Marruecos planea impulsar la actividad económica en sus provincias del sur, incluidas Guerguerat y Bir Gandouz, es decir, convertir la región de Dakhla-Oued Eddahab en un centro de intercambio estratégico entre Marruecos y otros países africanos. Lo mismo que oferta Canarias a empresas internacionales.

Rabat tiene como objetivo establecer zonas comerciales en la frontera de El Guerguerat y Bir Gandouz, cada una con una superficie de 30 hectáreas. La inversión requerirá un presupuesto de 18 millones de euros.

El gobierno marroquí ya ha anunciado licitaciones de proyectos destinados a atraer inversores y mejorar la infraestructura en la región para fomentar las inversiones nacionales y extranjeras. Guerguerat ha servido durante mucho tiempo como una encrucijada vital entre Marruecos y África Occidental.

La frustración estalló el año pasado en octubre cuando el tráfico de mercancías y civiles se vio afectado negativamente por las maniobras militares del Polisario en la zona. Debido a la importancia de la región, varios países denunciaron los actos del Polisario y enfatizaron la importancia de mantener la seguridad regional para evitar interrupciones que afecten el tráfico de mercancías en la región.

Muchos en la comunidad internacional también elogiaron el despliegue de sus fuerzas militares por parte de Marruecos para restablecer las actividades en la región. Así, la región de Guerguerat y Bir Gandouz experimentó desarrollos geoestratégicos, aumentando la seguridad en el paso fronterizo marroquí-mauritano.

El proyecto también busca beneficiar a las pequeñas y medianas empresas e industrias en una variedad de sectores, incluidos los encargados de almacenes, transitarios, agentes de carga y otros servicios como banca, tiendas, entre otros. La cantidad de camiones que transportan mercancías se estimó en 18.553 vehículos en la primera mitad de 2021 en comparación con 15.532 durante el mismo período del año anterior. El volumen de estos vehículos superó las 380.000 toneladas en 2021, en comparación con las 350.000 toneladas en 2020.

El valor total de los bienes ascendió a 472,64 millones de euros en comparación con los 405,12 millones de euros durante el año pasado. Los proyectos en Bir Gandouz y Guerguerat forman parte del programa de desarrollo de Marruecos para las provincias del sur. El país busca impulsar los negocios y el comercio en la región en beneficio de la población local.