Sorprendidos se quedaron dos agentes de la Policía Local de Granadilla de Abona cuando, teniendo que realizar un servicio en El Médano, fueron recibidos, directamente, a pedradas.

Ocurrió en el día de ayer y, por el momento, no se conocen los motivos de la intervención, aunque, al parecer, no es la primera vez que ocurre algo similar en la zona.

Los agentes, con aplomo, mantuvieron la calma ante la provocación del hombre.