Lope Afonso: “Lo que necesita Canarias no es escapar con un Gobierno en minoría”

Con tan solo 37 años ha conseguido ser alcalde del Puerto de la Cruz y ocupar hace tres meses un puesto de responsabilidad dentro del Partido Popular en las Islas

Lope Afonso. | FRAN PALLERO

No puede negar que la política siempre le gustó. Desde pequeño se enzarzaba con debates políticos. En su casa siempre se hablaba de política y eso favoreció que tuviera cierto interés en lo público. El ambiente que se vivía en la Facultad de Derecho, donde estudió, favoreció su inquietud. Con tan solo 37 años ha conseguido ser alcalde del Puerto de la Cruz y ocupar hace tres meses un puesto de responsabilidad dentro del Partido Popular en las Islas, en el que se estrena con una negociación a las puertas para que el PP entre a formar parte del Gobierno de Canarias. No obstante, asegura que no hará ningún tipo de maniobra por mantener la silla. “Las reglas del juego son las que son y se deben asumir cuando uno se presenta”, recalca.

-¿Le afectaría que la Justicia fallase en su contra por la causa que tiene abierta por el tema del Mercadillo de la plaza de Europa?

“Sí, y además, injustamente. Hay que estar a lo que digan los tribunales y lo acataré siempre, esté o no de acuerdo. Pero lo que me ha dolido es que alguien intentara manchar mi honorabilidad con un tema en el que hay detrás un ánimo político. Lo dije desde el primer día en que se conoció la denuncia y lo mantengo ahora. Siempre he intentado ser coherente con mi discurso y tener una conducta intachable con la gestión de los recursos públicos, y creo que esta cuestión en ningún caso debía trascender al ámbito penal. Si había algún tipo de discrepancia, debía dirimirse en el ámbito administrativo, y que por un ánimo distinto al de esclarecer se haya llegado a este punto me resulta bastante desagradable”.

– ¿Siempre tuvo claro que el PP sería su partido?

“Sí, soy militante de Nuevas Generaciones desde que tenía 18 años, en una edad en la que todavía se está madurando y se pueden barajar diferentes alternativas. Pero yo siempre he tenido una comunión con los postulados del PP. Eso no significa que uno tenga que asumir al cien por cien el recetario, hay cosas con las que puede discrepar. Pero, en esencia, siempre ha sido el proyecto político que ha encarnado los valores con los que yo entiendo que se puede transformar la sociedad y resolver los problemas que genera la actividad económica y del ser humano. Creo que los hechos, con el paso del tiempo, han confirmado que el proyecto político del PP es el que es capaz de generar mayor rédito para la sociedad, en contraste con otros”.

-Dijo que nunca se había planteado ser alcalde del Puerto de la Cruz. ¿Ser coordinador general del partido también es casualidad?

“No. En este caso fue porque me lo propuso una persona en la que confío muchísimo y que además me ha dado siempre su apoyo y estoy dispuesto a seguir donde sea necesario, que es Asier Antona. Estar ahí es una responsabilidad muy bonita, pero tampoco me lo esperaba. Ya con ser presidente del Comité Local en el Puerto de la Cruz tenía bastante, pero es verdad que en este caso la responsabilidad es muy atractiva. No solo porque supone tener una implicación a nivel regional, sino porque es un cargo que por primera vez se instauraba en el organigrama del PP con este formato y se ha pensado en mí para desempeñarlo”.

-Entonces, ¿no le importó que Asier Antona se lo ofreciera?

“No. Obviamente lo medité, porque es una responsabilidad importante y decidí también aceptar el reto, porque creo que puedo aportar algo al partido. Pero también he sido muy franco con Asier en ese sentido y si en algún momento no cumplo con las expectativas, estoy a disposición del partido. Insisto en que no concibo la política desde la querencia de los cargos, sino desde la utilidad. En el caso del Ayuntamiento, para ayudar a los vecinos, y en el partido, para que el proyecto político de Antona pueda llevarse a cabo”.

-¿Puede compatibilizarlo bien con la Alcaldía?

“Hasta ahora he podido. Y esa es una cuestión que va a ser decisiva. Si en un momento determinado entiendo que no puedo hacerlo, también seré honesto y diré que hasta ahí puedo llegar”.

-¿Y si le dieran a elegir entre ambos, qué opción elegiría?

“Ahí no tengo dudas. Siempre he dicho que mi compromiso principal está con el Puerto, y eso creo que tanto los vecinos como el partido lo tienen claro”.

-¿El apoyo para la aprobación de los Presupuestos del Estado por parte de CC ha hecho cambiar de opinión al PP, que se ha ofrecido para entrar en el Gobierno regional?

“No ha sido en mi opinión un cambio tal y como se plantea. El PP siempre ha manifestado, antes y después de que se rompiera el pacto CC-PSOE, que es un partido con vocación de gobierno en Canarias. Otra cosa es que la composición del Gobierno lo haya dejado en la oposición y cuando se rompe el pacto se plantee que por interés para la comunidad autónoma y para los ciudadanos de Canarias que haya un Gobierno estable. A partir de ahí, hemos hecho lo que entendíamos que debíamos hacer, seguir trabajando por los ciudadanos desde la oposición y sentarnos a hablar con todo el mundo, tanto con aquellos que defendían que se podía promover una moción de censura en Canarias como con CC, que había quedado y está en minoría en el Gobierno. A esta última le presentamos una batería de propuestas con las que entendemos que puede estar todo el cambio que necesita este Ejecutivo para satisfacer los problemas de los ciudadanos. El PP ha dicho que está dispuesto a dar estabilidad, sea desde la oposición o desde el Gobierno. A día de hoy, despejada la situación con los Presupuestos Generales del Estado, el REF, la condonación del IGTE y la llegada de los recursos, se genera un escenario político y económico en el que el PP puede ser partícipe y garantizar la eficacia de esos recursos. Es un momento en el que Canarias tiene muy buenas perspectivas de crecimiento, pero todavía arrastra algunos déficits de gestión muy grandes en determinados ámbitos. Y para afrontarlos, el PP pide que se asuman esos siete grandes postulados que planteó como políticas necesarias para enderezar el rumbo de la legislatura”.

-Pero Antona ha manifestado en varias ocasiones su deseo de pactar con el PSOE para desplazar a CC, incluso con una moción de censura…

“Sí, y aunque había voces que entendían que pactar con CC no era la opción más conveniente, el Comité Ejecutivo regional acordó por unanimidad facultar a Asier Antona a que explore las vías de diálogo posibles de cara a un posible pacto de gobierno con los nacionalistas, y a partir de mañana se iniciarán, con toda probabilidad, los contactos”.

-¿Usted participará en las conversaciones?

“Dentro de las facultades que se le otorgaron a Antona está la de designar al equipo negociador que considere conveniente y que dará a conocer en los próximos días. Yo voy a estar siguiendo de cerca el proceso, no sé si dentro o fuera de la mesa de negociación, pero estaré ahí”.

-El presidente Fernando Clavijo manifestó que de momento “iba escapando bien” con un Gobierno en minoría. No parece que tenga mucha voluntad de pactar con el PP…

“No me parece muy acertada esa afirmación. Esta comunidad autónoma no necesita escapar, sino resolver los grandes problemas que tienen los ciudadanos. Esta semana conocimos, en base al Portal de Transparencia, que la lista de espera para una consulta especializada en sanidad supera los 150.000 pacientes en el Archipiélago. Es un dato muy grave. Si a eso le unimos el déficit de prestaciones sociales y de empleo que todavía tiene Canarias, aunque ha mejorado en la creación de este último -pese a que sigue por debajo de la media nacional-, es necesario que haya un revulsivo en las políticas de gobierno. Y ahora que va a tener más herramientas para propiciarlo, el PP cree que debe estar en el Gobierno para poder aprovechar esa sinergia que hay con el Estado y con las perspectivas de crecimiento que arroja el país”.

Lope Afonso. | FRAN PALLERO

-Sin embargo, Sanidad es de las áreas que el PP prefiere no tocar, porque ve con buenos ojos el trabajo del actual consejero…

“El PP no es que haya dicho que haya que tocarlo o no. Si se refiere a las preferencias por un área o por otra, no se ha hecho con ninguna consejería, al margen de las especulaciones que son lógicas en estos momentos. Lo primero que pondrá el PP sobre la mesa no son nombres ni consejerías, sino las políticas que forman la piedra angular del pensamiento de la legislatura”.

-¿La reforma del régimen electoral, por ejemplo?

“Es una de ellas. Todas las fuerzas políticas debemos concurrir en 2019 con un marco legislativo distinto sobre la proporcionalidad, que corrija el desequilibrio tan evidente que hay en la actualidad, y que la representatitividad en la Cámara sea más acorde a la voluntad de los ciudadanos de forma directa. Pero también las reformas fiscales, de la Administración, de las políticas de empleo, educativa, de asuntos sociales y de la sanidad pública”.

-Su presidente insular, Manuel Domínguez, ha dicho que lo razonable es que el PP también entre en el Cabildo de Tenerife. ¿Se baraja esta posibilidad?

“Me gustaría aclarar esto porque ha suscitado algún debate. Una cosa es que el cuerpo pida algo y otra es que se vaya a hacer algo. Si se da la posibilidad de gobernar, el PP se centra exclusivamente en el ámbito regional, no está valorando ninguna otra institución ni insular ni local. Tenemos que ser coherentes con lo que se ha estado diciendo. Venimos a dar estabilidad al Gobierno regional, no queremos generar inestabilidad en instituciones donde no la hay, más allá de que estemos o no de acuerdo con el pacto CC-PSOE en la Corporación insular”.

-¿A quién admira en el PP?

“A lo largo de estos años ha habido figuras muy importantes, pero hay algunas cuyos perfiles me atraen mucho, como el de Jaime Mayor Oreja, un referente en la democracia cristiana de España y de Europa. Con su valentía y coraje en momentos especialmente complicados en la política vasca, estuvo a la altura de las circunstancias. Por otra parte, siempre he sido defensor de la figura de Mariano Rajoy. No quiero que me vean como ventajista en este sentido. La clave para ganar en política no es un espíritu combativo, sino elevar el tono ante determinadas cuestiones. Me gusta su figura como orador, en el Parlamento no tiene parangón, es el mejor con diferencia, no solo en esta legislatura sino también en las anteriores. Me gustaría algún día tener su soltura ante la tribuna”.

-¿Y en el PSOE?

“El Felipe González de la primera época es un político que poseía un magnetismo importante. Y la astucia de Alfonso Guerra, para lo bueno y para lo malo, es digna de admirar. Es verdad que en los últimos tiempos he notado una ausencia de liderazgos en el PSOE importante. Creo que desde Zapatero hasta la actualidad el PSOE ha estado huérfano. El último quizás fue Josep Borrell, y desde entonces no ha conseguido dar con un líder así y en el horizonte tampoco se vislumbra”.

-¿El fin justifica los medios en política?

“No, una cosa es tacticismo y tener estrategia y otra es que valga todo. Y ese concepto es uno de los que ha motivado, entre otras cuestiones, el mal concepto que tienen algunos de la política. Con esa idea se han conseguido denigrar los niveles de la actividad política, donde la corrupción sigue siendo la principal preocupación que tienen los ciudadanos. La política tiene mucho más de noble que de otra cosa y eso se ha perdido con el tiempo. Ahora te encuentras con situaciones desagradables, como invertir la carga de la prueba y hacer el esfuerzo de demostrar de antemano que no eres uno de tantos que se intenta aprovechar de su paso por la política. Creo que hay mucha gente buena en política y los malos ejemplos siguen siendo pocos en relación con el conjunto. Todos tenemos que hacer el esfuerzo de demostrarle a la opinión pública que la política vale la pena y que estamos aquí porque queremos ser útiles a nuestros vecinos”.

-¿Le gustaría dirigir algún día el partido?

“Me gustaría ser útil, y si eso en el ámbito del partido requiere alguna responsabilidad el día de mañana, lo consideraré y valoraré, pero no pierdo la cabeza por eso [risas]. Nunca he sido pretencioso, nunca me he postulado para, siempre me lo han propuesto. Me gusta ir paso a paso, como la filosofía tan de moda del Cholo Simeone: partido a partido”.

“José Manuel Soria no mereció salir de la política como lo hizo”

Lope Afonso solo tiene palabras de agradecimiento para José Manuel Soria, quien contribuyó y apoyó su candidatura a la Alcaldía del Puerto. “Su trayectoria puede tener luces y sombras, pero, sin duda, no se mereció salir de la política de esa manera. Lo hizo de la forma que creyó más honesta, tras reconocer que se había equivocado. Pero a día de hoy no se le ha podido acusar de ningún delito penal ni se le ha abierto ninguna causa o investigación”. Lope Afonso insiste en que “no hay nada contra Soria”, ya que el caso Salmón quedó archivado. Todo ello, a su juicio, habla de una trayectoria pública en Canarias “que, salvo la de Jerónimo Saavedra, difícilmente se ha podido tener en los años de democracia”. Sin embargo, en su opinión, no ha tenido el reconocimiento que se merece y se le vetó de una forma “completamente desafortunada” para ocupar un puesto de asesor en el Banco Mundial. “Espero que algún día se le reconozca no solo el papel que jugó en el PP, sino en la política canaria”, subraya el coordinador general del partido.