El autoconsumo, sin energía en Canarias, con solo dos instalaciones solares en siete meses

El Gobierno canario y Gustavo Matos (PSOE) se quejan de que el real decreto promovido por Soria ha sido negativo para las Islas y reclaman su modificación para favorecer la implantación de paneles fotovoltaicos
Instalación de paneles solares en la azotea de un edificio. / EP
Instalación de paneles solares en la azotea de un edificio. / EP

El llamado autoconsumo energético -producción de electricidad de manera propia en viviendas o empresas-no avanza en Canarias. Y eso que sol, sobra. Así lo ha constatado el Gobierno regional, cuya consejería de Industria solo ha recibido dos solicitudes para este tipo de instalaciones solares en ocho meses. Justo desde que, en octubre entrara en vigor el real decreto 900/2015 que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas de esta modalidad de generar electricidad. Una regulación que promovió el dimitido ministro José Manuel Soria.

A preguntas del diputado del PSOE Gustavo Matos, el consejero de Industria, Pedro Ortega, respondió en el último pleno del Parlamento regional que este decreto “no cumple con las expectativas creadas, al no valorar los excedentes de energía, lo que se conoce como balance neto, de modo que se rentabilice la generación y posibilite una implantación masiva”.

Además, subrayó que “los peajes y cargos que establece el decreto minimizan el posible ahorro económico” a quien use paneles fotovoltaicos. “Los efectos de la aplicación de este decreto son lamentablemente no positivos”, dijo.

Por ello, insistió en que el Gobierno canario quiere que se modifique para que el autoconsumo sea viable económicamente. De momento, precisó, se ha logrado que la desalación de agua quede exceptuada, aunque al estar el Ejecutivo central en funciones no ha podido entrar en vigor el cambio.
Admitió Ortega que es positivo que el llamado impuesto al sol no se aplique en Canarias, pero “solo es una medida temporal y debemos conseguir que sea a perpetuidad”.

Asimismo, anunció que pedirá a la Comisión Europea que en la directiva de energías renovables para 2020-2030 se recoja la excepcionalidad de las regiones ultraperiféricas, como Canarias, para facilitar el autoconsumo energético.

Por su parte, Matos enfatizó que “se nos fue el ministro Soria pero nos dejó esta complicada herencia, una malísima regulación, que nos regaló el Gobierno del PP en los últimos suspiros de la anterior legislatura”. Una opinión que, a juicio del diputado socialista, “certifica” el dato de solo dos instalaciones de autoconsumo en Canarias con la nueva norma.

Y subrayó que “decir que aquí no se pagará el impuesto al sol es una verdad a medias, porque solo es una exención temporal, lo que no incentiva la inversión”. Su esperanza es que a partir del 16 de junio haya un nuevo Gobierno central que cambie esta política.

TE PUEDE INTERESAR