yacimiento de telurio

Ocho países probarán sacar minerales submarinos antes de 2020 en Azores

El mar de Azores será objeto de un primer intento de extraer los recursos mineros submarinos en el mundo. DA

Mientras en España organismos científicos y el Gobierno estatal apuntan a que aún faltan años de desarrollo tecnológico (10 o 20, según algunos investigadores) para poder extraer los recursos mineros submarinos como los encontrados al suroeste de Canarias, Alemania lo tiene claro: antes de 2020 va montar con Portugal, y la colaboración de seis países más, la primera base en el mundo para explotar esta riqueza bajo el mar. Según informó ayer ABC, el Gobierno germano no va a esperar a que España aclare con la ONU qué ocurre con sus aguas territoriales para extraer telurio, de modo que, con cargo al Plan Juncker, ha decidido llevar el peso financiero de este proyecto en Azores.

Esta noticia demuestra que la minería submarina no es ya ciencia ficción y que los Gobiernos europeos ya se están moviendo ante las importantes reservas de materiales estratégicos que esconde la superficie del océano. De acuerdo con la información de ABC, Azores no solamente acogerá una plataforma fija de investigación con ocho países y 45 entidades internacionales diferentes, ninguna española, sino también de extracción.

A diferencia de los montes submarinos situados a cientos de kilómetros al suroeste de Canarias, pendientes de una resolución de la ONU a una solicitud de España para extender su jurisdicción hasta esa zona, en Azores el control de las aguas está más claro. ABC mencionó además la existencia de protestas ecologistas sobre este proyecto. La bióloga norteamericana Sylvia Earle, que ha participado en la edición de El océano secreto de Jean-Michel Cousteau, asegura que lo que está a punto de suceder en Azores “es una apropiación de tierras invisible”. La UE rivaliza así con otro proyecto de capital privado y público en Papúa Nueva Guinea, donde se van a extraer en 2018 sulfuros polimetálicos, ricos en cobre y oro, en un yacimiento a 1.600 metros de profundidad.
En el proyecto de Azores participan empresas privadas, algunas no europeas, y otras públicas. Reino Unido tiene intereses en este consorcio, y por ello su buque oceanográfico James Cook hizo allí catas en 2016 antes de venir al suroeste de Canarias a confirmar sus más de 2.600 toneladas de telurio en el monte submarino Tropic, a unas 250 millas náuticas de El Hierro.
Los análisis muestran que el sistema cordillera del Atlántico cerca de las Azores tiene un fondo marino con depósitos masivos de materiales como los hallados en Canarias.
El Instituto Geológico y Minero (IGME) de España ha constatado que la cordillera submarina canaria, con más de 100 montañas volcánicas a lo largo de 1.350 kilómetros (conocidas como las abuelas de Canarias) contienen no solo telurio, sino también cobalto, tierras raras, níquel y platino, metales de gran valor para aplicaciones tecnológicas (el telurio, para telefonía móvil y paneles solares).

Más noticias
Pedro Sánchez cierra su visita a Canarias con un acto en La Palma

El investigador del IGME Javier González calculó que hasta dentro de 10 o 20 años no podría desarrollarse tecnología para minería submarina. Alemania y Portugal, por lo que parece, quieren adelantar ese plazo.

El PSOE exige a Rajoy que intensifique la diplomacia para lograr la titularidad de los montes submarinos

El diputado regional del PSOE Gustavo Matos anunció ayer que su partido llevará iniciativas ante el Parlamento canario y el estatal sobre el hallazgo de riqueza mineral en montes submarinos al suroeste de Canarias. Ante la Cámara autonómica, Matos propondrá instar al Gobierno de Rajoy a “intensificar su labor diplomática” para lograr ante la ONU la titularidad de esas aguas. Además, el PSOE pedirá instar a que las instituciones científicas canarias (citó a las dos universidades públicas y al Instituto Tecnológico) participen en los proyectos de investigación sobre esos recursos mineros. Y también solicitará que se salvaguarde el equilibrio medioambiental en la posible extracción.
El diputado tachó de “timorata” la reacción del presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, ante este descubrimiento y demandó que “Canarias se prepare para estar desde el principio en ese camino, pues la tecnología avanza a gran velocidad y esos recursos se podrán extraer”. A su juicio, si él hubiera sido Clavijo “ya habría pedido una reunión urgente con el ministro de Industria”, al tiempo que lamentó la “falta de contundencia” del presidente canario “ante la deslealtad y el trato colonial” del Ejecutivo estatal por no informar a Canarias de este hallazgo.

TE PUEDE INTERESAR