La capital revisará el proyecto y los usos de la Casa Mascareño

El área municipal de Patrimonio dispondrá de 100.000 euros de presupuesto en 2017
La Casa Mascareño, declarada BIC, es uno de los inmuebles que cuentan con un proyecto de intervención. / A. G.

El área municipal de Patrimonio, que vuelve a estar bajo la dependencia funcional de Cultura, contará para 2017 con 100.000 euros, un dinero que se destinará principalmente a la organización de jornadas de concienciación sobre el patrimonio histórico y a la revisión de proyectos como el de la Casa Mascareño o el cementerio de San Rafael y San Roque. El primero de los inmuebles fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2008 y cuenta con un plan director desde 2010, una antigüedad que obliga a revisarlo. Además, los usos previstos, sede de la oficina del Distrito Salud-La Salle, han cambiado, puesto que estas dependencias se han ubicado en el parque La Granja. “Aún no está decidido a qué se dedicará. Antes tenemos que actualizar el proyecto y es uno de los objetivos de 2017”, detalló la edil de Patrimonio, la popular Yolanda Moliné.

Yolanda Moliné, concejal de Patrimonio histórico, en las obras de rehabilitación del cementerio de San Rafael y San Roque | DA
Yolanda Moliné, concejal de Patrimonio histórico, en las obras de rehabilitación del cementerio de San Rafael y San Roque | DA

La concejal quiso poner en valor un área que es “muy transversal”, aunque carece de capacidad inversora en obra, algo que harán Urbanismo e Infraestructuras. En cuanto a la rehabilitación integral del cementerio de San Rafael y San Roque, el Cabildo ya le ha remitido el documento original para su actualización.

El resto del presupuesto se destinará a poner en valor el patrimonio con jornadas o exposiciones como la que hoy se presenta en el colegio de El Chapatal y que tiene carácter itinerante por los institutos de la Isla. “Además, junto al Cicop, pondremos en marcha un gestor de patrimonio, una herramienta informática que nos permitirá difundir lo bienes muebles e inmuebles de la ciudad y que estará abierta para recibir las sugerencias ciudadanas”. Será también el Cicop el que dé los primeros pasos para recopilar la información etnográfica del municipio en otras administraciones, “para ya en 2018 elaborar nuestra propia carta”, detalló Moliné. Tanto el Plan Estratégico de Gestión del Patrimonio, un documento básico para marcar la hoja de ruta de la capital en este aspecto, como el funcionamiento del Consejo Municipal de Patrimonio se desarrollarán en 2017.

BENEFICIOS FISCALES

Moliné solo pudo avanzar que durante 2017 se seguirá estudiando la posibilidad de bonificar fiscalmente a los dueños de inmuebles protegidos, así como dar subvenciones para obras de rehabilitación de fachadas e inmuebles n

TE PUEDE INTERESAR