El puerto de Las Palmas es el único que mantiene el tipo en la batalla por el negocio portuario frente a Tánger. Esto se debe al plantón dado por los estibadores del puerto del Algeciras: más de 400 estibadores aducen que tienen familiares enfermos por coronavirus para ausentarse del puesto de trabajo. Tánger Med sigue abierto. Los barcos continúan sus paradas, la carga continúa descargándose de los barcos, las aduanas y todos los departamentos involucrados trabajan normalmente para apoyar la economía de Las Palmas.

Todos los servicios de la autoridad portuaria de Tanger Med están operativos, ya sea la oficina del capitán del puerto, pilotando, remolcando o amarrando, para garantizar llamadas marítimas en las mejores condiciones. Solamente está parada la parte de viajeros. En Algeciras, el comité de empresa de los estibadores había planteado “el establecimiento de un plus o garantía económica abonable a los trabajadores de la estiba durante la vigencia del estado de Alarma decretado por el Gobierno de España”, informa Efe.

Cuando hay una caída global en los flujos, esto no significa que afecte a todos los puertos de la misma manera. Los armadores toman decisiones estratégicas eligiendo puertos prioritarios, con el menor número de desviaciones, durante este período difícil. La posición geográfica de Tánger Med le permite continuar operando de manera bastante estable a pesar del exceso de celo que hay en Algeciras. Tánger Med, con sus dos puertos, ha establecido un plan de continuidad para garantizar operaciones portuarias, los 7 días de la semana y las 24 horas del día.

El puerto de Algeciras (Cádiz) es el más importante de España. Detener totalmente su actividad de estiba y desestiba durante un período implica un daño de imagen por el efecto en cadena que produce en reputación internacional, según la tesis del Centro Portuario de Empleo (CPE) Bahía de Algeciras. Fue el 31 de marzo le ha sido imposible atender el requerimiento de las empresas estibadoras del Puerto de Algeciras, “ante la falta de disponibilidad de los cerca de 1.800 trabajadores de su plantilla”.

“La ausencia de trabajadores ha supuesto la paralización de la actividad de estiba/desestiba en ambos centros de trabajo -en APM Terminals y en Total Terminal International Algeciras-“, añade la nota. EL CPE Bahía de Algeciras explica que esta ausencia se produce después de que representantes de los trabajadores y de la dirección de las empresas estibadoras y del CPE hayan manteniendo reuniones de trabajo con el objetivo de establecer la mejor operativa en las terminales de Algeciras en esta época y para reforzar las medidas de higiene para minimizar la expansión del COVID-19.