El presidente de Puertos de Las Palmas y dirigente del PSOE, Luis Ibarra, afronta 2021 con la mirada puesta en el torrencial de dinero al que tienen acceso los puertos africanos procedentes de capital chino y árabe. Llegado en septiembre de 2019, Ibarra se propone mejorar el marco tarifario, captar nuevas inversiones así como aumentar la oferta tecnológica y cultural en el Puerto de Las Palmas. El también responsable de la Secretaría de Área de Asuntos Económicos y Empleo del PSOE grancanario defiende la cordial relación con Puertos del Estado. Hace 20 años comenzó su actividad profesional en la auditora norteamericana E&Y, posteriormente este licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de la Laguna se convirtió en jefe de unidad en la Audiencia de Cuentas de Canarias. En clave política, fue consejero de consejero de Hacienda del Cabildo de Gran Canaria y desde 2011 es presidente de Puertos de Las Palmas salvo un corto periodo que estuvo en manos del PP. Para Ibarra, Puertos de Las Palmas se ha empleado en la creación y dotación de actividad y contenido de esta Sección Regional, potenciando la cooperación Canarias-África e incidiendo en la formación al continente africano. “Lo que nos ha permitido consolidarnos con fuerza y voz propia dentro de la organización internacional”, apunta.

Pregunta: ¿Cómo marcha el negocio del Puerto?

Respuesta: Históricamente, el desarrollo de los puertos africanos siempre conlleva más oportunidades que han supuesto oportunidades para el Puerto de Las Palmas. Esta situación se ha cambiado en los últimos años; pero sí es verdad que en estos momento nos llena de preocupación. Ahora mismo el Puerto tiene sectores como reparaciones navales donde cada vez tenemos más operaciones, reparaciones de altísimo nivel en el mundo off shore, donde sabemos que no hay ni puertos ni capacidad técnica en toda la zona del mundo para competir con el Puerto de Las Palmas, por lo tanto va a seguir uno de nuestros principales activos. Tenemos que hacer una autoreflexión porque este puerto ha sido más caro que el resto de puertos africanos o europeos. Estamos en una dinámica a ver si la reconversión de la estiba, con los acuerdos sobre la actividad de 200 estibadores, pactada con este colectivo profesional, nos permite recuperar porque, por primera vez, se nota que los puertos africanos con competidores directos.

P: ¿Entonces?
R. Tenemos que hacer autocrítica ya que vivimos en un mundo cada vez más globalizado y ahí sí tenemos el peligro real de que nos quedemos con una terminal de contenedores con mucha carga menos de lo que inicialmente se esperaba de ella.

P. ¿Qué medidas hay inmediatas en su agenda?
R. El objetivo que tenemos es evidentemente en 2020 llegar a un acuerdo con MSC. Es ahora mismo el principal acuerdo que llevamos varios años pendiente de ello. Nosotros hemos hecho a ellos una propuesta bastante coherente a MSC. Yo creo que tenemos una hoja de ruta acordada desde hace tiempo donde hemos modificado la zona de maniobras, como nos había solicitado, estamos haciendo ahora mismo una inversión de un millón de euros para que el muelle pueda soportar futuras ampliaciones de grúas, y estas propuesta que ya está en las manos de MSC se ha quedado también pendiente de una visita que se ha ido suspendiendo por un problema aéreo y porque con el coronavirus MSC decidiera impedir reuniones a nivel internacional a no ser que fuera muy urgente.

Yo creo que tan pronto llegue la primavera y aumenten las temperaturas, todo lo que pueda ser la contención del coronavirus se relajen, tendremos esa reunión para anunciar en un mes o dos meses esos acuerdos con MSC, que conlleve un aumento de la vida de la concesión de la terminal de contenedores. MSC es la segunda naviera y la primera pendiente de ser número uno en carga y al final estas decisiones se toman en la mesa del presidente de la compañía y el presidente de la Autoridad Portuaria. A nivel técnico ya tenemos las cifras están bastante consensuadas y espero que sea simplemente una cuestión de poder vernos personalmente y cerrar el acuerdo.

P. ¿Qué capacidad de maniobra hay?
R. Estamos hablando que inicialmente haya un incremento sustancial respecto al movimiento que ha tenido en los últimos años, sobre todo en 2019, cuando se ha reducido bastante el movimiento, y a partir de ahí a tener leves incrementos hasta intentar acercarnos a la cifra del millón de Teus.

P. ¿Se recuperará la pesca en fresco?
R. Sí. Es un tema que se nos quedó pendiente del anterior mandato. Es una demanda del sector y de Sanidad Exterior, y parte de la historia de este puerto. Se va a construir una fábrica de hielo que permita apoyar a todos los barcos que están faenando en nuestras cercanías y vengan aquí. Buena parte del pescado fresco procedente de Mauritania están llegando en avión y servirá para que el pescado venga directamente en embarcaciones pesqueras. Creo que es posible que ya hay alguna empresa que ha manifestado interés. En los próximos dos meses podremos anunciar un acuerdo con una de las empresas que ha estado vinculada al sector del pescado y frío para que retome la actividad fresca en el Muelle de La Luz.

El presidente del Puerto de Las Palmas defiende que “mantenemos el pulso en garantizar un espacio para la conectividad del Puerto de La Luz con el resto de islas y la Península y seguramente, en los próximos meses, ya con tráfico Ro-Ro con el continente africano” y que “porque disponemos de los elementos precisos para ello y tenemos que convertir nuestra fortaleza y ubicación en tres continentes y la cercanía con África en nuestro mayor aliado. Estoy seguro de que seremos capaces para este proyecto de aprovechar esa conectividad con el continente vecino y, una vez más, alcanzar las metas que nos hemos marcado. Somos el mayor puerto europeo en el continente africano y este es un proyecto necesario para La Luz”.