra la mujer.



Cabe recordar que todo quedo grabado, el proceso integro, el hombre y su mujer quisieron dejar todas las pruebas, en los vídeos ella ratificaba que su deseo era morir por su tremenda enfermedad, él le acerco con sus manos un vaso con pentobarbital sódico que ella misma había adquirido por Internet cuando aún podía valerse algo por sí misma.

María José Carrasco intentó quitarse la vida años antes y su marido siempre lo impidió. Entonces pactaron que él la ayudaría cuando ella se lo pidiera.